martes, 14 de abril de 2009

OTRA LECCION DE PUNDONOR

Saludos.

Acabo de ver el partido Chelsea 4 - Liverpool 4.

Me decanté por éste porque me pareció que el Bayern 1 - Barça 1 no tenía mucha historia sabiendo que los catalanes llevaban cuatro goles de ventaja.

Y otra vez tengo que escribir en favor del fútbol inglés -cuatro equipos en cuartos de final a pesar de que por aquí digamos que la Liga española es la mejor del mundo-, porque como ya he dicho muchas veces, no es el más vistoso, ni es mágico, ni los artistas/malabaristas pululan por ésos campos, pero no encuentro equivalentes en ningún sitio a la capacidad de sufrimiento, de lucha, de esfuerzo y entrega, a la profesionalidad de ésos jugadores -incluídos los muchísimos españoles que compiten allí-.

Me siguen admirando las formas y los fondos: la disputa fuerte y limpia de los balones, no hacer teatro, no dejarse caer, no simular, no engañar... y no protestar al árbitro aunque sea español y malo.

Con éstos equipos, normalmente, tienes asegurada la emoción porque jamás darán un balón por perdido; nunca los verás "escaquearse" y mirar para otro lado.

Son, sobre todo, grandísimos profesionales y eso se nota en el terreno de juego.

Ha sido un encuentro muy emocionante porque el Liverpool -al que reconozco que le tengo las máximas simpatías del Reino Unido-, ha luchado por ganar los noventa minutos y ha estado a punto de vencer al super poderoso Chelsea, el de los millones del ruso.

Y resulta curioso que los veas jugando y sepas que allí abajo hay cinco o seis españoles, dos o tres argentinos, alguno del este de Europa, Brasil y unos cuantos ingleses, pero no lo notes porque todos juegan con la misma pasión y la misma fuerza.

Son disciplinados, formales y machacones y salen a respetar al público, a los aficionados, exhibiendo con todo lo que llevan dentro. Y es mucho.

De nuevo tengo que homenajearlos porque otra vez me han transmitido la generosidad de los honrados, de los decentes, de los dignos y competentes -con sus aciertos y con sus errores, con sus capacidades mayores o menores-, que saben que los espectadores van a verlos y a animarlos, incansables, los noventa minutos. Y les devuelven el honor con sacrificio y abnegación.

Siempre me he preguntado que si viéramos tanta dedicación en ésta parte del mundo, unido a la magia y la filigrana que poseemos, ¿dónde podríamos llegar?

Cuidaros.

1 comentario:

MAGASE dijo...

La verdad es que ver hoy un partido de esa indole es decir voy a ver un gran espectaculo,los equipos ingleses en esa faceta hoy por hoy son los que de verdad ponen el espectaculo de este bello deporte en liza,se apasiona una semifinal de infarto entre barcelona-chelsea,la maquina perfecta contra la maquina anglorusa,las espectativas de espectaculo está garantizada,veremos quien de las dos escuadras se lleva el gato al agua,pero escatimar y dudar en entrega de fútbol y derroche de juego,eso lo tenemos afortunadamente los aficionados al fútbol garantizado.
un abrazo hermano.