martes, 30 de noviembre de 2010

¡AHÍ ME LAS DEN TODAS!

Saludos.

Dicen que un alguacil fue en representación del corregidor a poner paz en un altercado, recibiendo cuatro bofetadas. El alguacil volvió al corregidor contándole lo sucedido y diciéndole que esas bofetadas se las habían dado a él mismo, por cuanto el alguacil era su representante. A lo que contestó el corregidor "pues ahí me las den todas".

barcelona-realmadrid-clasico

Fueron cinco bofetadas esta vez. Una manita completa.

Cuando el Barça nos vapuleó inmisericorde no hace mucho, tuve que escuchar todo el día a los amigos verdes tatarear el himno blau grana para, supongo, mortificarme. Lo divertido es que estos, que no terminan de entender que están en Segunda –sitio al que van los mas malos de la Primera-, pretendan divertirse a nuestra costa y con la ciclogénesis explosiva que les afecta.

Resulta que, como ya he escrito otras veces, encuentro más sevillistas pro Barça y más béticos pro Madrid.

Hoy, salvo algún despistado, parecen haber olvidado aquello de “tot el camp, cha cha cha, es un clam…”

A lo que iba: me siento vengado de alguna manera y me siento, también, elevado.

Mis antipatías por el Madrid –sin olvidar al Atlético, al mismo nivel o incluso algo por encima- no puedo ni quiero ocultarlas. El hartazgo de madridismo que sufrimos desde todos los medios posibles, llega a resultar vomitivo, exasperante y difícil de digerir.

Los medios, todos, contribuyen no poco a que el “odio” al madridismo sea, exceptuando a sus seguidores, sentimiento generalizado.

Y al Madrid de los tropecientos millones en fichajes, le han puesto el careto colorado un puñado de chavales –con algunos refuerzos foráneos- de una cantera.

Igual que al Sevilla.

Al mismo nivel.

Idéntico.

Otro dicho popular sentencia que no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo.

En Madrid ya habían vendido, adobado, aderezado, curtido y subastado por precios exorbitantes al pobre animalito.

Pues se han comido eso que pienso y que tú, amable lector, estás pensando igual. ¿Hace falta decirlo?

Es, seguramente, un consuelo nimio pero se agradece que los gigantes, dueños de la prepotencia más disparatada, muerdan el polvo igual que los demás.

Y lo que es mejor aún: JUGANDO AL FUTBOL.

A los relumbrones: pasen por el aro, plis.

Gracias, Barça, por la parte que nos toca.

Cuidaros.

3 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano me dejas intrigado con respecto a que se han comido los mandridistas si quieres no me respondas pero ¿se han comido a la mujer del pollo? y no me refiero a la gallina,un abrazo.

ayer y hoy sevillista dijo...

Pues D. JM, el repaso no fue igual que al Sevilla. Nosotros llegamos con bajas sensibles (léase Palop) y cuesta abajo. El Mafia llegaba crecidito, y con SuperMou. A nosotros nos dejaron con 10 en la primera parte, y a ellos la expulsión de Ramos les tocó al final, cuando el marcador estaba como estaba. Comparto sus sentimientos.

CARLOS GARCIA dijo...

Tambien hay sevillistas pro Madrid como son los casos de uno de mis cuñados y mi padre y eso es terrorifico ya que a sus equipos les han metido 10 goles, con lo cual solo puedo alegrarme la mitad.
Por mi parte fue un toston de partido donde la unica emocion estuvo en ver si Mourinho lloraria.Es vergonzoso que un equipo juegue asi y es una gozada que un equipo se gaste una millonada para al final ser humillado como los demas.