miércoles, 9 de noviembre de 2016

EL MARINO (V)

 

Saludos.

Ya nos acercamos al momento decisivo, momento al que aspira todo torero: doctorarse tomando la alternativa. Pero llegar ahí no es fácil y el camino hasta el éxito puede estar salpicado de obstáculos. Reales o inventados.

clip_image002

No se contiene el cronista sobre los conocimientos de Paco en ése arte y le acusa directamente de simular una lesión y sin embargo, nos regala algo nuevo, algo muy interesante: "aviador". ¿Aviador? ¿Marino y aviador? Hay que indagar y lo haremos más adelante que ahora andamos a punto de tomar la alternativa en Madrid.

clip_image004

Ahí está Paco en Vista Alegre realizando su sueño más grande, en un divertido fotomontaje bastante conseguido para la tecnología de la época. Se comentaba en las tertulias sobre el apodo "El Marino" y alguno había que mantenía que Paco pertenecía a la Armada. Para evitar malentendidos, se hace público el siguiente comunicado:

clip_image006

Con toros de Garrido Santamaría, comparte cartel con Fermín Muñoz González "Corchaito" y José Morales "Ostioncito".

La crónica de "The Kon Leche" (portada que veíamos en el capítulo anterior) del 1 de septiembre de 1912 ("doce en punto de la noche" señalan en la cabecera) es demoledora. Le dedican a la corrida dos páginas completas en las que el sevillano ocupa la mayor parte, obviamente por ser el protagonista principal de la jornada. Y dado que se impone un relato referido a un "literato" que pretende ser torero, el autor del trabajo periodístico (no hay firma) se arma de poesía, prosa y marinería y envuelve el suceso de manera que no suene a escabechina, que solo parezca una opereta tragicómica. Vano intento porque el humor nos muestra a Paco más descarnado, más terrible... más ridículo.

Sale el primer toro de la tarde, de nombre "Grajito", con el que debía diplomarse y comienza desplegando el capote pero, dice el cronista, "no le sopla viento favorable en esto de torear con capa" y recibiendo, además, un envite "por la banda de babor". Tras el tercio de banderillas, Paco se apresta a recibir los trastos de manos de "Corchaito" y cumplir el ritual de la iniciación. Se le ve sonriente y decidido aunque muchos espectadores no se reprimen y comentan jocosos la estampa poco torera que tiene.

clip_image008

clip_image010

Recordemos que en 1912 tiene ya 38 años, pero Paco está viviendo uno de sus propios personajes teatrales porque desgraciadamente, Paco Palomares El Marino no sabe torear.

Su segundo, de nombre "Zorrito", nueva faena de aliño y... mejor leamos al cronista:

clip_image012

Y el Marino entonces

le dice a Corchao

que lo mate Dios

que es quien lo ha criao.

Y Paco Palomares El Marino, no logra matar su segundo toro en el momento de más gloria de su vida.

Dicen las crónicas que se cortó la coleta aquel mismo día porque, en efecto, no vuelve a los ruedos salvo algún acto benéfico. Parece que su ambición por ser torero quedó plenamente satisfecha habiendo obtenido el título.

clip_image014

Pero Paco, además de sus aventuras allende los mares (que trataremos en su momento) sus producciones líricas y sus fallidas actividades entre los astados, tenía tiempo para más cosas, para muchas más cosas. Miren ésta noticia aparecida en el diario "El Día" de Madrid, el 12 de junio del año anterior a los sucesos narrados más arriba:

clip_image016

Apenas unos años antes, los archiconocidos hermanos Wright habían logrado volar su famoso "Flyer I" o "Kitty Hawk" en Carolina del Norte. La noticia recorrió el mundo, España incluida, y es posible que el ingenio inquieto de Paco llegara a pensar que él podía emular a los americanos, que tenía capacidad para ello. Y como vemos, lo hizo.

No sabemos qué respuesta recibiera del Ayuntamiento, si le creyeron y si tomaron en cuenta su preocupación industrial sevillana, pero parece evidente que el invento no prosperó. Quizás no fuera el lugar adecuado para presentar su creación. Sin embargo, la tradición aeronáutica de ésta ciudad con el Aeródromo de Tablada y la creación de la H.A.S.A. (Hispano Aviación, Sociedad Anónima) también le debería un reconocimiento a nuestro Paco Palomares., ingeniero aeronáutico.

Retomemos el hilo. Tras su retirada (fracaso) como diestro, Paco también dedica parte de su tiempo a realizar actos heroicos.

clip_image018

Esto ocurría en 1913 y veremos que en efecto, tuvo un importante reconocimiento... por otra causa. Muy poco más tarde, Paco tomaría otra sorprendente y tremenda decisión.

Continuará.

Cuidaros.

 

 

 

 

Fuentes:

Moreno Martínez, Doris "El primer museo de la Inquisición en Sevilla". Universidad Autónoma de Barcelona

http://angelaysevilla.blogspot.com.es/

http://hemeroteca.sevilla.abc.es/

http://www.anglicanos.org/

http://iglesiadesanbasilio.blogspot.com.es/

http://protestantedigital.com/

http://gestauro.blogspot.com.es/