domingo, 4 de diciembre de 2011

INGESTA, DIGESTA Y SECUELAS

 

Saludos.

Sigo bajo las secuelas estomacales del atracón de Agote que me pegué hace dos días y anoche sufrí un bocado en el corazón con la despedida de Giulio.

Se avecina un puente largo para los que tenemos la suerte de poder pillarlo (mis deseos siempre están del lado de los que no tienen, como poco, mis posibilidades) y me iré a descansar (de mi propio sustantivo tal vez, aunque por mucho que corras no puedas escapar nunca de tu sombra). Pero marcho con dos pesares y aunque no los olvide, quizás el tiempo y la distancia puedan mitigar los retortijones.

A pesar de que hoy amanece un día espléndido, fresco y soleado, la tormenta está dentro, en uno mismo, y la combate como puede. Por eso, hoy la saco fuera y la escribo. Hoy, magnífico día, hago algo que nunca antes hice y que, probablemente, no haré de nuevo.

El pasado mes de marzo, recibí un correo de José María García Melo en nombre de la Blogosfera Sevilla F.C.:

BLOGOSFERA2

No conozco a José María, no tengo el placer y ni idea de quién es o qué representa. Solo recibo un correo firmado por éste señor donde me anuncia una serie de cosas que están ocurriendo en su web, la parte que me toca en ello y que tiene a bien informarme personalmente.

Por un momento me descuadra y siento, incluso, la tentación de responderle con cierto tono. Pero no soy así. Me tomo mi tiempo, reflexiono, veo lo que hacen, cómo lo hacen, el trabajo inmenso que se toman, la labor de proyección que significa para tantos y tantos blogs que comienzan, para los inexpertos, los jóvenes, la difusión que realizan, el orgullo que pueda representar verte ahí, en la tabla, mas arriba o mas abajo… Seguramente era un acicate para muchos mejorar en sus formas y fondos. Seguramente lo consiguieron.

Nunca me gustaron las competiciones entre blogueros, los listados, las votaciones… nunca y siempre que pude, intenté escapar de ellas. A veces lo conseguí, a veces no, pero cuando escribes públicamente, debes entender que ya no es privado, que expones cosas y que te leen, que te puedan copiar, que puedas ejercer alguna pequeña parte de labor pedagógica, que te citen, que te regañen o que te halaguen y que, como ilusamente pretendía cuando inicié mi blog, no solo escribes para ti mismo porque para eso están los diarios con llavecita, como cuando niños.

Intento, en la medida que puedo soportar, ser respetuoso con todo el mundo. El respeto es parte fundamental de mi manera de ser y eso no significa, de ninguna manera, que yo sea mejor o peor que los demás. Soy yo. Punto. Y si espero que se me respete, siempre comienzo yo el trabajo.

Pero no siempre fue así y a veces he usado mi blog para atacar… cuando he sido atacado previamente. Poco, pero lo he hecho. Y confieso que puedo ser el más deslenguado, el más procaz y que conozco, por lo menos, tantos insultos o mas que cualquiera aunque sea reacio a usarlos.

Volvamos al hilo principal. Como respuesta al correo de D. José María, les escribo lo que sigue y que, repito, es un correo privado, propio entre él y yo.

Pero hoy tengo un mal día interno y lo saco porque el pastel de Agote y el postre de anoche me están corroyendo las entrañas.

“Saludos, José María.

Me va costar explicarme adecuadamente...

Permítame, ante todo, reconocer la labor que realizan porque si deben leerse 293 blogs diarios, semanales o mensualmente, su trabajo es arduo y complejo y tiene un mérito sobresaliente.

Déjeme, también, asegurarle que escribo sin acritud (que diría aquel) y que, le ruego, lea mis palabras sin el menor indicio de malestar, desprecio o desconsideración. No hay nada de eso. Tiene mi palabra de honor.

Le diré mis pensamientos tales cuales son y no se sienta atacado, menospreciado o cuestionado en su muy loable trabajo:

No soy amigo de los rankings, de ningún tipo (incluida la Wikio), porque considero que el blog  293 es, como poco, igual de bueno o de malo que el mío. O que cualquier otro. Todo aquel que se atreve a exponer ésta especie de diario íntimo a los ojos de los demás, merece mis mayores respetos y consideraciones.

Además, soy incapaz de juzgar los sentimientos que se vierten en un blog. Puede que las formas, pero detrás hay un corazón que late en blanco y rojo y una mente. Si algunos tienen mayor habilidad para expresarse, les aplaudo. Si tienen menos, también. Hay que ser valiente para escribir cada día (yo no lo hago).

Le contaré un pequeño secretillo: hace unos meses me percaté de que estaba el segundo, en Columnas Blancas, de los colaboradores con trabajos publicados. De pronto sentí un pudor enorme porque en mi manera natural de ser, el ego ocupa un lugar secundario (a veces terciario). Tan mal cuerpo me produjo que dejé de escribir allí a pesar de que Agustín (que ya no está) y Sebas no dejaban de pedirme nuevas colaboraciones. Ahora estoy el tercero y me he prometido no enviar nuevos artículos hasta que salga del top ten. Soy así y no puedo evitarlo.

Esa parte pequeña de ego que tengo se siente halagada (gracias), pero el resto, la inmensa mayoría de mis sensaciones, rechaza cualquier tipo de homenaje.

Todo siendo consciente de que no soy del todo malo escribiendo (he ganado algún premio literario que me otorgaron otros), pero de ahí a pretender destacar de cualquiera sea la forma, va un océano. Un océano que no pretender cruzar.

Le aseguro que todo esto que le cuento no es una pose. Ni falsa modestia. Es, sencillamente, que no me agrada figurar ahí arriba.

Soy un tipo algarivo, no lo olvide.

De todas formas, es usted muy libre de seguir leyendo mi blog (gracias), puntuándolo y dándole los galardones que estime porque usted es libre y mi blog está ahí, expuesto a quien quiera verlo. Pero no podré congratularme públicamente porque no me siento especialmente bueno en esto y puedo darle docenas de ejemplos de blogs mas importantes que Algarivo..

Escribo por placer y para un solo lector: yo (salvo ataque directo que respondo siempre).

Por favor, insisto que no lea el menor reproche a su labor y le animo a que siga escrutando la blogosfera sevillista porque hay muchísimo y buenísimo en ella. Además, contribuye no poco a alentar a los demás.

Gracias de todas formas y le pido disculpas por ser como soy.

Cuídese.”

En su respuesta, cortés y educada, insisten en que me seguirán leyendo y puntuando. Gracias. Y siguieron. Me hicieron “blog del mes” en una ocasión, seleccionado entre los tres mejores en otras, estuve arriba, en medio, cerca… Oscilante, como yo mismo y dándoles el valor que yo le doy. Pero siempre respetando su derecho a hacer con mi blog lo que quisieran porque, reitero de nuevo, es público.

La situación ha llegado a un punto insostenible y por motivos que nadie acierta a comprender:

¿Qué tiene de malo que alguien elabore, bajo el dictado personal de sus propios gustos, un listado de los supuestos mejores posts en la Red Blanca y Roja?

¿En qué criterios nos basamos para decir si éste o aquel son mejores?

¿Cómo se mide eso?

¿Quién nos asegura que la novela ganadora del Planeta es mejor que la finalista? ¿O que la tercera? ¿Es así porque a los diez del jurado así les parece? ¿Podemos asegurar que El Quijote es la mejor novela de todos los tiempos y que no saldrá otra dentro de un mes que la desbanque?

¿Estamos todos de acuerdo con El Quijote? ¿Hacemos una votación mundial en el supuesto de que todo el mundo la haya leído?

Jesús Alvarado, auténtico boletín de enganche al mundo de la potentísima Red Blanca y Roja, para muchos y desde hace años, llegó a convertirse en un símbolo del sevillismo militante, directo, agresivo, feroz en su defensa de nuestros colores…

A veces demasiado histriónico de palabra o por escrito (para algunos), nadie puede escatimarle la pasión que compartimos. A veces, también, empecinado en cruentas batallas contra los medios infectos que asolan el periodismo y que, pensamos algunos, solo sirven para inyectarles clientes a ésos mismos.

Pero puede que a Jesús Alvarado le pueda su ego. Y con todo el respeto que me merece como persona y como sevillista (porque es muy libre de adoptar las formas que desee), me atrevo a no compartir muchas de las cosas que dice o escribe.

Especialmente cuando insulta, menosprecia y desprecia algo que, como poco, merece el respeto debido a un trabajo, a una dedicación y a un valor (compartamos o no) para fomentar la idea de Sevillismo internauta.

Tuvo sus cuitas con Wikio (lo aseguró él mismo) y ahora, por motivos que nadie entiende, con la Blogosfera.

¿Por qué?

¿Qué hacen éstos amigos que tanto le molesta?

¿O qué no hacen?

¿Tendrá algo que ver con esto?

¿O quizás sea esto otro?

¿Puede que la cosa vaya por aquí y que empeorara con el tiempo?

Sea cual fuere, yo no lo entiendo y me va a costar entenderlo. Y aunque ponga todos mis recursos en el asador, no me sale buena la carne. No me lo explico si el interesado no quiere explicarse.

No soy quien para pedirle a la Blogosfera si deben volver o dejarla cerrada. Harán lo que crean conveniente y así deberemos aceptarlo. Es SU Blogosfera como éste es Mi blog. Allí, como aquí, colgarán lo que deseen o nada, reabrirán o no y yo aceptaré lo que decidan.

Porque respeto su derecho aunque no comparta sus ideas.

Pero, y como siempre, mi lógica no es la Lógica. Afortunadamente.

Cuidaros.

5 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Clase Magistral de lo que explicaste el viernes en LRBYR.

Te has dado unos paseitos previos para después acabar con la "traca final"

Enhorabuena por el post.

Manuel Miranda dijo...

No se si directamente se lo he dicho alguna vez, pero públicamente si lo he hecho en varias ocasiones: bajo mi subjetividad, ALGARIVO es el mejor blog sevillista de todos.

Pero repito, eso es lo que me parece a mí. Quizá para el resto sea otro, algo que podré comprender pero no compartir.

Gracias por permitirnos leerle.

Un saludo amigo.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Gracias, Santi. Recuerda que todos los guisos llevan condimentos.

Manuel, amigo, lo tomaré con lo que es: una opinión subjetiva.

Gracias a ambos.

Cuidaros.

EL PAPI MAGASE dijo...

Quillo eres genial,aunque llevas unos dias con unas recetas mas raras que un perro verde,te prometo no intentar hacer nada comestible con ninfguna de ellas,otra cosa hermano,no sabia que estarias el la radio el viernes,a ver si cuelgan por ahi el programa y lo escucho y ya te daré los cates pertinentes,un abrazo hermano,ayer y hoy han sido dos dias bastante chungos para todos,sigue cuidandote pequeño gran hombre,nos enseñas mucho y bueno con este raro blog en blanco y negro,ah y rojo por supuesto,rojo del Sevilla football club.

Triana1952 dijo...

Hay quien tiene un perro verde y otros buscan el color de la Esperanza para poder ver la luz.
Buen Post.

Saludos Sevillistas