miércoles, 1 de mayo de 2013

LA 22/23

 

Saludos.

Al comenzar la temporada 1922/1923, el Sevilla F.C. presenta un Equipo titular compuesto por:

Avilés

Herminio    Sedeño

Ramírez    Ocaña    Barragán

Spencer    León    Kinké    Gabriel    Brand

La línea del miedo

Pues sí, es tal cual. Eran tiempos de dos defensas, tres medios y cinco delanteros (La Línea del Miedo entonces). Todo configurado para el ataque puro y duro y lo cierto, como veremos más adelante, es que funcionaba.

Recordemos que aún no ha comenzado la Liga (lo haría seis años más tarde, en la temporada 28/29) y que salvo los partidos oficiales por el Campeonato de Andalucía, los demás se concertaban entre Clubes. Hay una maravillosa colección de telegramas en el Archivo del Sevilla F.C., Área de Historia, que cuentan con precisión las relaciones entre los Equipos para acordar los encuentros y con algunas anécdotas más que divertidas.

En el banquillo, aguardan Larumbe, Ismael, Villagrán, Rey, Ferreras, Escobar, Cabezas, Pichichi y Estévez. Y cuenta, además, con los jóvenes valores de la Cantera: Esteves, Domínguez, Setefilla, Manolo Brand o Caballero por su hubieran menester.

Gabriel y Avilés llegaban del Betis y Spencer debe retornar desde Barcelona (donde esperaba jugar en el Español), porque el Club no admite su traspaso.

El primer partido, debut de la temporada, se juega contra el Madrid el 1 de septiembre y se les hace morder el polvo, de manera contundente, por 4 a 0 (goles de Kinké 2, Cabezas y Brand). Fue un día de calor sofocante y a punto estuvo de causar estragos en los jugadores. Arbitra Balaguer.

Y el día 3, nuevo encuentro con los capitalinos. Esta vez… caen por 6 a 3 (goles de Gabriel 2, León 2, Kinké y Brand).

Nueva goleada el día 8, ahora al Español por 4 a 0 (los cuatro de Kinké) y el día 15, se despacha a los periquitos con un 5 a 1.

Hay un parón hasta octubre cuando frente al Nacional, el Sevilla se impone por 10 a 0. La nota es la alineación de Ismael, recién regresado de su servicio militar en África. No hizo buen partido por la lógica falta de forma (goles: Gabriel 4, León 3, Kinké 2 y Escobar).

El día 5 de noviembre, se le endosa una “talega” de 6 a 1 al Betis (Kinké 3, Gabriel 2 y León. Por el Betis, Quero). Uno de los goles de Gabriel fue aplaudido durante muchos minutos porque parece que fue una absoluta maravilla.

Tras el partido y la consiguiente guasa y cachondeo sobre la “talega”, sucedió que hubo guantás por doquier.

En el Betis jugaba Llinat.

Continúan los partidos hasta el 17 de diciembre cuando el Sevilla proporciona el correctivo de 8 a 0 al Recreativo de Huelva (Kinké 5, León, Gabriel y Barragán).

En el último día del año 1922 y primero de 1923, el Sevilla juega con el Oporto y lo soluciona con un 7 a 2 y 5 a 2 respectivamente.

En ése mismo mes de enero, el Vasas de Budapest es machacado en dos partidos por 3 a 2 y 4 a 0. Sin embargo, el  Nuremberg nos derrota por 2 a 1 y 1 a 0.

Y llega febrero. Partido intenso y polémico contra el Betis con la detención de… Llinat.

La historia completa pueden leerla en La Palangana Mecánica. y buscar el silbato del colegiado Sr. Rentería.

Pero sigamos, para terminar, con la temporada 22/23 porque se impone un resumen estadístico:

Partidos jugados:  27

Ganados: 19

Perdidos: 3

Empatados: 5

El Sevilla marca 104 goles y recibe 24. Eso significa una media de 3,85 goles a favor por partido y 0,23 en contra. Brutal. Y con dos defensas.

Sevilla campeón Copa de Andalucia1922

Pues sí. Otra vez, de nuevo, el Eterno Campeón de Andalucía se queda con el máximo trofeo regional. Recordemos que de 20 ediciones, el Sevilla F.C. ganó 17.

No se olvide esto.

Cuidaros.

P.D. ¿De verdad piensa, D. Alfonso, que con ésos datos y cifras el Sevilla necesitaba algún tipo de maniobra extraña para vencerles y de forma escandalosa? ¿El acto de homenaje a Llinat fue por saltarle los dientes a Rentería? Curioso.

3 comentarios:

@Ravesen_ dijo...

Con esos datos, sumamos 62 puntos en 27 partidos. Extrapolando, serían 87 en 38. No da para campeón de liga hoy por hoy (sí hasta hace cuatro o cinco años), pero sí para una clasificación aseadita para Liga de Campeones. Como terceros, por supuesto. Incluso como subcampeones.

¿Podemos pensar que ese sería el nivel de aquel equipo, salvando las distacias?

La verdad es que se te ponen los dientes largos leyendo cosas como esta. Con lo que nos tenemos que tragar domingo a domingo con el Sevilla de hoy.

Respecto a lo otro, me parece ridículo el afán por parecer iguales a nosotros, y más ridículo aún perseverar en el empeño a pesar de llegarse un golpe tras otro.

Un abrazo.

pjsendra dijo...

vaya pedazo de trabajo para celebrar el día de ayer.
Felicidades

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

D. Ravesen, muy bien planteada la comparación (que no es odiosa). Para nuestra desgracia, hemos tenido plantillones inmensos en muchas épocas y los hados han impedido muchos más títulos.

De lo otro... éste señor va a terminar pegándole un cabezazo al teclado. Al tiempo.

D. Pjsendra, ando con un trancazo del nueve y me "manifesté" virtualmente en casa, arropadito y mocosito.

Gracias, amigos.

Cuidaros.