domingo, 18 de septiembre de 2011

UN PASEO POR ESCOCIA

 

Saludos.

Hace ya muchos años que no tomo mis vacaciones de un tirón porque he descubierto que si las fragmento, en dos o tres veces al año, me resulta más placentero, más gratificante  y me “recarga” mejor. Además, los viajes de más de diez o doce días terminan por cansarme. Y cuando me canso, ya no disfruto. Y para no disfrutar… no voy.

En el segundo viaje de éste año, por tanto, me he ido diez días a recorrer Escocia.

Coche alquilado, 1500 millas (alrededor de 2400 kilómetros), todo en contramano y sin un rasguño, ningún atropello y ni siquiera un multa. Cientos de millas por vías de un solo carril y con Passing Places…

P1050791

…especie de salientes laterales para ceder  el paso al vehículo que viene, que siempre te da las gracias con un gesto, que cuando le pones el intermitente para dejar que te adelante (nosotros íbamos de vacaciones), te lo agradecen con un destello de las luces de emergencia…

Hubo momentos en lo que llegué a pensar que con unos cuantos Passing Places más, hubieran podido doblar las carreteras.

Escocia es… IMPRESIONANTE.

DSC_0043

Las Highlands (occidentales), tierra de montañas bajas, lagos, verdor exuberante y agua a raudales, impacta por su belleza, su armonía y sus gentes.

Esas colinas suaves que multiplicaban la propagación del eco de unas cuantas gaitas haciendo pensar al enemigo que se enfrentaban a miles de pictos. 

DSC_0153

Son personas extremadamente corteses, amables y educadas (con alguna excepción puntual, como en todos sitios). A pesar de los titubeos iniciales de conducir por la izquierda, ni un mal gesto, ni una sola pitada… Elegantes en las formas.

Aunque lo decía Carlos Romero en La Palangana Mecánica, no iba a investigar. Iba de turismo y placer. Sin embargo, cuando planeamos la ruta de nuestra visita, incluimos Elgin, la ciudad natal de Edward (Ned) Farquharson Johnston, primer presidente del Sevilla Football Club, con la secreta esperanza de poder tomar alguna fotografía de su tumba puesto que Johnston, fallecido en 1924, está enterrado allí.

No pudo ser. Las circunstancias, el tiempo y el proceso necesario para ello, nos impidieron localizarla. No obstante, debe decir que Elgin es una ciudad muy bonita, muy animada y que nos agradó mucho.

P9079819

PA070351

P9079827

DSC_0242

DSC_0458

Tienen, los escoceses, una cerveza riquísima, la Tennet’s, a la que nos suscribimos desde el primer día. La negra, lo siento, sigue sin gustarme (que ya es raro).

P1060184

Y sus whiskies. Tomamos de diversas marcas, pero la estrella fue, sin dudas, el Glenfiddich de 15 años. Algo… eso que piensas.

Un único incidente destacable:

Elgin, tras la visita a los restos de la catedral (que debió ser inmensa), nos vamos a buscar el cementerio. Toma el coche Rafa y en su primer intento llama tanto la atención que escuchamos el sirenazo de la policía detrás. ¡Nos han pillado!

Un tanto desorientados, puestos a pensar que nos iban a “clavar” por alguna posible infracción de tráfico, nos hacemos a un lado y ellos paran detrás.

Un mocetón de Scotland Yard, brazos tatuados, se acerca y pregunta:

-Are you lost?

-Pues sí, agente, nos hemos perdido un poco. Vamos buscando el cementerio.

-Hay uno en la Catedral –responde.

-En efecto, lo hemos visto, agente…

DSC_0250

…pero no es ese el que buscamos. Queremos ver el moderno, el de Elgin-Moray.

Trata el tipo de indicarnos la dirección correcta pero, a medida que se lo piensa, decide que es más seguro para la población local ponernos a buen recaudo. Corta el flujo de indicaciones y ordena:

-Follow me.

Y tomo yo el volante, nos ponemos a rebufo y tras un par de millas nos deja dentro del recinto con nuestros agradecimientos. Y sin víctimas.

Y una anécdota un tanto sangrante:

Llegamos de cenar al pequeño hotel familiar y como aún es temprano, nos vamos al bar. Una mesa de billar (de las pequeñas), el dueño a la barra y la esposa en un sillón junto a una chimenea, ambos dándole a las pintas como descosidos. La señora, por cierto, calza melena propia de cuando metes los dedos en un enchufe y es realmente fea.

Tomamos los gúisquis, pegamos la hebra y nos pregunta a dónde vamos al día siguiente. Lago Ness, respondemos. Entre bromas y como todo tópico, le preguntamos si él había visto al monstruo.

-Si –afirma-, lo veo todas las noches. Duermo con ella.

Y señala a su mujer.

Sin comentarios.

Por último, estuvimos todo un día en los Juegos Escoceses de Pitlochry donde, con absoluto arrobamiento, asistimos a ésas modalidades de competiciones tan particulares que practican y al desfile de bandas de gaiteros.

DSC_0541

P1060103

DSC_0509

DSC_0527

DSC_0580

DSC_0530

DSC_0501

DSC_0532

DSC_0082

Ha sido un viaje inolvidable, de los que dejan huella y que no dudaré en repetir en el futuro.

Cuidaros.

8 comentarios:

Marcu dijo...

Con lo leído, con las fotos y con la imaginación me ha llevado a Escocia y eso es de agradecer.
Así que muchas gracias por el viaje.
Bienvenido a casa. Mucha suerte en su nueva andadura en NEO-FM y nosotros que le disfrutemos.

Un favor: No abandone el blog.

Cordialidad para Vd.

Paco M.C. dijo...

Fascinante,me quedé con las ganas de poder estar mas tiempo allí cuando la final de la UEFA.El día que estuvimos en Glasgow y alrededores me pareció maravilloso...

Carlos Romero dijo...

Fantástico. Ha debido ser impresionante. A la próxima me apunto ;)

RaMonStones dijo...

espectacular,preciosos y hermosos pais!! Nos hemos quedado con las ganas de verle a usted vestido con la típica falda escocesa jejeje
un abrazo y enhorabuena por la experiencia vivida

yo tb estuve en Escocia,pero no me dio tiempo a ver nada,solo el estadio de Hamdem Park,jugabamos una final.

Un abrazo!

Cornelio dijo...

Enhorabuena.

Precioso viaje.

Las pintas negras que no se tomó usted se las había bebido el qui hizo la carretera.

La foto de Ned en otra será...

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

D. Marcu, Es realmente hermoso el pais y ni siquiera mis fotos le hacen
justicia.

No, no abandono el blog. No obstante, entre mis investigaciones, Neo FM y otros proyectos ya en marcha (y de los que informaremos pronto), puede que se resienta el ritmo de publicaciones.

D. Paco M.C., yo me perdí aquello y le envidio que los viviera. Sinceramente.

D. Carlos, le tomo la palabra. Ya hablaremos de esto en profundidad.

D. Ramón... tiempo que no le leía. Un placer verle de nuevo. Le ahorraré el bochornoso espectáculo de mis patillas asomando por debajo de una faldita.

También a usted le envidio la experiencia escocesa que vivió.

D. Cornelio, gracias. Además del constructor, también el que diseñó la forma de conducir se había trasegado unos barriles.

Gracias a todos.

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano te digo lo mismo que te ha comentado Marcu,me has transportado a Escocia por esas carreteras con esas curvas a un lado y a otro,casi me asusto imaginandomé a la señora de los pelos tiesos,comprendo que no le tomarais una foto por respeto,hubiera sido muy descarado y no creo que tuvierais ningun pretesto para ello,un abrazo,por cierto al final seguimos debiendonos un café,bueno to se andará hermano,que hasta Alemania to es carretera.

Tántalo dijo...

Genial viaje.

Me lo apunto en mi agenda de cosas por hacer.

Gracias por la crónica y por la foto de la tumba de la abuela.