jueves, 3 de noviembre de 2016

EL MARINO (IV)

 

Saludos.

Veíamos en el capítulo anterior que Paco Palomares resultó ser un fecundo autor teatral cuyas obras, propias o en colaboración con José García Rufino, Antonio Sánchez Jurado o S. López Silva entre otros, se representaron por teatros de toda España.

Paco era íntimo amigo de José García Rufino "Don Cecilio de Triana" (San Fernando 1875, Sevilla 1943) abuelo de la cantante y actriz Carmen Sevilla, periodista, autor de zarzuelas y operetas, crítico y dibujante (colaborador de "El Posibilista", "El Porvenir", "El Noticiero Sevillano", "La Giralda", "El Entreacto", "Triana", "La Región" o "Miscelánea") que tiene, merecidamente, una calle en su barrio de Triana. Llevaba unas gafas de repuesto para sustituir a las que le rompían a pisotones en las numerosas palizas que recibía paseando por la ciudad, debido a su capacidad de poner en solfa a tirios y troyanos, por lo que recibía "parabienes" de todas las partes.

En 1941, don José estaba en la miseria y debía vivir de la caridad de sus familiares y amigos. A tal punto, que se conserva una carta que remitió a Guillermo Fernández-Shaw (periodista y autor de los libretos de las más famosas zarzuelas conocidas de la lírica española) pidiéndole ayuda económica.

clip_image002clip_image004

García Rufino, junto con Domingo Tejera de Quesada, José Laguillo Bonilla, Manuel Chaves Nogales, Juan Carretero Luca de Tena, Andrés Martínez de León, Agustín López Macías Galerín, Manuel Benítez Salvatierra o César del Arco, fueron algunos de los periodistas perseguidos y/o represaliados por sus ideas críticas y filiaciones políticas. Varios hubieron de exiliarse para salvar sus vidas.

Pues no es de extrañar que Paco Palomares , protestante, republicano y librepensador, frecuentara y colaborara con alguno de éstos intelectuales señalados.

Tanto que en el Centro Documental de la Memoria Histórica, se conserva la ficha Ref. ES-CDMH-37274-UD-7338440 - ES-CDMH-37274-UD-7376527, del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo (tribunal creado por los golpistas para la brutal represión posterior a la guerra civil, instaurado en 1940 y clausurado en 1964) a nombre de Francisco Palomares del Pino, procesado en el Juzgado Especial nº 1, "nuestro" Paco Palomares.

¿Era también masón? Miren ésta cabecera de papel oficial de su revista cómico/satírica "ACyT" y fíjense en el dibujo del anagrama:

clip_image006

¿Contiene elementos francmasones o simplemente se trata de una representación jocosa? Si repasamos la simbología masónica, ése dibujo está cargado de alegorías. No parecería impensable que hubiera pertenecido a la orden como lo fuera su padre, el Reverendo Palomares de San Basilio, tal cual publicaba el órgano oficial de la masonería española, la revista "Gran Oriente" en 1908.

clip_image008

Paco Palomares, aunque haya versiones contradictorias que veremos al final, parece que igualmente terminó sus días en la ruina, como tantos de los intelectuales de su círculo.

Y llegamos a uno de los momentos cumbres de la vida de Paco. Nos atrevemos a suponer que probablemente fuera de los más importantes, de un sueño perseguido durante años y que allá en Madrid, en Vista Alegre, pudo haber alcanzado. Vean:

clip_image010

¿Recuerda su novillada de 1895, en la sevillana plaza de La Maestranza, aquella tarde repleta de incidentes, cornás y sangre en la que Paco también fue lanceado? Pues muy poco después, en el semanario taurino madrileño "El Enano" (revista de loterías y toros) de 22 de diciembre, se podía leer:

clip_image012

Pues no. Dicen que el tiempo cura las heridas (las físicas y las emocionales, suponemos) y eso debió ocurrirle a nuestro hombre porque jamás abandonó su sueño de tocar la gloria en los ruedos. Quince años más tarde, Paco se propuso entrar por la puerta principal de la tauromaquia.

Hay bastantes crónicas de aquella tarde madrileña y trataremos, por tanto, de tomar un par de ellas para no abusar demasiado de éste pasaje. En cualquier caso, nos ha resultado imposible encontrar alguna benevolente.

No obstante, veamos qué sucedía en 1910 y antes de su sorprendente alternativa en Madrid. El recorte lo publica "El Guadalete", magnífico diario jerezano que se estuvo editando más de ochenta años ((1852/1836) recoge una capea privada en la finca de un rico ganadero (no se especifica) y ocurre esto:

clip_image014

No tenemos suerte o no vamos a poder ser toreros. O no somos buenos en esto. Sin embargo, en su periplo formativo en el arte de Cúchares, también cosecha algún triunfo.

clip_image016

Una oreja. Es con diferencia, el premio más importante del que hayamos podido tener noticia y nosotros, legos en la materia y en nuestra ignorancia de los asuntos de los cuernos, no preguntamos qué meritos deben reunir los novilleros para alcanzar el grado de "maestro".

Pero dejaremos su alternativa para el próximo capítulo, porque todavía nos quedan ésta y otras sorprendentes razones para maravillarnos con tan tremendo ciudadano.

Continuará.

Cuidaros.

 

 

Fuentes:

Moreno Martínez, Doris "El primer museo de la Inquisición en Sevilla". Universidad Autónoma de Barcelona

http://angelaysevilla.blogspot.com.es/

http://hemeroteca.sevilla.abc.es/

http://www.anglicanos.org/

http://iglesiadesanbasilio.blogspot.com.es/

http://protestantedigital.com/

http://gestauro.blogspot.com.es/