sábado, 17 de octubre de 2009

LA OTRA CATEDRAL

Saludos.

A pesar de ser sevillano, presumir de ello y pretender conocer -iluso-, todos los rincones de tu ciudad, ayer tarde descubrí que existe, literalmente, otra Catedral.


Cámara en ristre y guiado, excelentemente, por Alvaro, arqueólogo sapientísimo, amable, andaluz, simpático y campechano, estuvimos descubriendo las cubiertas la tercera catedral del mundo, la Catedral de Sevilla.


Y se trataría de considerarla como una visita obligada para todo sevillano porque es otro mundo.

No estamos acostumbrados y ver la parte de atrás de nuestros monumentos, las entrañas, lo que no está revestido de oros, las huellas de aquellos albañiles, canteros, arquitectos y maestros constructores, desde perspectivas insólitas, puedes llegar a entender mucho mejor la majestuosidad del monumento. Lo colosal del esfuerzo humano.

Si te has leído, por ejemplo, Los Pilares de la Tierra, Un mundo sin Fin, La Catedral del Mar, La Promesa del Angel -entre otros-, y visitado la "abierta por obras" Catedral de Vitoria -entre muchas más-, comprendes que hay que hacer un sobreesfuerzo para conservar el riquísimo
patrimonio heredado de nuestros antepasados.

Es parte de nuestra cultura. Es parte de nosotros. Es nuestra Historia.

Vistas inéditas -para nosotros- de la Giralda.







Cántaros de los miles que se usaron para relleno de los techos y que daban volúmen sin peso, creando cámaras de aire y soporte.



Los angelotes del órgano muestran, nítidamente, el cambio cultural del gótico al renacentista: solo se trabaja la parte que se vé.

La avenida, con su metro, desde arriba. ¿Cambia?
Y la plaza de la Maestranza.


Doscientos veintisiete días -227- esperando una solución para una tragedia que ha permitido regenerar el entorno ecológico y olvidó a los humanos.

Sin embargo, no parece que les llegue mucha ayuda desde arriba, ni desde abajo.

Suerte, compañeros.

Cuidaros.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En verano llegué por casualidad a Ely, un pueblecito de Inglaterra situado cerca de Cambridge y no te puedes ni imaginar la catedral que hay allí. El pueblo no llega ni a 2000 personas pero la Catedral se ve desde todos sitios. De hecho, el libro de los pilares de la tierra está inspirado en esa catedral.

Un saludo.

Sebas Cárdenas.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

Sebas, amigo, un placer leerte por aquí.

En efecto, conocía el dato aunque no he visitado Ely. Tomo nota para el futuro.

Y para el segundo libro, Un Mundo sin fin, se fué a Vitoria.

Pero si quieres algo espectacular, lo mires desde donde lo mires, vete a Mount Saint Michel, en Francia. IM PRE SIO NANTE.

Gracias.

Cuídate.

19ELKARVO75 dijo...

¿Y SI CAE AQUI?

http://psilcapomaresca.blogspot.com/

19ELKARVO75 dijo...

POR CIERTO, BUEN POST

Puerta 15 dijo...

Recuerdo que esta visita también la hice hace no muchos años. Tuvimos de guía a D. Francisco Navarro,canónigo de la S.I.C. y desde luego, la visita es de lo más recomendable.

Saludos.

ayer y hoy sevillista dijo...

Qué envidia, maestro. Mi mujer, una artista (de las bellas artes, no de la farándula) de los pies a la cabeza se muere de ganas por hacer esa visita. Te felicito por el privilegio, y por el post. No sé si me han gustado más las fotos o el texto. Enhorabuena.