martes, 6 de octubre de 2009

ESA FELICITACION

Saludos.

Ayer, al llegar al trabajo y como sabíamos que iba a ocurrir todos los palanganas, las caras de unos y otros, blanquirojos y verdiblancos, mostraban con nitidez los momentos anímicos que vivimos.

Los nuestros con ojos brillantes, eufóricos, animados, satisfechos, plenos y perdonando vidas.

Los otros mohínos, cabizbajos, malhumorados y como distraídos.

Normal dado que hay tanta distancia entre nosotros que, se quiera o no, el debate no existe.

Pero un bético, uno, gran persona -aunque tenga ése defectillo-, "buena gente", tranquilo, reposado, sabedor de que ahora, en mucho tiempo y desde hace años, no hay ni habrá color, se me acercó y me estrechó la mano con un sincero "enhorabuena".

Yo ya sabía que la tropa blanca y roja estaría en las nubes, que comentaríamos los detalles de la avalancha sevillista, los pormenores de una victoria grande... Que todos nos pondríamos las medallas: unos porque siempre confiaron en Manolo y otros, como yo, que me embarco en la adhesión desde que, a fuerza de pedirlo, el entrenador lanza a sus huestes a barrer.

(Ayer, en TVE y contra todo pronóstico, nos calificaron de "máquina demoledora". Un lapsus que puede costarle caro a alquien.)

Pues éste bético que se llama Juan y que como digo, es mejor persona que bético, fué el único que demostró su grandeza.

Juan es Delegado de Equipo de una de las categorías del Calavera. Allí juega su hijo -que golea sin piedad- y el hermano de Fazio. De "nuestro" Fazio, y no le duelen prendas en catalogarlo de gran jugador y gran chaval.

El Calavera, como sabemos, es el tercer club más antiguo de Sevilla -ochenta y dos años- y está sólidamente asentado. Y como decía Valeriano Amaya, Presidente del Club en una entrevista en el Diario de Sevilla de febrero del pasado año, "tenemos mejor organización y estructuras que el Betis".

El Calavera es filial del equipo del principio de la carretera de Cádiz. Y el Betis, que tiene mal organizada la cuestión cantera, paga al Calavera miles de euros mensuales para utillizar sus instalaciones.

Hasta ahí, todo bien. Pero resulta que los propios equipos del Calavera deben jugar a horas intempestivas porque deben cederles la mejores, las más racionales, a los chavales del Betis. Porque pagan.

Me cuenta Juan que tiene una amiga, una cría -sevillista-, quien sabiendo que el Fazio pequeño juega allí, lista ella, lo presionó para que, a través del menor, lograra una foto dedicada del mayor.

Juan, sin dudarlo, atracó al Fazio Chico y le presentó su demanda. Sin problemas, dijo el muchacho, al terminar un partido en que le habían pitado una supuesta falta por despejar fuerte y pegarle un balonazo a un contrario -ya ganaban cuatro a cero-.

Fazio, que parece que apunta enormes condiciones, se encaró al tirilla -un chico joven e inexperto-, preguntándole a gritos que "¿qué has cobrado?". Parece que el equivalente a "pitar", en Argentina, debe ser "cobrar". Pero el joven árbitro, confundido, no se atrevió a sancionar la supuesta, para notros, infracción -los términos, aquí, tienen valores muy distintos-. Más tarde declararía que "le daba pena que marcaran más goles a los otros".

Así nos luce el pelo en la Liga cuando llegan éstos tipos a la máxima categoría.

Fazio mayor acude cada día a recoger a su hermano. Juan, además, se ha hecho amigo de Papá Fazio -del que dice maravillas como persona-. Pues habían pasado varios días y Juan, olvidando la petición, recibió "un llamado" de Fazio chico.

-Venite -dijo el chaval.

-¿Qué quieres? -repuso Juan.

-Yo no, mi hermano.

Y Fazio grande, nuestro Fazio, lo estaba esperando en su coche, a la puerta, y le entregó una gran foto firmada. Tras los agradecimientos de rigor -y el disfrute que podemos imaginar tendría la cría-, Fazio se ofreció para lo que quisiera.

Juan, listo además de gran persona, no dejó escapar la ocasión y metió la navaja:

-Pues... quisiera pedirte un favor...

Parace que nuestro defensa puso cara de eso, de defensa.

-¿Que querés?

-Pues me gustaría -dijo Juan- que te vinieras alguna tarde a darle una charla a los chavales.

Fazio soltó aire y aceptó, encantado, a departir con los críos.

Andamos pendientes de que se produzca el evento.

Oigan... a mí éstas cosas me emocionan y me hacen considerar que las personas deben estar por encima de otras consideraciones.

Me encanta que Juan me felicite. Me encanta que el hermano de Fazio juegue con un filial bético; que Fazio, grande, no tenga problemas en acudir a un campo de la competencia a charlar con los críos, con los que mañana serán jugadores conocidos, famosos y ricos...

Me encanta que aún exista un substrato en Sevilla donde las maldades aún no hayan calado hasta la histeria.

Y me encanta que un bético honrado, buena persona, acepte y acate que hoy, ahora, mi Equipo, el Sevilla FC, deba ser fecilitado porque lo esté haciendo de maravilla.

Juan, amigo, te deseo lo mejor. Te lo mereces.

Cuidaros.

8 comentarios:

ayer y hoy sevillista dijo...

Gran post José Manuel, aunque Fazio es con una sola z, creo. Los futbolistas son seres humanos, algunos insoportables, pero otros muy cercanos y entrañables. En cuanto a los de la acera de enfrente, hay de todo, y es verdad que ahora están muy relajaditos. Nosotros los sevillistas, ahora, es cuando más categoría tenemos que demostrar. Es más difícil saber ganar que perder.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

Tienes toda la razón y me pongo colorao.

Aunque parezca mentira.

Enseguida corrijo.

Gracias.

Cuídate.

Padremanuel dijo...

Las buenas personas deben estar por encima de colores y enfrentamientos fútboleros, aunque a veces sea dificil.

Fazio demuestra su grandeza, asistiendo a esa charla y departiendo con los chavales, que por otro lado, es normal que lo haga estando su hermano en el equipo.

Saludos.

Ravesen dijo...

Yo también tengo amigos béticos con ese talante, y la verdad es que es de agradecer.

Por cierto que me gustaría aprovechar la ocasión para felicitarte a ti. Hace tiempo que te leo, ya lo sabes, y estoy encantado porque el Sevilla está jugando como tú siempre has defendido. Y me agrada mucho reconocer que tenías razón y que se podía hacer mucho más con los mimbres que teníamos. Yo siempre he defendido que me gusta disfrutar de las victorias de mi equipo más allá de cómo se juegue, pero hay que reconocer que jugando como ahora se disfruta más. Mucho más. Y como lo cortés no quita lo valiente, pues ahí queda eso.

Gente ambiciosa como tú es necesaria en todos los ámbitos de la vida. Y cuando gracias a la crítica constructiva se consigue mejorar, todos salimos ganando. Hasta los conformistas como yo.

Por tanto, muchas gracias por tu actitud, y otra vez, enhorabuena.

Un saludo

MAGASE dijo...

ya echaba de menos uno de estos post emotivos,cuando te pones te pones hermano,hoy has sacado los colores a mas de uno,me ha encantado este bellisimo relato,lo he visualizado de principio a fin,gracias gran guionista ¿te has preguntado si ese tambien pudiera ser otro oficio tuyo en lo mas oculto de tus entretelas?

Talibán Sevillista dijo...

Dijo un bético , compañero de trabajo, que lo que mas le molestaba era que habíamos ganado en una semana 0-4 en Bilbao, 1-4 en Glasgow y 2-1 al madrí y estabamos tan tranquilos y no le habíamos dicho nada :D
Eso es la grandeza, aunque ellos tampoco se han quedado cortos , han empatado frente a los potentísimos Cartagena y Rayo, también es toda una proeza digna de resaltar juas juas juas
Un abrazo

Gol Sur, Tribuna Alta dijo...

Bueno, no me preucupa demasiado que el Fazio chico juegue en un equipo de influencias verdosas.

Viendo como trabajan las secretarías técnicas y escalafones inferiores en ambos clubes...

Si el chaval es bueno, acabará donde su hermano, seguro.

Un abrazo.

RaMonStones dijo...

Gran tipo Fazio!

Del Calavera te puedo hablar mucho ya que mi padre es el socio nº2,conozco a mucha gente por allí,principalmente a MAnolito Diaz,Pepito y al propio presi Valeriano,bueno..mi padre fue jugador del CAlavera,durante unos 10 años,mas o menos entre los 70 y 80,y cuando fue el 75 aniversario le hicieron un homenaje,a todos los jugadores veteranos,y recordaron anecdotas y eso ,estuvo genial.....la verdad es q el Beti se ha hecho dueño de las instalaciones,previo pago,pero asi es....
mi padre se llama Juan NAranjo,"Juani",le decían,en su época..

Y muy pocos beticos te dan la enhorabuena...

gran post,amigo Ariza!!

Un abrazo y cuidate :)!!!