lunes, 4 de febrero de 2013

SEMANTICA

 

Saludos.

Largo me lo fiais [Tirso de Molina (El Burlador de Sevilla) y José Zorrilla (Don Juan Tenorio)]

Nota previa: Éste artículo es conscientemente largo y seguramente, pesado. Entenderé que no se aborde, que se abandone a la mitad e, incluso, que se lea completo llegado el caso. Es, como verán, un ejercicio de pedantería (tan propio en mi) con el que solo pretendo exponer algunos conceptos lingüísticos elementales. Tal vez lo consiga.

SEMÁNTICA: “adj. De la semántica o relativo a ella: estudio, campo semántico. || f. Parte de la lingüística que estudia el significado de los signos lingüísticos y de sus combinaciones, desde un punto de vista sincrónico o diacrónico. || En la teoría lingüística generativa, componente de la gramática que interpreta la significación de los enunciados generados por la sintaxis y el léxico. || semántica generativa Teoría lingüística que se aparta de la gramática generativa, al establecer que toda oración realizada procede, por transformaciones, de una estructura semántica y no sintáctica.”

La mejor forma de comunicación entres los animales llamados “racionales” [adj. De la razón o relativo a ella: comportamiento racional. || Conforme a la razón: su sensatez le hizo adoptar una postura racional. || Dotado de razón: animal racional. También com.] y en tanto no alcancemos la “comunicación psicológica” (directa entre mentes y sin necesidad de “artificios” tales que cuerdas vocales, tímpanos o nervios ópticos), es el lenguaje. El lenguaje que en sus formas visual, oral y escrita, son las maneras de relacionarnos, transmitir y recibir ideas y conceptos hasta que aprendamos a desarrollar ése modelo mental.Y nos ha servido bien durante miles de años.

El lenguaje extenso y evolutivo [frente al “sencillo” (por invariable) del resto de especies] lleva con nosotros los humanos desde nuestra aparición en los albores de los tiempos y en sus tres vertientes. Se ha ido perfeccionando, enriqueciendo y persigue, sin ninguna duda, la expansión global para que podamos comunicarnos con cualquier ciudadano sin barreras terrestres, lingüísticas o locales. Persigue, además, la “economía del lenguaje” para, con el menor numero de símbolos, palabras o letras, emitir los pensamientos más complejos.

Hemos asistido al predominio del griego (probablemente hubo otros anteriores aunque debamos tratarlo como el primero “universal” por su influencia posterior en todas las civilizaciones que les siguieron), del latín, del español, del inglés… asociados todos ellos a la épocas de preponderancia de los imperios y su expansión geográfica. Hoy es ése último (porque sabiamente está vinculado al lenguaje técnico/científico y en una sociedad altamente dependiente de la tecnología como la nuestra ocupa el lugar más influyente) aunque como siempre y en todos los ciclos, otros “amenacen” ésa supremacía en un futuro no lejano (léase el chino, por ejemplo).

Dice Noam Chomsky (que antes que activista político es lingüista), que hay un nivel superficial y otro profundo. Uno “práctico” (atendiendo a las razones expuestas de la economía y la facilidad de comunicación) y otro “complejo”. Este segundo es mucho más largo y arduo de explicar, pero no procede desarrollarlo ahora ni yo soy experto en ello. Disculpas.

Conocer el lenguaje y cuanto más profundo mejor, es “obligación” de los humanos que pretendan usarlo. Hay, como decía, razones prácticas. Una de ellas, por ejemplo, es impedir que determinados discursos te engañen (léase “políticos”); otros son esotéricos, enrevesados, confusos… inventados para “encriptar” información que solo sea accesible a los iniciados (medicina, judicatura, notarías…) Sin embargo y cuando interesa, se nos facilita su comprensión mas allá de los menores niveles cognitivos (véanse, por ejemplo, las señales de circulación, las del metro, símbolos de seguridad, urgencias, policía, incendios…)

Durante siglos (seguramente varios más aún), una parte de las sociedades, la que corresponde al pequeño grupo que ostenta el poder (político, militar y económico que son todos juntos el Poder), ha sabido hurtarle al resto el acceso al conocimiento por la sencilla razón de que es mucho más fácil gobernar a ignorantes que a cultos. Es facilísimo porque se nos puede confundir sin muchas complicaciones. A palos o con engaños verbales, perdidos la mayoría en la ardua tarea de la búsqueda de la comida diaria.

Recordemos que lo único realmente democrático es la educación porque nos iguala a todos sin que importe el origen social. Deduzcan, por tanto, lo que ha venido ocurriendo en el país desde siempre y que arrecia ahora.

Pero sobre todo lo anterior, debemos prestar especial interés al mensaje.

Ya conocen el trinomio: emisor, mensaje, receptor. Y conocen que debemos coordinar las claves de comunicación (idioma) o el factor mensaje es inútil porque no llega, no sirve, no se puede descifrar.

Vamos a tratar de explicarlo con un ejemplo y tomaremos un término conocido por todos (especialmente por los que gustamos del fútbol): “Club Decano”. Parece, a priori, un mensaje sencillo, sin complicaciones, apto para ser descifrado por casi cualquier receptor y desde los niveles de conocimiento más elementales.

Como es propio, nos atendremos a las definiciones que nos señala la RAE (organismo encargado de recoger las formas de expresión populares, elevarlas de “categoría” y hacerlas “oficiales” o, como dicen allí, “fija, limpia y da esplendor”, en un ejercicio de prepotencia absurda teniendo en cuenta que siempre van por detrás del pueblo llano y que sin éste y su revolución constante del idioma, probablemente tuvieran que cerrar el ente y depositar sus archivos junto con el arameo, el sánscrito, el rúnico o el osco entre otros varios):

CLUB: “m. Asociación creada para la consecución de fines deportivos, culturales, políticos, etc., y local donde se reúne: club hípico, deportivo. || Bar, generalmente nocturno, donde se bebe y se baila: estuvimos en un club del centro después de cenar. u pl. clubs o clubes.”

Es una palabra procedente del inglés, aceptada en español y de uso común. Tiene algunos sinónimos tales que: círculo, peña, sociedad, asociación, casino o tertulia.

DECANO: “adj. y s. Miembro más antiguo de una comunidad: el monje decano; la decana de las televisiones. || Persona que preside una corporación o una facultad universitaria, aunque no sea el miembro más antiguo: la decana de Filosofía y Letras es muy joven.”

[Y si profundizamos un poco más (que no viene al caso pero resulta interesante), nos enteramos de que un “Decano” era un suboficial que mandaba diez soldados, miembro de la milicia palatina durante el Bajo imperio, también denominado decurión o capita contubernii (jefe de tienda), oficiales inferiores de la infantería legionaria.]

Tiene sinónimos: deán, presidente, jefe, rector, director… pero nos atendremos a las primeras definiciones en ambos casos.

En fútbol y en tanto no se demuestre lo contrario, el Club Decano de todos los Equipos o Clubes españoles es el Real Club Recreativo de Huelva. El “Recre”.

Es así porque tal cual consta en la Real Federación Española de Fútbol y mientras no se demuestre que ése lugar debe ocuparlo otro, es el primer Club allí registrado de todos los que componen la geografía futbolera española. Aceptado pues, proclamo: el Decano del Fútbol español es el Real Club Recreativo de Huelva.

Ésa afirmación, pienso, no necesita mayor profundización porque parece (o debe parecer), que el emisor (yo) transmite una idea (mensaje) y el receptor (lector de mi blog) lo recibe, comprende, entiende, acepta y asimila. Ambos, emisor (yo) y receptor (lector), usamos los mismos códigos lingüísticos y por tanto, cumplimos la función completa de comunicación. O eso intuyo y espero ya que en siendo el elemento receptivo, en algunos casos, proclive a deducir de los mensajes funciones o cuestiones ajenas al mensaje mismo, es decir, lo decodifica desde perspectivas o razones tales que juicios de valor, deseos propios o interpretaciones idealizadas de significados supuestamente ocultos, nunca podré asegurar que algo tan sencillo sea leído como algo complejo, deformado o se le imputen virtudes que no posee, que no le he conferido yo, que soy el creador.

Pero incidamos en un segundo ejemplo y tomemos un nuevo supuesto: “Club Recreativo”.

CLUB ya ha sido definido mas arriba y no insistiremos.

RECREATIVO: “Que recrea, derivada de RECREACION: Con origen en el término latino recreatĭo, la palabra recreación define a la acción y efecto de recrear. Por lo tanto, puede hacer referencia a crear o producir de nuevo algo. También se refiere a divertir, alegrar o deleitar, en una búsqueda de distracción en medio del trabajo y de las obligaciones cotidianas. Con respecto a la segunda acepción, la recreación es el uso del tiempo que se considera como un refresco terapéutico del cuerpo y de la mente. La recreación implica una participación activa del sujeto, a diferencia del ocio que refiere generalmente al descanso o a otra forma de entretenimiento más relajada.

Entre las actividades recreativas más tradicionales, pueden mencionarse aquellas que se realizan al aire libre. La pesca, por ejemplo, es considerada como una actividad recreativa que permite distenderse y disfrutar de la naturaleza.

Los deportes como el fútbol y los distintos tipos de juegos también son elegidos por millones de personas en todo el planeta a la hora de la recreación.

En definitiva, el concepto de recreación abarca el juego en todas sus expresiones y actividades como la música y el teatro. Se considera que toda acción recreativa contribuye al enriquecimiento de la vida. Por eso, la recreación también es una actitud o estado de ánimo, que expresa la naturaleza misma del hombre.”

Como saben, el lenguaje se configura en la oposición de los términos (por exclusión y sin tener que llegar al nivel profundo que decía Chomsky), podemos decir que cuando expresamos “blanco” lo oponemos a “negro”, si “alto” a “bajo”, si “grande” a “pequeño”…

Son las estructuras lingüísticas básicas con las que educamos a los pequeños y que una vez asimiladas por la edad y el uso continuado, se automatizan y no hay que volver a explicarlas ni desarrollarlas. ¿Recuerdan Barrio Sésamo? Pues era todo un compendio de pedagogía para niños por su sencillez expositiva.

Vamos, entonces, a hacer un ejercicio simple de imaginación con ésas estructuras elementales. Se propone que dos grupos de amigos funden sendos clubes deportivos.

El Grupo “A” decide que se llamarán “Club de Recreo” porque será una asociación donde puedan ejercitarse sus socios en diversas materias físicas. Establecen que practicarán tenis, cricket, excursiones culturales o fútbol. Es, además, el primero en fundarse y por tanto, portará el título de Club Decano (ver arriba).

El Grupo “B”, opta por la dedicación exclusiva al fútbol y se denominan “Club de Fútbol” y es, por tanto, el primero bajo ésa designación.

Todos, sin embargo, son amigos y deportistas (sportsman) y por ello, no es raro encontrarlos jugando juntos al fútbol, al tenis, al cricket, al remo…

Siendo así ¿cuál es la diferencia entre ambos y por qué sus denominaciones distintas si pretenden competir en los mismos deportes?

Una preposición.

Una humilde “de”.

DE: prep. Denota posesión o pertenencia: es el coche de Juan. || Expresa origen o procedencia: es de la Pampa Argentina. || Expresa la materia de que está hecho algo: sartén de hierro. || Indica lo contenido en algo: un vaso de vino. || Indica naturaleza o cualidad: su madre es de una bondad infinita. || Expresa el modo de hacer algo: cógelo de puntillas. || Indica el asunto de que trata algo: tiene varios comics de ciencia-ficción. || Expresa el tiempo en que algo sucede o se ejecuta: trabaja de noche en un hotel. || Denota sentido partitivo: algo de pan. || Indica la profesión o empleo de alguien: le han contratado de albañil. || Expresa la causa de algo: ha enfermado de cansancio. || Indica finalidad: máquina de tricotar. || desde: hizo un recorrido de Coslada a Madrid. || Se usa para introducir el segundo término de la comparación: ha dormido más de la cuenta. || Se usa como refuerzo expresivo de un apelativo: la ciudad de Cádiz. || Se usa como refuerzo de expresiones calificativas: pobre de mí; el cerdo de Luis. || Seguida de infinitivo, forma frases de significado condicional o concesivo: de seguir llegando tarde, tendremos que despedirlo.

Así, debemos volver a los valores de oposición del lenguaje: el Grupo “A” funda un Club de Recreo en el que son acogidas diversas modalidades de deportes. Entre ellas, el fútbol.

El Grupo “B” centra sus actividades en el fútbol y por eso emplea la preposición “de”, de pertenencia, para especificar que no será de Tenis, ni de Cricket, ni de Remo ni de Recreo. Será de fútbol.

DE fútbol.

Un Club que se declara “de” Fútbol es para practicar el fútbol por mucho que pretendamos darle otro significado.

Podrían haberlo denominado “Club Gimnástico” o “Asociación Atlética” pero no, usan una preposición que denota exclusividad y sin que ello pueda significar que solo se practique ésa actividad. Son sportsman, recordemos, capaces de enfrentarse en diferentes disciplinas aunque elijan la principal de entre todas ellas.

Pasados mas de cien años, resultará harto complicado discernir las intenciones de los fundadores (porque nunca las explicaron convenientemente) y las razones que les impulsaron a tomar unos nombres u otros. Siendo así, pretender explicar ésas intenciones resulta pueril y rayano en el ridículo si no se cae de pleno en el.

Ambos grupos declaran sus propósitos (con unas “de”) que los convierten, necesariamente, en objeto principal y final de sus actividades aunque no sean las únicas.

Como decía al principio, el valor del mensaje es el que le otorga el emisor y no otro. El receptor, por mucho que invierta emociones, deseos, suspicacias, anhelos, temores o recelos, no podrá  desvirtuarlo nunca aunque se pretenda dotarlo de significados ocultos.

Es, por ello, importantísimo igualar los niveles de conocimiento de emisores y receptores para evitar tergiversaciones espurias, interpretaciones interesadas o manipulaciones de terceros porque, como decía también, eso evitará que se nos pueda engañar fácilmente.

Un auditorio de nivel bajo es tierra abonada para vendedores de fantasías y alimenta animadversiones poco recomendables cuando no espolea los bajos sentimientos, los incontrolables, los perversos.

Cuidaros.

P.D. Disculpas por esta barbaridad.

6 comentarios:

Tántalo dijo...

Y si encontramos alguno de los socios del Club de Football, de forma individual, haciendo un pastel, ¿entonces es que el club de footbal también lo es de repostería? Y si encontramos a alguno de sus socios leyendo un libro, ¿entonces el Club de Football tambien lo era de lectura? Que pocas luces... Me he recreado mucho con su articulo sr. Ariza. Muchas gracias por la clase. PD: Grande Viva Chomsky!

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos, D. Alex.

Un placer, como siempre.

Mas sombras que luces, por cierto.

Chomsky for ever.

Un abrazo, amigo.

F.J. Terenti dijo...

Chomsky (no confundir con Choqui), padre de la Gramática Generativa, defiende la existencia de ciertos resortes innatos que nos permiten desarrollar el lenguaje (no me extiendo) a los seres humanos.

El choco carece de dichos resortes.

Enhorabuena

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Me cuesta seguirle, D. Javier, porque no logro ver la relación que tengan los chocos con todo esto, sinceramente.

No obstante, gracias.

Cuídate.

Ravesen dijo...

Supongo que si aquellos creadores de clubes deportivos hubiesen sabido la importancia que iba a llegar a tener el fútbol y, en consecuencia, la elección de las palabras para nombrar dichos clubes, igual hoy día el decano se llamaría algo así como

"Club Recreativo, pero eminentemente de fútbol, de Huelva"

Y nosotros sufriríamos al menos una vez por semana con una cosa llamada

"Sevilla Club única y exclusivamente de fútbol".

Eso en castellano, no sé si atreverme a traducirlo al inglés o dejar esos menesteres al Sr. Terenti (zapatero a tus zapatos)

Casi prefiero dejar las cosas como están.

Eso sí, creo que recibo el mensaje de un modo bastante acorde a las intenciones del emisor.

Un abrazo.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

D. Ravesen, recuerde aquello de los niveles de emisor/receptor.

Y no recargue al Sr. Terenti de más trabajo que ya lo tenemos super explotado. Y no cobra ni con sobre.

Gracias.

Cuídate.