viernes, 4 de marzo de 2011

SUTILES DIFERENCIAS

 

Saludos.

Es tan amplia, varia, rica y poderosa la Red Blanca y Roja que cabe de todo. Tan de todo que andamos juntos tirios y troyanos. Todos caminando con el Equipo y todos opinando a saco, a destajo, con argumentos y sin ellos, con sapiencia o sumidos en la mas absoluta de las ignorancias. Tanto valen unos como otros, otros como unos.

Nos vemos en todas las atalayas (sean propias, prestadas, inventadas, apoyadas o, sencillamente, soñadas), la Red nos ha propuesto escenarios personales que abrazamos con pasión y usamos sin vergüenza.

Opinamos.

Unos viendo la realidad con el cristal crítico (cítrico, también) exigente e inconformista. Otros con sentido adulante (sea al proyecto, a la idea, al Club, a las personas o a los colores), siempre del lado de ver lo positivo exclusivamente. Otros mirando al hermano para arañar a alguien cuando lo que dice no nos agrada…

Opinamos.

Hay, sin embargo, sutiles diferencias: el respeto.

Llevo años leyendo a los sevillistas: los que se apoyan en la Biblia (!), los que los hacen en la Historia (!), los que analizan el último partido desde sus muy respetables y particulares visiones de lo vivido, los que ejercen de entrenadores virtuales, los que machacan, los opositores genéticos, los que a falta de enemigos de talla, se inventan los internos…

Opinamos.

Todos opinamos y todos tenemos nuestros méritos y deméritos.

No quiero que cambie nada, que todo siga tal cual, que sigamos creciendo y quepamos los que solo nos apetece dejar constancia de nuestra forma de vivir el sevillismo y los que solo nos preocupa disparar al primero que se mueva.

Incluso no quiero que dejen de insultar los de ideas personales incompartibles, absolutas, perfectas y demoledoras. Esos que jamás permitirán reconocer que el mundo es tan subjetivo que no es posible ser objetivo aunque nos empeñemos en ello.

Y por subjetivo, imposible de imponer.

¿Las razones? Cada cual. Sírvase a gusto, amigo.

Sutiles diferencias, puedo ver a los opinantes y a los opinadores de los opinantes (y los que escribimos sobre opiniones opinando). Y me maravillan los insultos porque la diferencia entre el que expresa una forma de ver, de sentir y de desear (vaya o no con la corriente mayoritaria), nada tiene que ver con el que echa mano del catálogo de adjetivos (suaves, medios y fuertes y en función de las propias tripas), para, por encima de todo, apartar al diferente, etiquetarlo y colocarlo en la estantería de los indeseables.

Y todos del mismo color (se supone).

Parece que lo que asusta no son los perros, ni los pastores, ni el señor marqués y ni siquiera los lobos. Lo que asusta realmente es el borreguito que se sale del rebaño.

¡Ése sí que es peligroso!

Todos bien en el redil. Todos contentos. Todos felices.

No desestabilicen, por favor.

¿Un poquito de soma?

EscudoSevilla1º

Cuidaros.

8 comentarios:

Blogosfera Sevilla FC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Blogosfera Sevilla FC dijo...

Este post debería de ser el "padre nuestro" de los que no entienden la grandeza de la afición del Sevilla FC.
Muchas felicidades por lo que escribes, y también por cómo lo escribes.

Un cordial Saludo.

Santiago Mora dijo...

Muy bueno,como siempre...

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

Sr. Blogosfera, D. Santiago... ya me han puesto colorao, como los nuestros.

Gracias a ambos.

Cuidaros.

Cornelio dijo...

Iba a dejar este cuadro en blanco, pero estamos en internert y no se pueden escuchar los silencios, ni vale por callada la respuesta.

Así que tengo que escribir algo.

¡Ojú!

Si en la red hubiera un sitio para grabar estos post, como los médicos hicieron con los de Hipócrates (se llamaba así ¿verdad?), pues a partir de hoy a ese sitio deberían quedarle unos pocos de bites menos de memoria.

Sr. Ariza... ¡OJÚ!

Manuel Miranda dijo...

Es ud. un genio, el Kanouté de los blogueros.

Nacho Mateos dijo...

Magistral, sublime, fantástico... ¡enorme!.
Una auténtica joya convertida en post.

Muchas felicidades por esta maravilla.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

¡Ea, ya lo han conseguido! Se me ha disparado el ego y ahora siento vértigo desde esta altura.

No se me pasen tantos pueblos, por favor. Con un villorrio era suficiente.

Gracias, amigos.

Cuidaros.