domingo, 2 de junio de 2013

¿VINTAGE O RETRO?

 

Saludos.

CAMISETA-1 2013-14

No hay que confundir entre los términos retro y vintage ya que a menudo ambos términos se entremezclan. Cuando nos referimos a retro, se trata de objetos que evocan al pasado, pero que no deben necesariamente pertenecer a él, ni siquiera haber sido diseñados en otros tiempos, simplemente emplean la estética de otra época tratando de apelar a nuestra nostalgia. Por otro lado, vintage hace referencia al pasado a través de prendas u objetos que fueron diseñados y fabricados en la época a la que pertenece su estilo. Normalmente, el término va asociado a creaciones de grandes diseñadores que se conservan en muy buen estado y que tiene un gran valor económico, aunque también se puede emplear para cualquier cosa antigua que decidamos sacar a la palestra, siempre que tenga algo que aportar estéticamente, y no sea simplemente viejo.

No pretendo opinar sobre el diseño de las camisetas que se proponen para la próxima temporada (aunque tenga mis gustos y mi sentido estético y a veces me chirríen los engranajes internos o aplauda a rabiar, que de todo ha habido) porque debo entender que pertenecen al intrincado mundo de la economía del Club. Entiendo también que con cada nuevo sponsor, ésas marcas quieran establecer sus propias líneas y sus modelos (siempre que observen coherencia con los colores del Equipo y aunque no siempre sean tan fieles o adecuadas como deseamos. En cualquier caso, son fruto de acuerdos entre las partes) para, si consiguen llamar la atención, extender su negocio a otros clubes y aumentar sus ingresos. Es el mercado y es una inversión de la que se beneficia el Sevilla F.C.

La nueva marca pretende introducirse en el fútbol español y elige al Sevilla. Su primera apuesta es potente y generosa y elige al Sevilla F.C como adelantado, como punta de lanza.

[Warrior Sports viste al Liverpool en el Reino Unido, al Sagan Tosu de Japón, al Randers F.C. de Dinamarca y al Emelec de Ecuador en su estrategia de expansión mundial y pronto, seguramente, compitiendo con las grandes tradicionales]. 

Parece un buen negocio, a priori, para nuestro Club. Y lo consiguen los mismos que aprueban los diseños. Son los mismos aunque ésa parte, la económica, se pretenda ocultar con el contenido estético porque así le interesa a algunos. Al enemigo ni agua. Pisálo.

La venta de indumentarias suponen unos ingresos más (y nada desdeñables) en las cuentas del Club. Así, todo lo que incite a los aficionados a hacerse con ésos nuevos complementos (somos, no nos engañemos, bastante snobs en general o no se entendería que cientos de marcas nos creen necesidades ficticias en las que tarde o temprano, con pasión o forzados, con o sin medios, todos recalamos de alguna manera), entrará dentro de la lógica comercial y social de nuestros días.

primer

Este escudo es tan sevillista como éste otro.

ESCUDO SFC-1

Y no menos que este aunque se cambiara el rojo de las letras por el negro (no lo hizo Vizcaíno, por cierto):

ESCUDO SFC-ACTUAL

Aquel hermoso escudo bordado de siglas entrelazadas, lució en las camisetas de nuestros jugadores durante muchos años. Era nuestro símbolo. No lo diseñó Warrior ni Vizcaíno. Es tan escudo nuestro como el segundo y el tercero. Y mucho más antiguo.

ESCUDO LAFITA

Y es, además, un grandísimo homenaje a los que forjaron el Mas Grande Club del Sur, el Eterno Campeón de Andalucía. Y si eso no fuese suficiente, es, al final, una magnífica lección de Historia para tantos de esos marrulleros charlatanes y jartibles que, en su gran desconocimiento, esgrimen cuitas personales sin pudor y con temeridad rayana en el ridículo, cuando no caen directamente en él.

Hay algo peor aún que la ignorancia y eso es la perversión.

Por cierto y antes de que algún marrullero caiga en la tentación de lanzarme los Estatutos a la cara, sepa que la definición del Escudo allí recogida es más que deficiente. No se atengan a la literalidad o pierden.

¿Pasión por lo nuevo o resistencia al cambio?

Maticemos y usemos la esencia de los argumentos del Gran Marrullero.

En el fondo (sigamos sin engañarnos), querríamos ganar un trofeo (o dos, o más) importantes cada año. De suceder así… ¿a quién carajo le importaría si vestimos de rosa fucsia o de amarillo fosforito? Hagan cábalas y no nos engañemos, otra vez, a nosotros mismos por favor y sobre todo, no traten de engañar a los demás. Porque cuando solo el triunfo y solo ganar importa (el Gran Marrullero dixit), lo demás puede resultar accesorio y alguno debería releerse a sí mismo. El Gran Marrullero sobre todo.

¿Jogo bonito?

Sorprende (o no tanto), que cuestiones de tan relativa importancia (sin que se salgan de cauce en ningún momento sino más bien todo lo contrario) sean elevadas a niveles superiores, a supuestos atentados contra fundamentos tan cambiantes como el resto. A la inmediatez del hoy frente a todo lo demás y, especialmente, al pasado. El pasado (cuando no estábamos nosotros ejerciendo de estrellas) es bueno si fueron triunfos porque de los fracasos preferimos pasar página (hay quien soporta un pasado con más oscuros que claros y por eso se escuda en la supuesta malevolencia de los demás para justificar sus propias impotencias). ¿Cuándo empieza el pasado? ¿Desde cuándo contamos?

Poseemos Guardianes de Nervión, Guardianes de la Memoria y ahora aparece un tercer grupo al que denominaremos como “Guardianes de la Ortodoxia”.

Marrulleros y falsos apóstoles, reos de abrazar la primera causa que esgrima el populista paranoico de turno para elevarse sobre ¿qué? ¿Contra quién? ¿Qué guerra particular pretendemos elevar a conflicto universal? ¿Quién abraza ésas causas obtusas como si de cruzadas se tratara?

Son genéticamente béticos en sus formas y a pesar de que se desgañiten clamando su sevillismo. De ese puñado de béticos anclados en el victimismo que se consuelan en que a pesar de su perfección, es la malevolencia de los otros la que les impide alcanzar la cima. Infantiles, previsibles y cómicos.

Miren lo que dice éste:

Betico-Trianero

En leyendo solo la primera frase, todo lo demás es altamente significativo y se justifica por sí mismo. Y descojonante. ¿Encuentran, no obstante, similitudes entre los marrulleros blancos y los verdes? Yo sí. Muchas.

Bandera Mercantil SFC 1

¿Ésta otra maravilla también será objeto de crítica cuando ondee en el Estadio? ¿Otra cagada de Vizcaíno?

1890 ¿qué escudo y camisetas usaron entonces? Denles tiempo a los del Área de Historia del Sevilla F.C. para que lo descubran porque, no les quepa duda, ellos lo harán antes o después y cuando se muestre... algo tendrá que ver Vizcaíno, no lo duden.

Un día, cualquier día (más pronto que tarde), el Sevilla F.C. y la RFEF anunciarán que la fecha oficial de la fundación de nuestro Equipo es el 25 de enero de 1890. ¿Qué dirá entonces el Gran Marrullero? ¿Dirá que Vizcaíno se ha cargado el Himno del Arrebato?

¿Qué diremos cuando haya que cambiarlo todo y decir “Since 1890”?

Cuando cambian de manera accidental el modelo propuesto de rayas rojas y blancas por el blanco inmaculado, ése color (el blanco níveo) se convierte en el color oficial del Sevilla F.C. Un accidente, miren por dónde, y permanece ahí por más de ciento ocho años (al menos y hasta que los del Área de Historia muestren nuevas evidencias de su pasado, de que es mucho más antiguo o de que hubo otro u otros anteriores).

¿Y qué se dijo cuando cambiaron el rojo de las medias al negro tradicional, el del pasado?

Miren que con cada nueva andanada del Gran Marrullero, más cerca me encuentro de darle la razón a Vizcaíno y casi pensar que se extirpó el cáncer a tiempo, antes de la metástasis.

Las sociedades anónimas deportivas lograron usurparles casi todos los derechos a los socios, para bien y para mal, con lo que los destinos de los clubes se rigen por otros intereses. Ya no gobiernan los socios directamente y si todo vale debe valer todo. Ganar y lo demás (si pretendemos ser coherentes con nuestros discursos), es solo complementario e importante solo en la medida que queramos darle. Salvo aberraciones, que no es el caso ni de lejos.

Todo es tan relativo que espanta pensar en ello, D. Alberto. Nunca sabré si debo darle las gracias o maldecirlo por señalarnos nuestra insustancialidad.

1905

Cuidaros.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

El Sevilla FC SI jugo con su Escudo el último partido de la temporada 2012/2013.
Saludos.
Ángel

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

En efecto D. Angel. Y parece que no supuso ninguna afrenta a nada ni a nadie.

Gracias, amigo.

Cuídate.

Flamenco Rojo dijo...

Excelente post compañero...as usual.

Un fuerte abrazo,
Pepe Gonce

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Gracias, D. Flamenco. Gracias, compi.

Un abrazo y cuídate.

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano ¿todos esos escudos son del Sevilla? ¿tan grande es nuestra historia? ¿tantos estandartes e indumentarias hemos tenido desde 1890? ¿porque agunos se empeñan en empequeñecer este sentimiento a base de tanto juego subterraneo? dejas perfectamente retratado al personaje y al Sevilla en el sitio que merece,un abrazo y perdona mi abandono por estos lares en esta época reflexiva que llevo,no me olvido de nada ni de nadie,otro abrazo para ti y para tu querida Carmen de todos nosotros.

Otra entrada de marco de caoba de cuba barnizado en su color natural.

Cornelio dijo...

¡Qué facilidad para decir bien las cosas y como son!

Genial, maestro.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Papi, gracias. Seguramente hubo algún otro antes. Dales tiempo a los de Historia.

D. Cornelio... "soy demasiado vanidoso para que me halaguen; demasiado viejo para ser ambicioso y más feo que un cangrejo" [Le Carré, John. Tinker, Tailor, Soldier, Spy (El Topo)].

Gracias, amigo.

Cuidaros.

Jose Manuel Ariza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel Ruiz dijo...

Lo que más gracia me hace es que el gran marrullero utilice precisamente una variación de ese escudo que demoniza como avatar de twitter. JA!

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

D. Manuel... "cosas veredes".

Los "iluminados", amigo mio, solo ven su propia luz.

Gracias.

Cuídate.