viernes, 21 de septiembre de 2012

TAPANDO DESCONCHADOS

 

Saludos.

DIADA-1

No deja de seguir sorprendiéndome (pensaba que a éstas alturas de la vida pocas cosas podrían causarme desconcierto), que los hechos se repitan sin solución de continuidad y que determinados patrones sean modelo recurrente siempre que, por supuesto, tengan el éxito necesario como para utilizarlos en según qué situaciones y cuantas veces nos hagan falta.

Dicho de otra forma, es conveniente tener un plan “B” y un plan “C” para cada ocasión porque si funcionaron otras veces, no los toquemos.

Hace algún tiempo publiqué un artículo que titulé: “Sencillamente… estúpidos”.

Me causaba y me sigue causando desasosiego que cuando necesitamos alentar a los votantes para que nos confíen sus intereses, cuando la incertidumbre de los resultados nos vaticinan fracasos en las urnas, cuando las encuestas determinan que los porcentajes no cumplen nuestras expectativas, hagamos uso de la bajeza moral suficiente como para revertir ésos resultados aunque sepamos perfectamente que lo que decimos es injusto o directamente falso.

En campañas electorales autonómicas o nacionales, siempre veremos a ésos estúpidos mostrar los mismos gestos, las mismas palabras, los mismos mensajes directos o subliminales. Siempre porque les vale y porque hay quien les escucha, alienta y vota. Hay quien quiere oír ésas palabras exactamente.

Son esos días en los que son mas conscientes que nunca de que el electorado, la mayor parte del mismo, vota con sentimientos antes que con razones, con el corazón antes que con la cabeza.

Pero ahora no hay elecciones, dirán ustedes no faltos de razón. En efecto, no las hay pero si hay otra cosa profundamente negativa sobre la que tenemos que construir esos sentimientos que oculten nuestras vergüenzas: ahora hay crisis.

Ahora y desde hace pocos años, el sistema de libre mercado en que andamos inmersos nos está haciendo más pobres (a la mayoría) a marchas forzadas y con la connivencia de los individuos que ostentan los cargos públicos, los que fueron elegidos por los votantes en razón de que a ellos no les afecta y que ellos, siempre, tendrán tablas que los salven del naufragio. Aquí o fuera.

Éste análisis simplista me sirve para recordar que, por ejemplo, el modelo de gestión  autonómica de Cataluña (junto con otras muchas comunidades), no es, precisamente, un modelo, valga la redundancia.

No puede serlo porque es complicado poner zorros a guardar el gallinero y esperar que salga bien el invento.

Cataluña excusa todo su fracaso en los excesivos impuestos nacionales, en la forma de tramitarlos desde el centro y en los porcentajes de participación a la causa colectiva ibérica. Pagan mucho más que los demás, señalan, sin que les reviertan en la medida que, según ellos, debería ser.

Es un resumen igualmente simplista pero efectivo para mi propósito.

Olviden cualquier tentación de usar palabrejas tales que solidaridad, reparto equitativo, equilibrios regionales… porque se crearán enemigos que se ofenderán en su dignidad más profunda y harán un despliegue de retórica y datos económicos sobre injusticias que apabullarán al más osado.

Cataluña, probablemente, es de las regiones peor gestionadas desde que Mas llegara a la presidencia.

Pero Mas es una perla de la cantera de Jordi Pujol y un animal político con limitadas capacidades para la gestión pero, y eso es lo importante, un astuto vendedor de ilusiones casi siempre falsas, con lo que entramos de lleno en las primeras y básicas definiciones del manual del buen timonel.

Mas no ignora eso. Mas lo sabe. Lo sabemos todos y lo saben los datos económicos y sociales.

Y Mas, como buen vendedor, distrae la atención de sus clientes ofreciendo mantas a cinco duros.

Mas oculta su incapacidad fomentado el sentimiento nacionalista.

Mas tapa su nefasta gestión con el señuelo de la independencia.

Es curioso el rebrote delirante, el afán que parecía apaciguado, las ansias que reverdecen con una fuerza inusitada cuando, precisamente, hay otro motivo muchísimo más doliente que ocultar.

Es curioso y es significativo. Es lo mismo de siempre.

Y son los mismos esperando ser engatusados porque si les sirve a los de arriba, a los de abajo mas y con menos palabras. Solo uno par de gestos y el mundo feliz lo tendremos delante nuestro, al alcance de la mano. Y solucionamos la crisis de un plumazo.

Cuidaros.

 

P.D. Espero y deseo no haber ofendido a ningún catalanista aunque debo advertirle que me parece chocante que en una Europa que pretende cada día eliminar fronteras (con lo que se supone nos hará más fuertes), pretendamos crear otras nuevas, otras rayitas en los mapas y todo para desprenderse de un resto de estado sin el que no me imagino que pudieran subsistir. O quizás sí, vete tu a saber.

REEDICION:

Si leen el comentario que me ha dejado mi querido y admirado Papi Magase, convendrán conmigo en que hay formas y formas de machacar un post. De machacarlo gozosamente porque no es posible hacer un resumen más acertado y grandioso que el que me hace Manuel:

“Entrar en Europa y salir de España”.

¿No es genial?

Le he dicho mamón, al teléfono, desde el más profundo y cariñoso rincón de mi cuore.

Gracias, grandullón. Eres MUY grande.

5 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano no sé como te las apañas que siempre me enseñas algo cada dia y haces que mi cabecita se ponga a cavilar,con lo bruto que yo soy y cuando te leo me abres la mente no sabes cuanto,es curioso lo último que espones y eso es lo que me ha hecho ver clarito esta mentira de vida politica barata,entrar en Europa y salir de España,un poco fuerte ¿no crees? en fin esto es el juego de la oca y si no que venga dios y lo vea,tiremos los dados a ver si llegamos siquiera a los dados que te den opción a subir unas cuantas de casillas seguidas,pero ojo que la calavera aún te espera y volvemos al punto de partida,un fuerte abrazo chavalín.

Ravesen dijo...

El pueblo catalán, durante toda su historia, ha hecho siempre lo mismo. Nunca fueron independientes porque, en el fondo, nunca quisieron serlo. Salvo en momentos puntuales de la historia, cada uno con su peculiar circunstancia.

Cuando eran condados, recibieron el amparo de los francos contra los moros. Luego se juntaron con otros condados para formar el Reino de Aragón. Más tarde crearon España (esto sí que les duele, pero ellos son fundadores de lo que hoy es España) al convenir la unión con Castilla, primero política y más tarde (mucho más tarde) administrativa.

Y siempre lo han hecho en busca del beneficio propio. Y siempre se han comportado igual. Para lograr más de sus "socios", apelan a la independencia. Y esos "socios", acomplejados ellos, siempre les han dado todo con tal de que se calmen. El día que nos quitemos los complejos y les obliguemos a plantear en serio la idea de independencia, se les bajarán los humos. Porque los catalanes no quieren la independencia. Nunca la han querido y por eso nunca la han tenido. ¿Qué pueblo en cualquier parte del mundo ha dejado de obtener, antes o después, su independencia si verdaderamente la ha querido?. Los catalanes llevan siglos y siglos con este mismo rollo, pero saben que sería ruinoso para ellos, lo saben de sobra. Lo que quieren es aprovecharse en su propio beneficio de la unión con los demás. Y para ello utilizan sus fortalezas..., y también nuestras debilidades.

Y respecto al primer comentario..., el Papi Magase siempre se define como bruto e inculto, pero yo le he dicho más de una vez que la genialidad y la cultura no siempre se adquieren en la universidad. A mí me parece una persona genial, no hay más que leer su blog. Esas ocurrencias y esa capacidad de expresar lo que quiere con el lenguaje de la calle no está al alcance de cualquiera. Al menos, no al mío. Y el que una persona con pocos estudios (oficiales) sea capaz de mantener al día un blog es de un mérito tan grande, que yo, que sí que tengo esos estudios (oficiales), no tengo más remedio que rendirme ante él.

Un abrazo.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

D. Rafael, estupendo análisis histórico. Y acertado.

En realidad se llama hipocresía, pero no se puede decir porque ofenderíamos los más nobles sentimientos de un pueblo y por tanto, no lo decimos.

En todo caso, cada comunidad es muy libre de elegir su forma de vida... siempre que no choque con los deseos de los demás o se traten de imponer de mala manera.

El Papi es MUY grande, D. Rafael. Mucho.

Gracias y cuídate.

Manuel Miranda dijo...

Como con cada post de ud, aunque sólo se lo indique por aquí de vez en cuando, me tengo que quitar el sombrero.

Son tantos ya que estoy seriamente pensando en montar una tienda que se dedique a la venta de tales prendas para la cabeza.

Cuídese genio.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

El mundo es de los emprendedores, D. Manuel.

Suerte, pague sus impuestos, por favor, y no olvide en la etiqueta aquello de "made in algarivo".

Gracias.

Cuídate.