martes, 23 de diciembre de 2014

EL DISCURSO IMPOSIBLE

 

Saludos.

En la Junta General de Accionistas del Sevilla FC de ayer, apartado de ruegos y preguntas, se interpeló al Presidente José Castro sobre la verdadera fecha de fundación del Club.

La respuesta literal (fuente: Web Oficial), fue esta:

"Nuestra antigüedad es de 1890 y tenemos la documentación necesaria para poder decir que eso es así. El propio Club lo recoge así en su web y ha realizado gestiones con organismos futbolísticos nacionales y nacionales. Sin embargo, ahora mismo somos los únicos que podemos autentificar eso. Los organismos con los que hemos realizado gestiones se han lavado las manos, porque nadie se compromete a autentificar la nueva fecha. Tenemos claro que somos de 1890 porque hay documentos que así lo acreditan, pero de nada nos sirve si para los organismos aún no es así. Estamos trabajando en el tema y esperamos conseguirlo. De momento la fecha oficial es la de 1905 y tenemos que respetarlo".

Lo primero que uno siente al leer al máximo mandatario es desconcierto; luego tardas un buen rato en asimilar ésas palabras y el sinfín de lecturas que te sugieren. Mas tarde comienza un proceso mental en el que rebullen muchos sentimientos paradójicos y que van desde la rebeldía absoluta a la mas profunda y desoladora perplejidad.

Te tomas tu tiempo, no obstante, y dejas pasar unas horas, un día, durante el cual relees el discurso, lo estudias, lo digieres, buscas claves que pudieran justificarlo…

Es inútil. Es, con todos mis respetos, un verdadero atropello a la razón y al sentido común. Y es, desgraciadamente, un canto intolerable a la impotencia, a la debilidad e, incluso, a la cobardía o a la pusilanimidad.

Un discurso imposible y contradictorio todo él.

Sr. Castro, no existe organismo alguno facultado ni capacitado para certificar la fecha de fundación de ningún club. Ni la FIFA (de ámbito mundial), ni la UEFA (continental) ni la RFEF (nacional) poseen departamento que estudie, analice, compruebe y/o autentifique cuándo un Club dice haberse creado (fundado que no oficializado). Y no lo tienen porque sería espantoso pensar que haya que investigar todas las fechas de todos los clubes (solo en España), porque las sorpresas serían mayúsculas y porque habrían de replantearse muchos de los alegatos de antigüedad que ahora se muestran, con general aceptación y ninguna exigencia, en algunos Equipos.

¿Será eso, Sr. Castro? ¿El “lavarse las manos” se puede traducir en “no meneallo sea que molestemos a algún gigante”? ¿O quizás para no abrir la caja de Pandora de toda Europa? ¿Qué hay de aquello tan arraigado (de lo que usted participó activamente) de “nosotros a lo nuestro y los demás…”? ¿Ya no nos vale? ¿Hemos perdido la identidad que nos llevó a las élites europeas?

No, Sr. Castro, no hay organismo capaz para ello y por tanto, nadie con quien realizar gestiones para lograr ésa certificación. Nadie puede autentificar lo que el Sevilla legitime. Es falso, Sr. Castro y usted mismo se declara impotente cuando dice, sin el menor pudor, “que se lavan las manos”. ¿Sabe lo que pueden hacer y decir terceros con ése discurso, Sr. Castro? ¿Sabe que pone al Sevilla FC en una picota dolorosa y FALSA, indigna de la talla del Sevilla FC, del Club, de la Institución?

Está declarando, Sr. Castro, la insuficiencia del Club (¿o es la suya personal?) para exigir lo que le corresponde por derecho propio y porque el Club puede demostrar lo que dice suficientemente (con abrumadora certeza y con los documentos que lo avalan de manera irrefutable).

No, Sr. Castro, a la RFEF no se va a pedir permiso para que nos dejen ser de 1890. Allí debería ir el Sevilla FC, poner los datos encima de la mesa y EXIGIR que se cambie la fecha de nuestra Fundación. Y la RFEF deberá aceptarlos como ha hecho antes con otros Equipos y aún a sabiendas de que varios de ellos no pueden demostrarlo o son, cuando menos, orígenes dudosos o falseados.

Esta declaración de debilidad es inaceptable, Sr. Castro. No somos pedigüeños ni mendigamos derechos.

Nos fundamos en 1890 le guste o no y a pesar de usted.

En poco más de un mes, Sr. Castro, cumpliremos 125 años. Puede que para usted no sea importante o que le parezca asunto secundario, pero para la Institución que preside, es absolutamente trascendental porque son las raíces mismas del Club, del sevillismo y de los sevillistas.

Flaco favor nos hace, Sr. Castro, porque éste Bolero no lo parará nadie y si no es usted, será el siguiente.

SFCSINCE1890

Cuidaros.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Alguien tendrá que hacer pegatinas, camisas, banderas, tifos, lo que sea, con el lema de "Sevilla Football Club, 1890" y tendremos que llevarlos todos los sevillistas con orgullo, por todas partes, por esos campos de futbol, por la ciudad, por todas partes hasta que se entere todo el mundo. Como siempre tendrá que ser la afición la que de el paso adelante, porque está claro que esta dirección tan pusilánime y poco luchadora, no lo va a hacer.
Luis.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

En efecto y como siempre, deberán ser los sevillistas de a pie los que sostengan el Club.

Como siempre.

Como nunca.

Hasta la muerte.

Gracias.

Cuídese, Luis.

Andres Navarro Garcia dijo...

Sr Ariza; Cuando el presidente despues de todas las presiones que está recibiendo sobre este tema no se ha decidido a oficializar la fecha de 1890 es que ALGO SABE que no nos quiere contar el Club.

Esta claro que muchos sevillistas no conocen muuuchos datos que pululan por ahí y que son más que contrarios a la fecha de fundación de 1890...e incluso la de 1905.

Mejor dejar las cosas como están, pensará el bueno de pepe.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Sr. Navarro, lamento contradecirle contundentemente porque fui parte integrante de la investigación sobre 1890 y la reforzada de 1905.

El Sevilla FC se fundó ése año de 1890 y existen multitud de pruebas que lo verifican. Yo las tengo y el Sevilla las tiene.

¿1905? Creo que es una afirmación gratuita mas fruto de las aspiraciones, o deseos, de otras aficiones que de la nuestra: en 1905 (14 de octubre) se oficializa el Sevilla de 1890 en el Registro Civil.

También de ésto último el Sevilla (y yo), poseemos la documentación necesaria.

El SR. Castro sabe bien poco cuando dice que espera que se nos reconozca desde fuera... y no existe organismo capaz de ello. Es un brindis al sol sin sentido.

No, Sr. Navarro, en lo que a mí respecta (y me consta que a muchísimos sevillistas) no vamos a cejar hasta ver reconocidos nuestros derechos de fundación.

Lo quiera el Sr. Castro o no porque si no lo hace él, lo hará el próximo.

En cualquier caso, me temo que NO SABE NADA en tanto que tiene un Área de Historia y a ellos, curiosamente, no les ha contado ESO QUE DICE SABER.

No sabe nada. Es solo cuestión de arrojo, del empuje necesario para EXIGIR lo que nos corresponde.

O quizás es que no quiera "molestar" a alguien muy poderoso.

¿Sabe quién difunde ésos datos que pululan por ahí, a todas luces falsos y perfectamente desmontados muchas veces? Pues eso.

Gracias.

Cuídese.

Andres Navarro Garcia dijo...

Pues Sr. Ariza, bien que estoy pendiente de las pruebas que dice Ud que tiene el Club, pero de verdad que no las he visto.

Si dice que El Sevilla FC posee pruebas absolutamente irrefutables y contundentes no habría más que ponerlas de una vez sobre la mesa para que las viera toda España.. ¿Por que esconderlas?...esto no lo entiende ni yo ni el resto del Sevilismo

Si son pruebas tan contundentes no habría nadie que se negara a admitir algo que usted dice que es tan obvio.

Por eso digo que huele raro.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Es previsible, Sr. Navarro. Son ustedes divertidamente previsibles.

Sr. Navarro, yo creo que no es difícil de entender que el Sevilla F.C. muestra, o dejar de mostrar (o poner encima de la mesa), lo que quiera el Sevilla y no terceros. Por muy importantes que se crean éstos últimos.

El sevillismo es el Sevilla F.C.

De todas formas, pásese por la Tienda Oficial del Ramón Sánchez-Pizjuan, compre el último libro publicado por el Área de Historia "El Sevilla Football Club a caballo entre los siglos XIX y XX" y quizás ahí encuentre alguna de las claves. No se preocupe que en la Tienda, de contagiarse algo, será de grandeza.

A lo mejor deben volver a permanecer callados pronto. A lo mejor.

Cuídese.