miércoles, 31 de marzo de 2010

CORRESPONDENCIA PRIVADA

Saludos.

Hace ya algún tiempo que vengo disfrutando de un intercambio epistolar -virtual- con un "amigo" pepino -conste que el término "pepino" no pretende ofender y que fué usado por la prensa de hace décadas para referirse al equipo verde-, editor un de un portal del mismo color, en el que se vierten "informaciones" prestadas de ínclito Camorras -en lo sucesivo, ínclito Camorras-.


Vale, vale. Dije que salvo cuestión mayor no volvería a escribir sobre él. No obstante y como trasciende de mi relación con el Sr. Pepino y a modo referencial, no tengo más remedio que citarlo. Solo como referencia, que conste.


Un día descubro que el Sr. Pepino ha plasmado en la portada de su página, íntegro, un artículo del ínclito Camorras donde, para sorpresa sorpresiva de propios y extraños, mete la gamba hasta el corvejón -otra vez y "corvejón" se me infunde por aquello del "acoso y derribo"- y atribuye al Sevilla los Estatutos de la Federación de Fútbol que se estaba formando -por cierto, la cagada sigue expuesta en la web del ínclito Camorras-. Era y es uno de sus "argumentos científicos" para "demostrar que no somos de 1905, lo que nos muestra con claridad la rigurosidad del trabajo que realiza.


Con el ánimo constructivo que me caracteriza y siempre pensando en que puedo echar una mano a quien lo necesite, me dirijo al Sr. Pepino y le informo, de buenas maneras, que es un error, que el ínclito Camorras se ha equivocado y que ésa "información" es, como decía, una cagada monumental.


Aunque no debió gustarle mi intromisión, lo cierto es que desapareció enseguida la referencia -¿cómo era aquello de "yo no creo en las meigas pero haberlas, haylas"?- para, acto seguido y siguiendo la mejor escuela ínclita, de los griegos de Inclacia, reclamarme papeles de antes de 1908. Es decir, un pepino que ignora en qué fecha se fundó su equipo -yo si lo sé- y que como el ínclito, no tiene una sola prueba del hecho, se permite pedirme a mí de lo que él carece. Curioso.


Erre que erre, llegó un momento -cuando comenzó a decir chorradas- en que tuve que recordarle en qué categoría del fútbol lampan y despedirme hasta nueva ocasión.


Y la ocasión llegó: mi amigo Carlos Romero -con el que tengo el placer y el honor de compartir investigaciones sobre la Historia del Sevilla-, publica un cromo delicioso de Chocolates Amatller, Barcelona, donde consta que el Sevilla se fundó en 1905. Es una colección que se regalaba con los chocolates de ésa marca y que, como he podido comprobar, contiene muchísimos errores.

Tal es así que el Sr. Pepino, inmediatamente y anunciándolo como vervadero hallazgo documental, muestra otro de la misma colección pero referido a su equipo, el Real Betis Bolampie, que dice que se fundó en 1903. Como podéis ver aquí, me confunde como miembro de La Palangana Mecánica -D. Carlos es amigo mio, investigamos juntos, hacemos radio juntos y pertenecemos a la Pepe Brand, pero su portal es tan solo suyo como éste es tan solo mio-, en otro ejercicio de perspicacia aguda. Además, con claras connotaciones sexuales. Más tarde seguiremos con esto.


En un foro de los de ése color, el ínclito se lanza, histérico, a adjuntar ése cromo a su ya larga colección de "pruebas" y unos cuantos palmeros -de La Palmera-, lo ovacionan a moco tendido, sin que nadie -por supuesto, yo tampoco-, les explique la verdad tal cual es. Éstos son así.


Pero la imagen del cromo que cuelga el Sr. Pepino está burdamente manipulada y es fácil, incluso para personas poco preparadas como yo, ver que ha sido retocada.


Ni corto ni perezoso, vuelvo a escribirle señalándole ésa manipulación y accede a concederme, sin saberlo, lo que pretendía: el cromo original y del que había quitado, avergonzado, que en el año de la publicación del mismo estaban, otra vez, en segunda. Como ahora.


Y además, desconociendo que otro de esos cromos ya viajaba desde Barcelona -gracias Joan-, para Sevilla, con lo que el tesoro que guardaban como oro en paño... no lo es tanto.


Tan eufórico se siente que me reta, ante notario, a comprobar si el cromo, en la parte fecha, ha sido manipulado. Conste -tengo el correo bien guardado-, que no yo le acuso de falsificar nada y que, inocente de mí, le pregunto si "ha manipulado" el cromo.


Por supuesto accedo al reto si antes o a la vez, el ínclito puede demostrar que el documento de Nacho es, como acusa, una falsificación. Y lo hago porque quien reproduce con tanta agilidad todo panfleto que muestre el ínclito -el tema CIHEFE, Sr. Pepino, tardará horas en ser desmantelado también-, debe corresponsabilizarse de los desmanes, en tiempo real, que su admirado ínclito Camorras comete. Así pues, nos vamos los tres, documentos en mano, y saldamos las apuestas. ¿Hace?


Y vamos al último correo.


Sobre 1890 decirte que nadie, que yo conozca, afirma que sea la fecha de fundación del Sevilla. Y no lo hacemos, a diferencia de algunos de tu color, hasta que tengamos las pruebas. Hemos dicho, decimos y diremos -mientras no podamos demostrar lo de 1890-, que nos oficializamos en 1905.

Me retas, también, a enviar los recortes de prensa de 1890 a la Federación. Curiosamente, es lo mismo que te pedía yo antes, a tí y al ínclito, que hiciérais con ésas supuestas pruebas que tenéis sobre vuestra fundación porque, como he podido comprobar, allí sigue constando, aunque no sea del todo cierto, que nacísteis en 1907. ¿Debo suponer que aún no saben nada por Madrid? ¿No les habéis enviado la documentación? ¿A qué esperáis? ¿Cómo podéis soportar la carga de la existencia siendo dos años más jóvenes que nosotros?


En 1913, el Betis Football Club fue absorbido por el Sevilla F.C. -puedo demostrarlo-. Ése Betis no te interesa porque el tuyo es otro. ¿Sería el que se creó meses más tarde? ¿Cuántos años dices que tenéis? ¿Cuándo celebráis los centenarios?


Yo no discuto que la fecha de 1907 sea la oficial vuestra. Me importa bien poco, ciertamente. Pero si te empecinas en discutir, sin saber, cosas que no comprendes, Sr. Pepino, puede que te deje a la altura de un idem. En cualquier caso, tienes la versión ínclita para solazarte.


Te preguntaba en mi correo si seguís en segunda y, sorpresa, lo admites para, acto seguido, decirme que tenéis más respaldo social que nosotros, un estadio más grande y sin cambiar los colores de la camiseta -mirad aquí, daros prisa antes de que lo quite- y veréis lo que él mismo saca entre su afición, al final de la página y a todo color.


Pues que te quedas un poco "ennortao" con las tres afirmaciones y concluyes que alguien les está mintiendo de mala manera. O que son muy torpes. O que se creen cualquier cosa que les cuente el lopérico de turno...


Cuesta admitir la tozudez.


Termino porque éste último correo -por ahora- está repletito de términos sexuales, de tal forma que pensé que me había llegado un reclamo de página porno.


Dice cosas como éstas y varias veces: "pishita", "shurrita", "porras", "revolcón", "cascada...". ¿En qué andas pensando amigo mio? Deberías hacerte ver por un especialista. Sobre todo cuando intentas asociarme a una sesión de sado-masoquismo con el ínclito Camorras. ¿Estás de cachondeo? Igual sabes de lo que hablas.


Como supongo que tendré nuevas misivas del Sr. Pepino, seguramente volveré a referime a él. En cualquier caso, siempre le queda su página para despacharse a gusto.


Cuidaros.

jueves, 25 de marzo de 2010

SIN DRAMAS, POR FAVOR

Saludos.

En el programa de Radio Estilo de ayer miércoles, apenas iniciado, pedí la palabra para comenzar un debate que pensábamos iba a ser -y así fue-, "calentito".

Estábamos a muy pocas horas de la destitución de Manolo Jiménez y los ánimos, como no podía ser de otra forma, andaban dispersos. Era el tema estrella, sin duda, y se consumió en ello todo el tiempo disponible que, por cierto, hubo que acortar para que pudiésemos llegar a tiempo a Antepalco del Sánchez Pizjuan donde, como quizás sepáis, realizamos un programa, en la TV del Sevilla, sobre los 120 años del primer partido del Sevilla FootBall Club.



Los ánimos, decía, andaban alicaídos, resignados y aliviados en función de los anhelos y deseos de cada cual y yo me atreví a solicitar que tratáramos la noticia sin dramatismos.


Lo hacía porque es, desde mi punto de vista, la única y mejor manera de afrontar el hecho. Es, también, el condicionante necesario para esperar el futuro y sobre todo, dotarnos de un cierto pragmatismo que nos permita:


-Pensar que siempre y por encima de todos, está el Club.


-Que todos los nombres y cualquier nombre pasan y el Sevilla permanece.


Destituir a Manolo Jiménez es una decisión técnico/empresarial sin otro fin, sin otra relevancia que buscar mejoras de resultados, recuperar mercado futbolístico y elevar la calidad del producto Sevilla FC.


Dicho así puede parecer frio y duro, pero ello no le resta un ápice de certeza.


Ocurre que hacía mucho tiempo que no veíamos algo parecido en nuestro Equipo, que llevábamos varios años sin sobresaltos de banquillo y que en éste periodo, el Sevilla ha estado creciendo sin solución de continuidad y alcanzando metas y logros espectaculares que nos han permitido colocarnos, por derecho propio, entre el grupo de los mejores de Europa.


Ocurre, también, que se cambia al responsable cuando el Equipo está quinto en Liga, a dos puntos de Champions y con media Copa ganada. Eso puede parecer chocante porque estos cambios suelen venir asociados a descensos y no es el caso.


Y ocurre que el técnico Jiménez es un hombre de la casa, sevillista y meter el bisturí en carne propia duele mucho mas.


Pero deberíamos considerar que el Sevilla de 2010, el que maneja uno de los presupuestos más grandes de la Liga, no puede permitirse quedar fuera de los puestos que dan derecho a jugar Champions porque sería un desastre económico y deportivo.


El Sevilla, nuestro Club de las Pasiones, es también una Sociedad Anónima dentro de un mundo, para lo bueno y para lo malo, que precisa de fortísimas inversiones económicas y fuentes, también fortísimas, de ingresos y que a los que producen los abonados, marketing y televisión, son insustituibles los que proporcionan las competiciones europeas de la máxima categoría.


Por tanto, el Sevilla DEBE estar en Champions la próxima campaña.


Los resultados de los últimos partidos hacían complicado alcanzar esos objetivos porque estábamos viendo un Equipo disminuido y frágil, demasiado frágil. Un Equipo que transmitía escasa o nula ambición por la victoria, entrega y esfuerzo y lo "normal" en fútbol, cuando los resultados no acompañan, es cambiar al director del negocio. A veces no resulta, pero también es normal que suponga un revulsivo.


Es año complicado desde muchos aspectos: lesiones y lesiones sobre lesiones -segundo año de enfermería total y alguien debería revisar ésa cuestón-, copas africanas, campeonato del mundo, algún fichaje que no termina de justificar el desembolso, otros que no llegaron a realizarse... todo parece confabulado para ponernos zancadillas y aún así, dos de los tres objetivos aún están a nuestro alcance.


Pero el Sevilla del 2010, insisto, no le valen los quintos puestos y la Copa es un éxito relativo. El Sevilla de 2010 DEBE, repito, estar en Champions en 2011, sí o sí, y por tanto se impone tomar las decisiones que sean necesarias y por dolorosas que parezcan.


Manolo Jiménez ha cumplido bien los objetivos que se le exigieron las campañas pasadas y éste año, a pesar de que aún quedan diez jornadas para finalizar, el riesgo de quedar en puestos que no garanticen los ingresos previstos, se estaban haciendo patentes y había que frenar la caída.


No me detengo mucho en el "acoso" que ha sufrido desde su llegada porque considero que un profesional de élite debe saber vivir con eso, que es parte de su trabajo y que lo debe llevar en el salario -nada escaso, por cierto-. La tensión del cargo es inherente al mismo e, incluso, exigido; tampoco me cebaré en sus nefastas ruedas de prensa ni en su contínuo hurto de responsabilidades; ni haré el juego a los sectores que siguiendo directrices desde otras ciudades, han estado socavando su trabajo permanentemente porque -yo así lo vivo-, no permito que otros, sean los que sean, me dicten lo que debo pensar o no sobre el Sevilla, sobre nuestro entrenador o sobre cualquier otra cosa.


Entiendo que toda mi entrada está escrita desde ése pragmatismo que decía y que apenas he dejado espacio a la pasión, pero alimentar mi pasión pasa, inexcusablemente y aunque siga siendo palangana en cualquiera sea la situación, por que nuestro Equipo nos represente en la élite de la mejor manera posible y soportado por un Club sólido y solvente. Un Club con la fortaleza suficiente para desafiar a los gigantes que nos acechan y mostrarles que no están solos en la cúspide, que deben dejar espacio a los que llegamos y que deben ir acostumbrándose a compartir glorias.


Sea como sea, ¡Viva el Sevilla!


Cuidaros.

martes, 23 de marzo de 2010

TRIBULETE CARMONA

Saludos.

Creo que éste será mi última entrada para escribir sobre el reporter Tribulete Carmona. Me resistiré a volver a dirigirme a él porque sospecho que puedo llegar a ser cómplice de agravamiento de paranoia y no tengo claro si eso es delito.

La paranoia (http://es.wikipedia.org/wiki/Paranoia) es un estado de salud mental caracterizado por la  presencia de delirios autorreferentes:

"Más específicamente, puede referirse a un tipo de sensaciones angustiantes, como la de estar siendo perseguido por fuerzas incontrolables (mania presecutoria), o ser el elegido para una alta misión, como la de salvar al mundo (delirio de grandeza o grandiosidad, atribuido por algunos estudiosos a determinadas personalidades dictatoriales y gobiernos).
La paranoia se manifiesta igualmente en los delirios por celos, en el delirio erotomaníaco, el delirio somático, etc. Es un trastorno de tipo crónico, con mayor o menor virulencia ocasional.

El significado del término ha cambiado con el tiempo, y por lo tanto diferentes psiquiatras pueden entender por él diferentes estados. El diagnóstico moderno más adecuado para la paranoia es el de trastorno delirante.

El psiquiatra español Enrique González Duro, en su libro La paranoia (1991), afirma que los factores desencadenantes de esta enfermedad se encuentran muy activos en individuos que presentan un acusado narcisismo y que se han visto expuestos a serias frustraciones, hallándose consecuentemente dotados de una baja autoestima. Esto provoca que se dispare en los mismos el mecanismo natural de Proyección, muy estudiado por la psicología, en virtud del cual tendemos a atribuir a otros aquellos impulsos, fantasías, frustraciones y tensiones que nos resultan inexplicables, inaceptables e insoportables en nosotros mismos. "El pensamiento paranoide —sigue González Duro— es rígido e incorregible: no tiene en cuenta las razones contrarias, sólo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio, para convertirlo en convicción."

Muchas veces un paranoide enfatiza en evitar una acción, aunque la desea,con el pretexto de no causar conmoción: "Vi una rosa y quise olerla, pero tuve miedo de dejarla sin aroma". Metafóricamente piensa que algo que le agrada en realidad le ocasionará daño."

Si os paráis a leer ésa definición con atención, descubriréis algunos conceptos claves para entender al personaje:

Delirios autorreferentes, manía persecutoria, trastorno delirante, frustraciones, baja autoestima, narcisismo... y "solo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio".

Ése es Tribulete Carmona.

En su última y desesperada intentona de evadirse de una realidad acuciante, solo frente a propios y extraños y escasamente alentado por un público que si otrora pudo llegar a ser fiel y numeroso -amparado por su nombramiento como "Historiador del Centenario"-, hoy lo esquiva y disminuye de manera escandalosa, llega a afirmar que los documentos que han servido para desmontar toda su teoría rocambolesca sobre el nacimiento de los equipos sevillanos, son falsos.

Y lo suelta así, con un desparpajo tal que inquieta porque se me infunde que el deterioro mental va llegando a límites peligrosos para él.

Como señala acertadamente Carlos Romero, Tribulete Carmona huye hacia adelante. Y lo hace consciente, supongo, de que ha cometido fallos tremendos, públicos y notorios; que no cuenta con capacidad, pruebas  ni medios para resolver las cuestiones que deben sustentar sus tésis y además, rebatir las contrarias y porque la única manera que entiende para mantener el interés en su ya devaluado criterio, es fabular con paxorismo.

Tribulete Carmona también tiene varios hándicaps importantes: lucha solo contra un Equipo de investigadores de primer orden; no recibe apoyos cualitativos entre sus propias filas y se debate entre su fidelidad a la persona que lo elevó a su status y la huida cuando ése personaje acelera el declive como máximo dirigente de su Club.

Y si todo ello no fuese suficiente, dentro de los colores que lo amparan, han surgido importantes e interesantes investigadores, serios, documentados y formales. Investigadores que anteponen, en la mejor tradición científica, los hechos a los discursos, las pruebas a los deseos como única forma válida de certificar la Historia del Fútbol Sevillano.

Sea del color que sea y cuente lo que cuente.

Sospecho que se empecinará en mantener, reforzar y extremar -como ya vemos- la peor versión de la historia hasta ahora contada, por interesada y porque se siente fuerte en el rol victimista que ésa historia le otorga.

Doy por tanto y salvo circunstancia de mayor rango, por terminadas mis alusiones al Tribulete Carmona.

Cuídese y póngase en manos de profesionales.

Cuidaros.

domingo, 21 de marzo de 2010

¿FEDERAÇAO? AQUÍ CAMORRAS.

Saludos.

Lo que sigue a continuación es la transcripción real de una conversación grabada a un cierto personaje, llamado Camorras, con método de escucha que me van a permitir no revele porque según algún artículo del Código Penal, es punible, es decir, te pueden joder por ello.

Antecedentes: Sevilla, año 2005. El Club más Grande de Andalucía celebra su Centenario en tiempo real, es decir, cumple cien años desde su legalización oficial. Vamos a repetirlo porque hay torpes por el mundo mundial: el Sevilla cumple sus cien primeros años como Club de Football legalizado.
A los efectos, tanto en FIFA como UEFA y RFEF, consta que el Sevilla se legalizó en 1905 y es aceptado, por inevitable y demostrado, que fue así.

Circunstancia: Un esperpento aparece en una televisión local para mostrar una documentación que desdice lo anterior.


Datos: El esperpento no es sevillista ni palangana ni tiene nada que ver con éste Club. Sin embargo, algo en su interior le obliga a salir y mostrar, orgulloso de ello, que tiene "pruebas" que desmienten lo dicho por ése Club centenario.


Datos adicionales: El esperpento fué nombrado, dos años más tarde, "Historiador del Centenario" del otro equipo de la ciudad. Insistamos: del otro equipo de la ciudad y de un centenario que puede ser ficticio.


Pero vamos a lo grabado:


"Bliip, bliip, bliip"


(Voz melosa de señorita inteligente y hermosa aunque vía telefónica no pueda verificarse)


-Federaçao Española de Furbo, dígame. Le habla Mónica.

-Güenos dias, señorita. Soy el Camorras.
-¿Eim..? Dígame, Sr. Camorras. En qué puedo ayudarle.
-Mirusté, es que tengo un papé que dise quer Beti es más antiguo quer Sevilla y necesito hablá con arguien autorisao.


("Tesquiyá", pensamiento en correctísimo andaluz porque, paradojas de la vida, Mónica es sevillana y palangana y aunque lleve veinte años en Madrí, no ha perdido la capacidad de pensar en su idioma natal aunque pronuncie las eses perfectamente, en auténtico mandrileño y por razones de trabajo)


-¿Cómo? No entiendo.
-Que digo, señorita -añade el Camorras-, que tengo un papé que asegura quer Beti es mas viejo quer Sevilla.
-¿Está usted seguro de eso, Sr. Camorras?
-Lo tengo en mi mano, señorita.
-Bien, Sr. Camorras. Le paso con el Departamento de Certificaciones en Tiempo Real para Asuntos Relacionados con el Papeleo y Otras Cuitas de Mentes en Proceso de Descomposición Lamentable, aunque lo llamamos, internamente, Casos de Piraos. Le pongo. No se retire.


(Tema de Lara de fondo, unos doce minutos, tiempo que se toma Mónica para informar, vía interna, del asunto que nos traemos entre manos y orejas.
Pasado ése tiempo, el Tema de Lara se corta bruscamente y se oye una voz varonil de chico inteligente y guapo -que tampoco podemos verificar-, con ruido de fondo de múltiples teclados a toda pastilla)


-¿El señor Camorras?
-Si.
Soy Emilio, de Certificaciones. Me cuenta mi compañera que tiene usté un papel...
-En efecto. Lo tengo en mi mano. Dise quer Beti es más viejo quer Sevilla.
-¿Está seguro de ello, Sr. Camorras?
-Totarmente.
-Muy bien. Comprenda que nos cueste creerlo, Sr. Camorras. No obstante ¿podría enviárnoslo? Lo pasaremos a nuestros expertos de  la Sección de Comprobaciones de Noticias Increíbles Sobre Documentos Oficiales que aún no Constan en el Archivo de la Federaçao o, dicho de forma interna, Casos de Piraos con Papeles Entoloartolamesa Entiemporeal. ¿Le importa?
-No. Se lo mando a vuerta de correo. Sertificao.
-Muy agradecido, Sr. Camorras. Esperamos el documento y le mantendremos informado.
-Grasia.
-Un placer. Buenos días.


Momento actual: Año 2010. El caso "ErbetimasviejoquerSevilla", Expte. de la Federaçao nº xxx.com, sigue en proceso de investigación por los técnicos federativos.


Regularmente, el Sr. Camorras llama al susodicho Departamento y entre la señorita Mónica y el señorito Emilio, quienes a pesar de las circunstancias sociales del país, aún trabajan allí -y a pesar de que ambos cursan un divorcio por cabeza-, lo convencen de que están a punto de emitir dictamen inapelable sobre la cuestión.


Son cinco años y el Sr. Camorras espera ilusionado que se pronuncie la Federaçao. Asegura a todo aquel -uno- que quiere escucharle, que la resolución está a punto de llegar y entonces, como predijo, quedarán al descubierto los palanganas, los infames que mantienen a su equipo en situación precaria porque, como todos sabemos, la larga mano del sevillismo en la Federaçao, en la Liga, en la Televisión, en las canteras y en el Comité de Ábritos, impiden que se salgan por arriba.


Incluso después de la grandísima gesta de ganarle al Cherzy.


Conclusión: Como a nosotros también nos afecta e interesa el desenlace del caso, estaremos muy pendientes de lo que responda el organismo.
Con verdadero interés.


Cuidaros.

CUNDE EL DESANIMO, DINAMICA PELIGROSA

Saludos.

Mi última aportación a Columnas Blancas.

Cuidaros.

sábado, 20 de marzo de 2010

CHAMPIONS, GUASA, CAMORRAS Y OTROS

Saludos.

La derrota ante el "cheska" ruso nos ha dolido como nadie puede imaginar. Es posible que hubiéramos vendido la piel del oso (oso ruso sin emborrachar, por supuesto) antes de cazarlo y por ello, la decepción ha sido aún más terrible.
También es probable que junto a la que sufrimos ante los turcos, el "fenerbache", haya sido una de las que más me hayan destrozado el ánimo. Pero hay que seguir, hay que levantarse y empujar hacia adelante. No queda otra y es nuestro sino.
Los dos días siguientes a ése partido hemos debido "soportar" una aluvión de críticas desde diversos sectores y entre ellos, los de mucha gente de la Palmera.
Curiosamente, los que más se han ensañado con nosotros porque, presumo, a falta de alegrías propias, deben regocijarse con las desgracias ajenas.
Vaya por delante que ante ésos dardos me he limitado, casi siempre, a poner media sonrisa y no responder porque, desde la altura en que nos hallamos, degradarse a darles "correa" no es propio, no procede y porque es paradójico que éstos "amigos", en segunda, intenten, lastimosamente, cebarse con un Equipo que está en Primera y que juega Champions -para lo que hubo que haber quedado entre los cuatro primeros, la temporada anterior, de una de las ligas más fuertes de Europa-.
Es decir, para que te eliminen en octavos de Champions, hay que estar ahí. No soy experto en fútbol, pero me parece haber leido en algún sitio que los de SEGUNDA no pueden ser eliminados de Champions. Disculpad mi torpeza y mi mala memoria y  puede que me haya confundido.
Hay, además, un correo de un tal Camorras -que no iba dirigido a mí, precisamente-, en el que nos dice, como despedida, "a chuparla". Todo ello después de haberse partido de risa -risa esquizoide-, porque perdimos ése partido.
Ése tal Camorras tiene un blog pésimo y se permite escribirse comentarios a sí mismo -además de saltarse las normas propias e insultar impúnemente a quien le apetece porque para eso es el director-.
Es el mismo portal -me resisto a poner aquí el enlace-, en donde confunde -para extrañeza hilarante de propios y extraños-, los Estatutos de la Federación Española de Fútbol con los del Sevilla Football Club. Y eso lo reconvierte en un argumento para decir, con todo el desparpajo del mundo, que el Betis es más antiguo que el Sevilla.
Tal cual lo leéis.
No es broma. Está allí, escrito y os dejo la labor de investigar de qué sitio hablo.
Tambien "amenaza" con presentar una batería de pruebas documentales -"en tiempo real", añade y sin que hayamos podido discernir a qué se refiere con ello-, sobre nuevos datos del "decanato" sevillano de su clú.
Amenaza, incluso, con ayuda externa proveniente de Huelva, sin saber que los entresijos de éste contubernido van en otro sentido. Puede que quede, de nuevo, con el "culo al aire" porque se atribuye aliados que no lo son y como podrá ser demostrado oportunamente.
Y además cae en un error fundamental propio e histórico: nadie, en el grupo del que tengo el honor de formar parte, va en contra del Betis como institución. Para nada. El Real Betis Balompié tiene, de nuestra parte, todos los respetos posibles y ya hemos dado muestras inequívocas de que podemos hablar, debatir y compartir información con los investigadores, los serios y formales, sobre los orígenes del fútbol sevillanos. Sin colores. Solo fútbol sevillano y la Historia.
Tenemos, además, un reto importante para una nueva reunión porque como dije en su momento, el listón lo pusieron muy alto éstos amigos ya que "jugaremos" en casa. Por supuesto, el Camorras no acude porque ninguna de las dos partes lo desea.
Esperemos estar a la altura.
Pero ése señor Camorras, hábil reptador en los entresijos de ésa parte morbosa, prepotente y astuta del beticismo, ha iniciado su campaña particular para desligarse del máximo accionista.
Quien compuso pasodobles y loas a Lopera; quien aduló babosamente mientras estuvo en la cresta de la ola; quien solo le faltó cohabitar con Hugo, inicia la separación lentamente porque, listo él, adivina que el futuro no pasa por el dueño de la casa de la calle Jabugo.
¿Nos estamos acomodando a ése futuro?
¿Haremos nuevas composiciones al próximo primer accionista?
¿Le preguntaremos a ése máximo responsable cómo quiere que le hagamos la pelota?
Patético -y no me refiero al de Madrí-.
¿Es posible que tenga "público"?
Cuesta creerlo.
Vean y lean -si ya han encontrado ésa web a que me refiero-, los "comentarios de los lectores".
Increíble.
Patético -y sigo sin referirme al de Madrí-.
Andamos, varios, expectantes con la nueva entrega y sin poder disimularlo, ansiosos.
Algunos se relamen.
Buen provecho.

Cuidaros.

jueves, 18 de marzo de 2010

LA GRAVITACIÓN UNIVERSAL

Saludos.

Dijo Isaac Newton: "todo objeto en el universo que posea masa ejerce una atracción gravitatoria sobre cualquier otro objeto con masa, independientemente de la distancia que los separe".
La Ley amplía que mientras más masa posean los objetos, mayor será la fuerza de atracción mútua y paralelamente, mientras más cerca se encuentren entre sí, será mayor ésa fuerza.
Esta Ley, además, está íntimamente relacionada con la inercia en cuanto que la definimos como la propiedad de los objetos de resistirse al cambio de movimiento, es decir, es la resistencia al efecto de una fuerza que se ejerce sobre ellos. Como consecuencia,  un cuerpo conserva su estado de reposo o movimiento uniforme en línea recta si no hay una fuerza actuando sobre él.
Si hacemos el ejercicio de simplificación necesaria y tratamos de resumir todo lo anterior en una forma sencilla de comprender, deberemos decir que:
"una masa que se desplaza en línea recta durante un periodo de tiempo dado, sufre una atracción gravitatoria contraria que altera ése desplazamiento".
De otro modo: la línea de movimiento sufre tensiones de inercia que, en función de la masa dada, producirán que la gravitación permita que ésa línea sea suave o se precipite en valles acentuados.
Picos y valles, senos y cosenos.
Vamos, para ilustrarnos mejor, a poner un ejemplo que, espero, reconozcan todos los amigos que tienen la gentileza de leerme:
Imaginemos un Club de fútbol de poderosa masa que tras conseguir una velocidad de desplazamiento adecuada, describe una línea ascendente constante y durante un periodo de dos años consecutivos. Imaginemos, para ello y como imagen visual, que habláramos de un cohete lanzado desde Kourou o Cabo Cañaveral que pretende estacionarse en la órbita terrestre.
El combustible usado, el único y mejor posible, está compuesto de una rica mezcla de Afición, Socios, Estadio, Publicidad, Televisión, Marketing, Jugadores y Dirección de la Misión en Vuelo.
Los tanques llenos, el fenómeno se dispara en progresión ascendente y constante, hasta alcanzar la velocidad de fuga (11,2 km/hora) en dirección al espacio, a la estratosfera. En ése periodo de dos años, va alcanzando etapas y superándolas con celebridad y celeridad desconcertantes porque, tras décadas de intentarlo, nunca antes habían dado los técnicos con las claves adecuadas para lograrlo.
No obstante el éxito clamoroso de la misión y tras ése periodo, la nave comienza a reducir el empuje porque alguno de los componentes del combustible comienza a perder cualidades y a emprobrecer la mezcla. Desde el Centro de Control de Vuelo, Dirección de la Misión en Tierra, se buscan las causas, se analizan y se toman las medidas necesarias para recuperar la pureza del carburante.
Se estudia a la Afición, componente primordial, y se detecta que los porcentajes están en su nivel y ascendiendo.
Luego los Socios acusan una baja sensible de rendimiento aunque siguen siendo suficientes para el compuesto.
El Estadio no presenta fisuras y aguanta perfectamente.
La Publicidad gana en octanaje.
La Televisión cumple su aporte con suficiencia.
El Marketing perfecto y aumentando en calidad y cantidad.
Los Jugadores, uno de los ingredientes primordiales y por contra, disminuyen su aporte porque se detecta un cierto agotamiento que hacen reducir la respuesta al empuje.
Y la Dirección de la Misión en Vuelo no termina de encontrar la inercia adecuada y se estabiliza en una órbita geo-estacionaria baja.
Se intentaron diferentes modos de reconducir el ascenso y aunque el nivel de planeo sigue siendo muy alto, la curva se ha suavizado tanto que amenaza en convertirse en línea descendente.
Las líneas de fuerza de las dos masas más próximas ejercen presión inversa y solo recuperando las calidades del combustible, será posible vencerlas.
También se deberá superar la inercia a la estabilización en ésa órbita baja, cómoda, porque el objetivo final, el objetivo inicial cuando se planificó la misión, era una órbita alta, muy alta y permanecer en ella indefinidamente.
Como observador del proceso y sin que mi conclusiones pretendan señalar punto débiles -para lo cual no estoy preparado-, si me gustaría destacar que el peligro de estabilización en ésa órbita baja es cierto; que solo la calidad del combustible puede revertir el estado actual y que el objetivo, por muy quimérico que se pretenda, debe ser alcanzar y estacionarse en el punto más alto de la curva, donde la masa ejerza tensiones sobre las otras y no solo las reciba y que la inercia, la resistencia al cambio, sea la permanente cercanía a las estrellas.


Cuidaros.

lunes, 15 de marzo de 2010

¿PIZJUAN O SANCHEZ-PIZJUAN?

Saludos.

Nuestro Estadio se llama Ramón Sánchez-Pizjuan y no hay más controversias.
Sin embargo y desde siempre, existe la costumbre de acortar los nombres y frases -pura economía del lenguaje y el español de Andalucía es maestro en ello-, y así se le llama, indistintamente, "Pizjuan", "Sánchez-pizjuan", "Nervión..."
Todos buenos, todos válidos.
Es también frecuente escuchar a comentaristas radiofónicos o leer los titulares de prensa cuando lo llaman, invariablemente, "el Pizjuan". A secas.
Hay sevillistas a los que maldita la gracia que les hace; otros, "pasan olímpicamente" del tema y no se cuestionan nada de eso.
En cualquier caso, tanto unos como otros y aquellos, están en su derecho de usar el nombre que mejor les guste.
Pero para ilustrar mi tésis de que igual dá que dá lo mismo, veamos al propio D. Ramón cuando firmaba documentos oficiales:
Como podemos observar -y es una carta oficial del Club-, el Presidente usa su nombre completo.
Sin embargo, en otro documento igualmente válido, D. Ramón hace esto:
Y es el mismo Presidente, de su puño y letra, quien acorta la firma usando solo la segunda parte del apellido compuesto.
Este solo ejemplo extraído de documentos oficiales del Club, sirve para que quizás olvidemos la vieja polémica que acompaña al nombre de nuestro Estadio.
Desde mi punto de vista, llamarle "Estadio Ramón Sánchez-Pizjuan", "Estadio Sánchez-Pizjuan" o "el Pizjuan", no debería ocasionar la menor distorsión en el sevillismo de los aficionados de Nervión.
Nervión, nombre que a mí, particularmente, es el que más me gusta.
Estadio del Nervión y acabamos con esas controversias.

Cuidaros.

jueves, 11 de marzo de 2010

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE PALANGANA

Saludos.

Hoy, de nuevo, se anuncia -torpeza que se agradece- una nueva ofensiva del Sr. Carmona contra el Sevilla. Nada nuevo para los lectores asíduos de nuestros portales de investigación histórica si no fuera porque también declara que se ha unido con el Sr. Bálmont.
Algo no va bien por aquellos lares cuando deben juntarse.
Conviene destacar que el primero, el Sr. Carmona, se adjudica el título -sin que nadie, hasta ahora, lo contradiga oficialmente- de "Historiador del Betis". El segundo, el Sr. Bámont, del Recreativo de Huelva. Por nuestra parte, somos aficionados sevillistas a los que apasiona la Historia del más Grande Club de Andalucía. Sin otro título.
Ya nos suena algo: el más Grande Club de Foot-Ball de Andalucía y puede que por ahí comience a doler.
Como también sabréis, el Sr. Carmona mantiene la tésis de que el Betis -tras varias fusiones, desapariciones y vuelta a empezar, como convenientemente podremos demostrar de nuevo-, es más antiguo que el Sevilla.
El otro, el Sr. Bámont, defiende el decanato del Recreativo -sin que nadie, que yo sepa, lo cuestione todavía- y a la vez, ataca furibundo a la posible conexión entre el Sevilla de 1890 y el de 1905.
¿Porqué ésa inquina del onubense?  Pues sencillamente porque cuando aparezcan todos los documentos que estoy seguro que existen, puede que el título de "decano" cambie de manos. Además, sigue sin poder digerir que a pesar de ése decanato, se les conozca porque fuera el Sevilla el pionero en retarlos a jugar Foot-Ball; que la primera noticia de su existencia les llegara porque Isaías White, Secretario del Sevilla Foot-Ball Club, les envía una carta y les invita a competir y porque es más que posible -insisto: cuando todos los documentos puedan ser estudiados ya que algunos están debidamente custodiados y nunca verán la luz-, que ni tan siquiera pueda reclamar la continuidad histórica del Recreativo.
En ambos casos hay pruebas de, repito, desapariciones, reapariciones, absorciones y otras distorsiones en la línea del tiempo.
Incluso puede que ni tan siquiera sean el Huelva o el Sevilla los poseedores del título. Título que, por otra parte, tampoco nos obsesiona hasta el extremo que sí parece desquiciarlos a ellos.
El Sr. Carmona, tozudo donde los haya, llega a confundir los Estatutos de la Federación Española de Fútbol con los del Sevilla. Y cuando digo tozudo no es gratuito: hace unos días y ante la carcajada general del todo el mundo futbolístico -incluídos los de su propio color-, lanzó la "bomba informativa" que relato y a pesar de que desde todos los frentes -propios y extraños- se le advierte que se ha columpiado lastimosamente, insiste en dejar colgado el esperpento en su página. Me pregunto qué hay que hacer para que entienda que nada tienen que ver unos y otros estatutos.
También me pregunto qué nivel tiene la "clientela" de éste señor para que nadie le advierta de las barbaridades que dice.
Y de la misma forma, conviene resaltar la categoría de investigador, la calidad de su trabajo y la fiabilidad que pueda transmitir tras fallos colosales como ése.
Nosotros sabemos cuando nacimos, cuando nos legalizamos y sabemos también que desde 1890 y hasta 1907, por lo menos, el único Club de Foot-Ball que pudiera llamarse así, fué el Sevilla Foot-Ball Club.
Nosotros.
Y como decía al principio, por ahí les duele.
Uno tiembla porque su único bagaje histórico, el posible decanato fijo/discontinuo, se lo debe al Más Grande que lo sacó del anonimato. El otro porque a pesar de tener más de cien años de existencia -fija/discontinua-, sigue siendo y estando muy por debajo del Sevilla en todos los aspectos posibles, deportivamente, sin que sus actuaciones aporten nada bueno a la Historia de su Club. Club tan digno que no merece el trato chabacano que pretenden asignarle "historiadores" de baja estopa.
Y lo llamativo de ésa alianza natural -...ellos se juntan-, es que es un frente "oficial" contra unos cuantos majaras que dedican horas y días a la deliciosa historia de su Club, sin mayor mérito ni título que ser sevillistas.
En ningún caso, éstos "amigos" de interés defienden sus propios méritos porque ya están más que demostrados.
La Historia se repite.
Pero ahora pinchan en hueso. Ya terminaron los años en que los sevilistas "íbamos a los nuestro" y ellos, con todas las peores artes posibles, se dedicaban a intentar socavar una Historia larga, Digna y Grande.
Ahora, señores esperpentos, somos muchos los que no callamos. Ahora sí que vamos a lo nuestro y pondremos la Historia, la buena, encima de cualquier estupidez propia de la senilidad -que no debería ser indigna- y de un sentimiento perverso más fruto de la impotencia que de la lógica que se le supone a las personas adultas.
Demasiado evidente, señores, que la envidia les lleve a mostrarse en posiciones tan abyectas.
Gracias por avisarnos porque les aseguro que cuando nos lacemos a desmontarles sus tingaldos, no les daremos pistas.


Cuidaros.


P.D. Nosotros también "lavemo ganao ar Cherzy". Busque... "historiador".

miércoles, 10 de marzo de 2010

HOY ME DUELE MENOS

Saludos.

Acabo de ver caer al Madrí de la Champions y resulta que me he alegrado una barbaridad.

Seguramente vendrá algún pamplinas diciéndome aquello de que es un equipo español y toda la estupidez colateral y aún así, me sigo alegrando otra barbaridad.

Éste equipo "español", el Madrí, el del régimen, está apeado y por otro de "segunda fila", es decir, sin ser de los seis o siete monstruos europeos. Y lo hace de nuevo. Otro año más.

Y es que ni pienso leer la prensa babosa. Hoy no. Mañana tampoco. Solo me regodeo imaginando las bilis regurgitando una y otra vez, el atracón de babas que puede ahogar a algún capullo mediático y la soberbia soberbia venida a menos, a nada, de la mayor parte de los mafiosos de los medios.

Por ahí os den.

Porque resulta que llevan ya algunos años cagándola de manera miserable en Europa. Y con todo lo gallitos que son por aquí, ahí fuera se la tienen que tragar doblada y por uno de tono menor. Ahí fuera, en Europa, no valen prensas, radios, televisiones, árbitros y padrinos. Te mandan a paseo en cuanto te descuidas.

Y este equipo "español" al que se supone o suponen algunos tontainas que debemos defender, es el mismo que no tiene ni un miligramo de escrúpulo en joderte vivo, por lo civil o por lo criminal, en el campo y sobre todo, en los despachos. Es el mismo que manipula todos los canales deportivos/informativos para despistarte a tus mejores jugadores; el mismo que sale al campo con la prepotencia de saber que el tirilla infame de turno, hará la vista gorda en el ochenta por ciento de las veces en que debería dejarte con menos jugadores; el mismo que invierte cantidades impúdicas, sin cortarse un pelo y en cualquiera sea la época, porque tienen detrás los bancos que otros no tienen; el mismo que infecta todo lo que toca; el mismo que apisona sin piedad y de mala manera para su mejor y única gloria...

Ése Madrí, está fuera. En la calle. En casa y a seguir mangoneando la Liga.

Y aún está por ver si la consigue.

No tengo ni idea de lo que pasará con el Sevilla la semana que viene, pero si tenemos la suerte de superar a los rusos, les indicaré, con lujo de detalles y de la misma forma que acabo de hacerles ésta noche, dónde llevaba Caperucita el canasto. Varias veces.

Adios. Nos vemos el año que viene en Champions y estaréis en el bombo de los segundones. Otra vez.

Cuidaros.

martes, 9 de marzo de 2010

IMAGINACION A LO GRANDE

Saludos.

Aunque es más que probable que ya lo hayáis leído y por si hubiera algún despitado, os propongo que os lleguéis a Ayer y Hoy Sevillista y concretamente a ése artículo sobre Darwin que nos regala Jose Enrique.


Porque hacía tiempo que no me levantaba para quitarme el sombrero y saludarlo con una salva individual de aplausos.


Es purita imaginación.


Es fantástico.


Y aunque me consta que me dará un tirón de orejas por éste artículo, lo daré por aceptado porque me corroe la envidia. Es tan bueno, como diría un amigo, que me extraña no haberlo escrito yo (!).


Siempre, desde que aquel niño descubrió que había un mundo alrededor que contiene toda la información posible, me han encantado las personas con imaginación, capaces de crear mundos posibles, de hacer de las ideas magisterio. Y la capacidad de unir el sentido lúdico de ésas historias con el poder para transmitir aquellas ideas, es un rasgo de genialidad.


Ése artículo, Jose Enrique, es brillante.


Es oportuno.


Es genial.


Y como la ocasión se brinda perfecta para ello, te agradezco que lo hayas escrito ahora, cuando unos cuantos locos -que han tenido a bien adoptarme- andamos en pos de hurgar en el pasado para, cuando llegue, cambiar el signo de la Historia.


Porque podéis estar seguros de que la Historia, la buena, puede dar un vuelco en cualquier momento.


Y ahí estaremos para verlo.


Y para ver las caras de los que se definen como neo creacionistas.


Hace un par de meses tuve la suerte de navegar por el Canal de Beagle y tuve tiempo de pensar en aquel barbudo que transformaría la Historia misma de la Especie y que pasó por allí, sin imaginar que hoy escribiría sobre él.


Los darwinianos del sevillismo, los Guardianes de la Memoria, cambiarán un día la Historia del Sevilla Foot-Ball Club.


Y yo estaré aquí para verlo.


Gracias, Jose Enrique.


Cuidaros.

domingo, 7 de marzo de 2010

8 DE MARZO, 120 AÑOS NO SON NADA

Saludos.


El Sevilla Football Club y el Huelva Recreation Club disputaron la primera partida de fútbol que se jugó en España el 8 de marzo de 1890.

Hoy se cumplen 120 años. Felicidades.


Esto fue así porque el Secretario del Sevilla Football Club, Isaías White Jr., toma la iniciativa y se dirige a su homólogo del Huelva Recreation Club, invitándolo a participar. 

Desde Sevilla se informa a los onubenses de que "hemos creado recientemente un Club de Football aquí y se ha propuesto pedir a los miembros de su Club visitar Sevilla y tomar parte en un partido de football amistoso con nosotros bajo las reglas de la Federación" ("under Association rules", en el original). Aquel  Sevilla Football Club fue, probablemente, el primer Club de España dedicado, específicamente, al deporte del fútbol.

La invitación apareció publicada el 28 de febrero de 1890 en el diario "La Provincia" (Huelva) y posteriormente, el 12 de marzo, la crónica del partido.


El partido se jugó bajo la lluvia ganando el equipo sevillano por 2 "goals" a 0, tras lo cual, ambas escuadras se fueron a celebrarlo al Café Suizo, a la usanza inglesa, con brindis y hurras a los reyes de Inglaterra y España y con cánticos hasta bien entrada la noche.

Hasta 1982 tenemos constancia de varios partidos disputados entre ambas sociedades. Ni el rival ni la prensa onubense tuvieron jamás dudas de que se enfrentaban a un auténtico Club: el Sevilla Football Club.


¡FELICIDADES!

Podéis emocionaros con éste magnífico montaje de Jose Enrique en Youtube 

GUARDIANES DE LA MEMORIA
Cuidaros.

jueves, 4 de marzo de 2010

RADIO, MOSCU, HISTORIA Y CAMORRAS

 
Saludos.

Ayer, entre siete y ocho y media de la tarde, volvimos a la radio, a Radio Estilo -90.4 de la FM-. Será, parece, el nuevo horario de los miércoles y siempre que no andemos por ahí derrotando a algún rival Champion. Será, insisto, la única excusa porque la Copa de España ya la tenemos ganada al cincuenta por ciento y la Liga se juega en fin de semana.

Ayer, decía, nos reincorporamos a la emisión regular tras el largo paréntesis obligado por el traslado de la Emisora. Ahora, en el Parque Empresarial Torneo, estudio nuevo, bonito y casi terminado -aún andan dándole los toques finales y los teléfonos no están tan ágiles como quisiéramos-. Tiene un ventanal enorme y magníficas vistas. Incluso se apreciaba bien el Canal Barca de Monteseirín.

Y ya teníamos un poco de "mono".

Hablamos mucho -esto es radio y parece que es la actividad principal del medio-, del Sevilla y en varias facetas. La alienación de salida iba compuesta por nuestro director Carlos Romero, el compendio de Historia con patas de Antonio Ramírez, el veterano sapientísimo Antonio Carrasco -mejor persona que sevillista y eso es complicado de alcanzar-, y el utillero -un servidor con la botella de agua imbebestible-. Tuvimos dos bajas importantísimas, a la mejor manera del Club, con la ausencia de José Enrique y José Luis Herrera, a los que esperamos para la próxima partida.

Nos habló Antonio Carrasco de sus experiencias en Moscú, del buen primer tiempo, del segundo menos bueno, del frío -no tanto-, del metro de nieve, de la ciudad... y de lo mejor: un resultado que permite albergar todas las esperanzas para el partido de vuelta. Partido que si ganamos, nos haría igualar el record histórico del Club.

Hablamos, también, del próximo y coincidimos, creo, en que es de esos que el Sevilla gana contra todo pronóstico -yo, personalmente, aposté por darle el título al Barça- y de la final de Copa en cualquiera sabe dónde. La mayoría deseaba Madrid por aquello de llevar más gente. Desde mi punto de vista, tener que lidiar contra dos aficiones -porque no nos hagamos ilusiones que los del Madrí también aparecerían para joderla un poquito-, ir a meternos en la boca del lobo del Patético, se me antoja temerario. Pero sea donde sea, la queremos ganar y la ganaremos.

Y hablamos de Historia para recordar que el próximo lunes día 8 de marzo, cumplimos ciento veinte años del primer partido jugado entre dos equipos de diferentes provincias, entre una Sociedad denominada Sevilla Foot-Ball Club, de Sevilla, y otra llamada Huelva Creation Club.

La iniciativa la toma el Sevilla Foot-Ball Club.

Contamos anécdotas divertidas como la que supuso que la madre de dos sevillanos, los hermanos Welton, Doña Josefa Niño que asistía a todo evento sportivo que se preciara y donde, con toda seguridad, conociera a D. Jorge Welton padre -hay recortes que demuestran la presencia de la dama cuando aún era "señorita" y el Sr. Welton remero del Sevilla Rowling Club-, presenciara un lance de un partido del Sevilla donde fué fuertemente agredido uno de sus hijos. Ni corta ni perezosa, Doña Josefa saltó al campo, abanico en ristre, para vengar la afrenta y anduvo persiguiendo al malhechor un buen rato.

Y hablamos de Camorras.

Este señor dirige una página web donde vierte un torrente de mentiras escandalosas. Y lo hace a sabiendas con lo que agrava el hecho. Además, no se corta un pelo en insultar a diestro y siniestro, a sevillistas y a béticos -los que no siguen sus dictados-, en un foro público donde se exponen, con meriadana claridad, las Normas de participación.

Quedan bien visibles ésas normas y los insultos "no serán admitidos". Reza.

Pero si es el propio director de la web el que los lanza...

Además, podría ser reo de fomentar la violencia entre seguidores. La competencia deportiva entre nuestros equipos, cuando se produzca, debe quedar ciscunscrita a los noventa minutos que dure el partido. Fuera de ello, las personas estarán siempre por encima de cualquier otra consideración.

Con ésas actitudes, el Sr. Camorras fomenta, insisto, un odio malsano que está fuera de lugar, que deberíamos enterrar de una vez para siempre y que jamás nunca consiguió nada bueno. Está obsoleto.

Y terminamos nuestro programa.

Gracias a todos los que lo hacen posible.

Cuidaros.