miércoles, 9 de diciembre de 2009

DE REGRESO

Saludos.

He vuelto de mis vacaciones y a pesar de habérmelo pasado como un enano, traigo dos penas en mis entretelas:

Dos empates y la constancia de que el mundo es como es.

En primer lugar, otra vez, la falta de motivación nos juega malas pasadas. Equipos como esos no pueden, no deben, sacarnos dos puntos así como así. Es cierto que quizás me precipito en mis conclusiones porque no pude ver los partidos -no alcanzamos apenas a España o a Europa, no queramos pensar que nos ven en Suramérica-, aunque he podido leer que entre la mala suerte, los árbitros y la motivación que decía, lo cierto es que vuelan cuatro puntos vitales. Vitales en una Liga donde cada guarismo es importantísimo, donde solo hay una manera de socavar a los monstruos, de hacerles sombra.

Málaga y Valladolid, equipos menores, nos producen una hemorragia que veremos de qué forma podremos frenar.

Y nos bajan a la cuarta plaza.

También es cierto que aún seguimos a la estela de los gigantes, pero si seguimos cojeando en terreno llano, se nos van a aparecer todos los fantasmas del castillo. Y otra vez el run run.

Lo he dicho tropecientas cincuenta mil veces: los equipos pequeños son los que llenan el saco de puntos. Los equipos pequeños -aunque parezca perverso-, están ahí para alimentar a los peces gordos y son ellos los que al final, en la suma total, te colocan arriba o abajo.

No hay otra opción.

Salir motivados contra Barça o Madrí es obligado porque son nuestros rivales directos. Pero son cuatro partidos y son, con el mayor número de probabilidades, los que podremos perder sin remordimientos -aunque uno ya haya pasado por la piedra-.

Pero no salir motivados, creídos en nuestra superioridad contra los chicos, es cuasi un delito.

Insisto en que no ví los partidos y puede que esté diciendo tonterías. Pero siempre me pareció igual y siempre diré lo mismo: hay que sangrar a los enanos. A muerte.

Mi otra pena es que como en España, somos invisbles en Suramérica. Las cadenas de deportes, apartado fútbol europeo... ¿imagináis a quién dedican la mayor parte del tiempo? Pues si, a ésos.

Apenas unas líneas, unas imágenes -pocas- del resto y punto. Del Sevilla, igual.

He hablado con muchos argentinos de fútbol porque yo he provocado las conversaciones y la mayoría -Boca o River-, apenas tienen noticias de nosotros. Saliendo de los Messi -del Barça- o Iguaín -del Madrí-, muy poco más.

De hecho, llevaba mi pin del Sevilla bien colocado, bien visible y lo mostré repetidamente. Nadie supo decirme de qué equipo era.

Más aún, les decía que tenemos a Perotti, al Laucha Acosta, a Duscher, a Fazio... ni idea. Quizás Perotti porque ha jugado en la Selección. Muy poco más.

Solo un tipo, amable y encantador como casi todos, tenía idea y porque era fanático seguidor del Colon -equipo similar al Sevilla y que tiene que luchar el doble contra los dos gigantes de Buenos Aires-, sabía con aproximación quiénes éramos. Lo cierto es que procedía de una familia de generaciones de seguidores de ése Equipo -jugadores y constructores del estadio-.

En la parte brasilera, todos conocen a Fabiano y de pasada, al Equipo donde juega. Renato y Adriano... ni mú.

Pero es así y no podemos cambiarlo.

Y si así no vá bien, quiero que sigamos siendo invisibles para el resto del mundo cuanto más tiempo, mejor. Pero no puedes evitar que sientas molestias de ver que lo único que se exporta de España sean los dos de siempre y a pesar de que andemos por encima de ellos en muchos aspectos.

Vuelvo, por tanto, a la normalidad -cuando termine de superar los desfaces del ritmo circadiano- y volveré a invitaros a leerme con la generosidad que os caracteriza.

Cuidaros.

5 comentarios:

A. Ramírez dijo...

!Che! qué bueno que vinistes.

MAGASE dijo...

Pues ya está aqui tu hermano para darte la bienvenida y animarte un poco a que ese ritmo circadiaco se acelere al máximo y empieces a deleitarnos con tus posts y tus comentarios,un abrazo hermano de tu mas incondicional lector y seguidor.

Carlos Romero dijo...

Re-bienvenido amigo. Te echaos de menos. Aquí está tu familia blanquiroja para arroparte de tanta insidia mediática. Ellos se lo pierden.

Un abrazo.

Puerta 15 dijo...

Pues, bienvenido. Y, ya iremos echando un vistazo a este espacio de referencia y obligada visita.

Un saludo

Gol Sur, Tribuna Alta dijo...

Entonces...

No llora por mi, Argentina.

Y eso que he llegado a escuchar por ahí (parece que de fuentes no fiables) que media Argentina es Sevillista porque aquí jugó Maradona.

Quizá sobrara, por obvio, decir que me alegro de poder volver a leerte.

Pero aún sobrando, esos comentarios siempre gustan.

De nuevo, un abrazo.