jueves, 4 de marzo de 2010

RADIO, MOSCU, HISTORIA Y CAMORRAS

 
Saludos.

Ayer, entre siete y ocho y media de la tarde, volvimos a la radio, a Radio Estilo -90.4 de la FM-. Será, parece, el nuevo horario de los miércoles y siempre que no andemos por ahí derrotando a algún rival Champion. Será, insisto, la única excusa porque la Copa de España ya la tenemos ganada al cincuenta por ciento y la Liga se juega en fin de semana.

Ayer, decía, nos reincorporamos a la emisión regular tras el largo paréntesis obligado por el traslado de la Emisora. Ahora, en el Parque Empresarial Torneo, estudio nuevo, bonito y casi terminado -aún andan dándole los toques finales y los teléfonos no están tan ágiles como quisiéramos-. Tiene un ventanal enorme y magníficas vistas. Incluso se apreciaba bien el Canal Barca de Monteseirín.

Y ya teníamos un poco de "mono".

Hablamos mucho -esto es radio y parece que es la actividad principal del medio-, del Sevilla y en varias facetas. La alienación de salida iba compuesta por nuestro director Carlos Romero, el compendio de Historia con patas de Antonio Ramírez, el veterano sapientísimo Antonio Carrasco -mejor persona que sevillista y eso es complicado de alcanzar-, y el utillero -un servidor con la botella de agua imbebestible-. Tuvimos dos bajas importantísimas, a la mejor manera del Club, con la ausencia de José Enrique y José Luis Herrera, a los que esperamos para la próxima partida.

Nos habló Antonio Carrasco de sus experiencias en Moscú, del buen primer tiempo, del segundo menos bueno, del frío -no tanto-, del metro de nieve, de la ciudad... y de lo mejor: un resultado que permite albergar todas las esperanzas para el partido de vuelta. Partido que si ganamos, nos haría igualar el record histórico del Club.

Hablamos, también, del próximo y coincidimos, creo, en que es de esos que el Sevilla gana contra todo pronóstico -yo, personalmente, aposté por darle el título al Barça- y de la final de Copa en cualquiera sabe dónde. La mayoría deseaba Madrid por aquello de llevar más gente. Desde mi punto de vista, tener que lidiar contra dos aficiones -porque no nos hagamos ilusiones que los del Madrí también aparecerían para joderla un poquito-, ir a meternos en la boca del lobo del Patético, se me antoja temerario. Pero sea donde sea, la queremos ganar y la ganaremos.

Y hablamos de Historia para recordar que el próximo lunes día 8 de marzo, cumplimos ciento veinte años del primer partido jugado entre dos equipos de diferentes provincias, entre una Sociedad denominada Sevilla Foot-Ball Club, de Sevilla, y otra llamada Huelva Creation Club.

La iniciativa la toma el Sevilla Foot-Ball Club.

Contamos anécdotas divertidas como la que supuso que la madre de dos sevillanos, los hermanos Welton, Doña Josefa Niño que asistía a todo evento sportivo que se preciara y donde, con toda seguridad, conociera a D. Jorge Welton padre -hay recortes que demuestran la presencia de la dama cuando aún era "señorita" y el Sr. Welton remero del Sevilla Rowling Club-, presenciara un lance de un partido del Sevilla donde fué fuertemente agredido uno de sus hijos. Ni corta ni perezosa, Doña Josefa saltó al campo, abanico en ristre, para vengar la afrenta y anduvo persiguiendo al malhechor un buen rato.

Y hablamos de Camorras.

Este señor dirige una página web donde vierte un torrente de mentiras escandalosas. Y lo hace a sabiendas con lo que agrava el hecho. Además, no se corta un pelo en insultar a diestro y siniestro, a sevillistas y a béticos -los que no siguen sus dictados-, en un foro público donde se exponen, con meriadana claridad, las Normas de participación.

Quedan bien visibles ésas normas y los insultos "no serán admitidos". Reza.

Pero si es el propio director de la web el que los lanza...

Además, podría ser reo de fomentar la violencia entre seguidores. La competencia deportiva entre nuestros equipos, cuando se produzca, debe quedar ciscunscrita a los noventa minutos que dure el partido. Fuera de ello, las personas estarán siempre por encima de cualquier otra consideración.

Con ésas actitudes, el Sr. Camorras fomenta, insisto, un odio malsano que está fuera de lugar, que deberíamos enterrar de una vez para siempre y que jamás nunca consiguió nada bueno. Está obsoleto.

Y terminamos nuestro programa.

Gracias a todos los que lo hacen posible.

Cuidaros.

4 comentarios:

Puerta 15 dijo...

Programa recomendable donde los haya. Espero poder escucharlo las más veces posibles.

Un saludo

Tántalo dijo...

Genial Sr. Ariza.

Solo puede escuchar los últimos minutos del programa pero gracias a su crónica es como su hubiera estado presente.

Espero algún día compartir tertulia con tan ilustres participantes.

Un saludo.

Tántalo dijo...

PD: Al leer el título del post pensé que iba a hablarnos de esa radio que escuchaban todos los verdolagas tras la guerra civil.

No ví la coma. Lo dejamos para otra ocasión.

Un saludo.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

Gracias, Puerta15. Confiemos estar a la altura de tanta expectativa.

D. Tántalo, no le quepa duda de que un cualquier día de estos tendremos el honor de compartir micrófono con usted.

Y tiene razón: Radio Moscú, la roja, se escuchaba perfectamente en todo hogar verde que se preciara. De hecho, era la emisora más escuchada del panorama de las ondas sevillanas, especialmente en el apartado "obreros machacados por los palanganas". Y si tenemos en cuenta que tenían un presidente golpista, lo normal era que el régimen de terror se cebara con los del régimen de terror.

Alucinante, camarada tovarich.

Gracias.

Cuidaros.