jueves, 10 de diciembre de 2009

POR SAN TELMO

Saludos.

Leyendo un día a Enrique -Ayerhoysevillista.blogspot.com-, me dí de cabezazos por haber sido tan torpe de, en todos mis viajes -que son muchos-, no haber pensado nunca en buscar cosas del Sevilla en anticuarios y mercadillos, como hace él.

Aquel hallazgo de Lisboa me inspiró una envidia -sana, digan lo que digan sobre ésa cualidad- que me propuse reparar lo antes posible.


Éstos días pasados estuve pateando -eufemismo para denominar un viaje de turismo- por Argentina. Y como ya iba enganchado a la idea de que allí podría encontrar cosas sobre el Equipo que no teníamos por aquí, me reservé un día para acudir al barrio de San Telmo.

San Telmo es de los más antiguos de Buenos Aires y aún conserva un cierto aire de ciudad española. Los grandes edificios, los bloques mastodónt
icos, aún no han acampado por la zona y las casas apenas suben dos o tres pisos. Tiene, curiosidad, la casa más estrecha de Buenos Aires -apenas dos metros de fachada-; una iglesia danesa; uno de los bares más antiguos de la ciudad...

Pero San Telmo es también el barrio de los anticuarios. No hay una calle que no tenga, por lo menos, uno. En algunas, tres o cuatro.

Hay, además, un mercado -el tradicional mercado-, que está ocupado por tiendas de antiguo en más de la mitad. Una sucesión inacabable de coleccionistas de todo tipo de objetos: Desde muñecas de china a armas de fuego; desde libros a lámparas; desde posters de películas a postales; cámaras fotográficas o monedas...

Y prensa antigua. Periódicos y revistas.

Como en casi toda Argentina, el dios Maradona ocupa el ochenta por ciento de las portadas de lo expuesto. Maradona de niño, de adolescent
e, de joven, de adulto... Nunca delgado y casi siempre con mucho pelo -a lo afro-. Hay, incluso, alguna foto vistiendo nuestra equipación, fotos que ya se publicaron aquí.

Y yo hurgando en todos los montones, preguntando a todo el mundo, indagando y rebuscando... nada. Nada del Sevilla.


Un anticuario llamado Willy -Antiguo Mercado de San Telmo, l
ocal 139/140, Estados Unidos 460, Buenos Aires-, sin embargo, me redirige a Fabio Capeletti -otro anticuario-, especializado en fútbol. Me da los teléfonos porque anda enfermo y tiene cerrada la tienda.

Y mi mala suerte continúa porque Fabio, bastante mal, no tiene intención de abrirla en breve; que si puedo esperar unos días; que quizás tenga algo...

-El Sevilla hizo un par de giras por Suramérica en la décad
a de los sesenta ¿tendrías algo? -pregunto-.

-Puede que algo haya de Tucumán, pero será escaso o mu
y poco -responde-.

Y mis esperanzas se esfuman porque no hay certeza ni tengo el tiempo necesario.

No tengo el tiempo necesario.


Saliendo del mercado, mohíno y apesadumbrado, descubro nuestro escudo entre un montón de cajitas de cerillas.



Y por detrás, la jornada de Liga.


Corresponde al año en que se despidió a Miguel Muñoz y entró Manolo Cardo, en diciembre del 81.

El partido que figura en casa del Valladolid, lo perdimos 4-2 aunque al final acabamos séptimos y jugamos la UEFA.

Y eso es todo mi botín, aunque seguiré buscando allá donde vaya porque lo de Enrique me dolió mucho y algún día le devolveré la moneda.

Por cierto, los cerillos funcionan bien.

Cuidaros.

4 comentarios:

ayer y hoy sevillista dijo...

No puede ser, Maestro, que te sientas mal porque los hados de la fortuna me llevasen a encontrar una simple revista en Lisboa, no más. Si sigues así, me podrán los remordimientos, y tampoco quiero que mis amigos se sientan mal por mi culpa. No hay que darle más vueltas. Además, esa cajita tiene muchísimo encanto. Encontrar la insignia de nuestro Sevilla tan lejos es un verdadero hallazgo, casi un milagro. Ha sobrevivido casi 30 años, y ahora tiene asegurada la eternidad.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos, Enrique.

Por favor, amigo, mi malestar es conmigo mismo por ser tan torpe.

Para nada debes sentirte responsable. En serio.

De hecho, espero que sigas hurgando por ahí y nos traigas delicias como lo de Lisboa. Por favor.

Yo solo espero estar a tu altura en algún momento, en algún viaje.

Ni un remordimiento, amigo.

Cuídate.

MAGASE dijo...

¿os imaginais hacer una paella y encender el fogón con una de esas cerillas? ya de por si esa paella saldria con un sabor especial,os lanzo el órdago haber si Agustín esta dispuesto a dejarse caer como presidente de la asociación,jajajaja,un abrazo hermanos.

Gol Sur, Tribuna Alta dijo...

Qué curioso.

Derby barcelonés, igual que esta semana.

Y con todo lo debatido en la Junta, parece que el escudo es aceptablemente correcto.

Si acaso, ¿no parece el balón un poco grande?

Hay que ver la de tonterías que puedo yo escribir en tan poco tiempo.

Un saludo.