viernes, 8 de enero de 2010

VELOCIPEDISTAS

Saludos.

Buscando por ahí, por donde se guarda la información del pasado, me encuentro un día con esto:


Es de abril de 1891. Hagan números.
Y me resulta divertido el término "velocípedos"  porque descubro que hubo un tiempo en que éramos, junto con el remo -el Sevilla Rowing Club, donde remara Isaías White con excelentes resultados-, potencias nacionales a los pedales. Además, acabábamos de inventar el foot-ball de competición española, tomando la iniciativa, sí o sí y nosotros a lo nuestro, e invitando al Huelva Recreation Club a un match en el campo del Hipódromo de Tablada. Porque también entonces teníamos un hipódromo. Y un tiro de pichón justo al lado...

Todos muy concurridos, animados y altamente competitivos. Teníamos, incluso, un cuadro de tarifas para coches de caballos:

 

Y me divierte más aún la necesidad de la Sociedad, el Veloz-Club, de arquilar los palcos de la Plaza de San Francisco para Semana Santa, porque con las premuras -ya entonces éramos tan chapucillas como ahora- no les había dado tiempo de terminar las instalaciones.
Me preguntaba dónde estaría ése Velódromo "camino de Tablada", en la Huerta del Carmen. Y lo encontré:


 pica para ampliar

Vemos que la dársena aún no estaba hecha y que el velódromo ocupa los terrenos donde hoy estarían las instalaciones del puerto, frente al Puesto de los Monos.
Pero no me conformo y sigo buscando datos de los ciclistas sevillanos y doy con muchísimas referencias a la cantidad y calidad de los mismos.
Pero eso lo dejaré para la segunda y última parte.


Continuará.


Cuidaros.


4 comentarios:

MAGASE dijo...

TE SIGO DE CERCA HERMANO,TE HARÉ UN MARCAJE ESTRECHO COMO LOS DE ANTES,UN ABRAZO,ERES UN CRACK DE LA NATURALEZA.

Arrucitagrande dijo...

Jose M, cada vez alucino mas contigo, entrar en tu blog es como entrar en la historia de nuestra ciudad. Sabes que no es coña, espero a ver en mi lista de enlaces cuando subes un nuevo artículo.

Genio!!

A.Ramírez dijo...

Que digo yo que Martín Carrero lo debió pasar genial montando a la Almeja :D

cornelio dijo...

Genial.

Un Velódromo.

Y el sitio se llamaba la Huerta del Carmen.

Bonitas historias de Sevilla.