sábado, 11 de mayo de 2013

¡ABAJO LAS MAQUINAS!

 

Saludos.

Chaplin-TiemosModernos

Pues no, no se trata de Chaplin aunque en “Tiempos Modernos” hiciera un alegato antológico, en clave de humor, contra las máquinas y la deshumanización de los modelos productivos impuestos por el capitalismo salvaje. Eso fue en 1936.

En realidad nos vendremos mas cerca físicamente aunque más lejos en el tiempo. Exactamente a la calle de San Fernando:

SalidaCigarreras

(Foto cortesía de http://postalesyfotosantiguasdesevilla.blogspot.com.es/)

Como veis, es la entrada a la Real Fábrica de Tabacos (hoy Universidad de Sevilla), custodiada por la verja fundida en la Portilla & White, en una escena formidable de la salida de las cigarreras. Pero tampoco de trata de las fechas que se intuyen en la fotografía. Sigamos retrocediendo y hagamos un flashback momentáneo:

MPD_20_079

MPD_23_053

MPD_17_043

(Planos cortesía del Ministerio de Cultura-Archivos Estatales)

Son imágenes del proyecto de 1751 del ingeniero Sebastián Van der Borcht. Vemos la ubicación (sobre un antiguo cementerio romano y por ello lugar llamado popularmente “calaveras”), una de las fachadas y el soterramiento del arroyo Tagarete. Por cierto, el arroyo sigue vigente y si miráis aquí…

Tagarete-desembocadura

…podréis ver la desembocadura.

En nuestro progresivo viaje al pasado, no nos detendremos en 1919…

19190821-LAACCION

…porque nuestro objetivo está más lejos aún. Sigamos pues retrocediendo y miremos en 1898.

18980415-LAIBERIA-KERMESSE

Ya saben que una kermesse es una especie de fiesta con mercadillo para recaudar fondos para un fin determinado. Lo del “yankee” no deja de sorprender porque 500 pesetas de aquel año eran muchísimas pesetas. Una barbaridad.

Dos antes antes, asistimos a unas escenas en las que se mezclan elementos sorprendentes (a D. Próspero le hubieran sugerido toda una saga para Carmen):

18960125-SIGLOFUT-1

18960125-SIGLOFUT-2

18960125-SIGLOFUT-3

18960125-SIGLOFUT-4

Fijaros en el lenguaje: “motín”. Estamos a finales del siglo XIX con una sociedad fuertemente militarizada. Las acciones que hoy nos parecen tan normales, entonces aún no se han difundido y popularizado y a una “huelga” se la denomina con ése término castrense de especial gravedad. Cinco años más tarde, las cosas se iban “normalizando”.

1901-08-10 DIACOR

Porque lo de 1896 fue muy sonado y toda la prensa nacional se hacía eco de ello.

18960125-LAEPOCA

Muchos testimonios guardo de aquel año pero tampoco nos detendremos ahí. De la misma forma y tal cual recordaba antes a D. Próspero, veamos ésta lamentable noticia que parece sacada directamente de sus páginas:

18950106-LIBERAL

Tremendo suceso, ciertamente, con una “Carmen” de trágica protagonista y como no podía ser de otra forma porque cualquier otro nombre, seguramente, no hubiera encajado bien.

Sigamos en nuestro viaje y retrocedamos un año más.

18941126-ELPAIS

Ya llegamos. Nos situamos en 1885 y vamos a seguir ésta estupenda crónica (de entre las muchas que es posible conseguir en la BNE) que publicó el Diario “El Día” de Madrid:

 18850311-ELDIA-1

He ahí el origen y recordemos que estamos hablando de 1885. La segunda mitad de ése siglo estuvo marcada por la industrialización y mecanización de los procesos productivos y ésa producción, por tanto, creció de manera exponencial. Lo que debiera haber sido un beneficio social (“que trabajen las máquinas y los humanos que se dediquen al ocio, al estudio y al descanso”), solo produjo destrucción de medios ancestrales de trabajo y disparó los beneficios de los empresarios y capitalistas.

Prosigamos la crónica porque las cigarreras sevillanas le echaron todo lo que había que echarle en su intento desesperado de evitar lo inevitable.

18850311-ELDIA-2

¡Abajo las máquinas!

Queda dicho porque solo era miedo. Fundado o no (claro que sí), era miedo a la pobreza y al hambre. Tan sencillo como elemental, tan previsible como trágico.

18850311-ELDIA-3

No hay parlamento. No hay mentiras ni promesas. Es una “guerra” con todas sus consecuencias.

18850311-ELDIA-4

No, no estaban en el asilo. Cuando nos movemos en grupo y sin control, cualquier frase puede producir errores inmensos.

18850311-ELDIA-5

Agentes municipales, Guardia civil, caballería, infantería… una movilización en toda regla para tratar de frenar la furia de las cigarreras.

18850325-LAUNION

Porque no hablamos de unas cuantas trabajadoras enardecidas. La clave puede estar aquí:

18850311-ELDIA-6

Esos datos finales del recorte pueden explicarlo todo. ¡10.000 mujeres trabajando para la Real Fábrica de Tabacos! Junto a la industria textil, las cigarreras componían el mayor porcentaje de empleo femenino en Sevilla. Y era Sevilla, también, la ciudad española con mayor número de mujeres empleadas y durante muchas décadas.

 

Este post es un modesto homenaje a las cigarreras de Sevilla, a todas aquellas “cármenes” que además de inspirar al francés, hicieron escuela desde muy temprano en los tiempos.

Lo dedico, también, a todos ésos jóvenes que tendrán que volver a hacer lo que ya hicimos otros para llegar al mismo sitio.

A las máquinas que en tanto han contribuido a nuestro bienestar y a nuestra pobreza.

Y lo dedico, finalmente, al que dijo que “hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades” y a los que se lo creen.

HIPOCRITAS

¡Larga vida a las cigarreras!

Cuidaros.

P.D. El hecho de que yo sea fumador (otra especie en vías de extinción), no ha influido a la hora de editar éste artículo. ¿O sí?

4 comentarios:

José Luis Herrera dijo...

Pozi.
Un abrazo.

@Ravesen_ dijo...

Me has tenido quince minutos en ascuas, sin apartar la vista de la pantalla, impaciente por ver cómo terminaba la historia.

Magnífica técnica esa de contar algo para luego decir que no era eso a lo que ibas y que hay que seguir leyendo para averiguarlo. Supongo que para mantener la atención del lector mientras explicas asuntos paralelos a la historia, pero imprescindibles para comprenderla. De otra manera, muchos de esos lectores habrían dejado de leer a la mitad del relato, aburridos o tras haber perdido el hilo de la historia.

Y en referencia a esta, lo más triste de todo es que, cien o ciento veinte años después, todo sigue igual. Apenas hemos avanzado. Bueno, las huelgas ya no son motines y la autoridad procura tener más cuidado a la hora de cargar, pero por lo demás...

Me he llegado a conmover al leer cómo de inquietas se sentían las trabajadoras ante un rumor que podía poner en riesgo su trabajo y, por ende, su vida al completo. Cómo cuchicheaban, elucubraban, se hacían sus propias ideas sobre algo que no pasaba de ser un rumor...

Yo he sentido eso, pasé por algo semejante en cierto momento, hace unos años. Todo sigue igual, ya digo. Diferente en muchos aspectos, pero igual en el fondo.

Preciosa historia.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Unodelmonumento.

¡Ostias Pedro! como se las gastaban las cigarreras.Magnifico artículo hermano, yo diría que exquisito.No tenía yo conocimiento de la guerra que llegaron a plantar estas mujeres en defensa de su medio de vida. Par otra parte no debe extrañar a nadie tales capacidades de la MUJER SEVILLANA, que de sexo débil tienen lo que yo de verdolaga.

Un cacho de abrazo tronco.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

D. Pepeele... posseso.

D. Rafael, ésos comentarios que usted hace son mejores que artículo en sí, con lo que pone un marco dorado a mi trabajo.

Gracias.

En efecto, el capitalismo no ha cambiado en miles de años y no se espera que lo haga a medio, corto o largo plazo. Y sobre rumores y miedos a cierres y despidos... ¿qué me va a contar que yo no sepa?

D. Unodelmonumento, tronco, me salengrano de leerte por aquí. Solo he publico una pequeña parte de lo que he logrado investigar. Daría para cuatro o cinco posts, sin duda, porque la historia de las cigarreras es todo un compendio de motines cada pocos años. Al final lograron echarlas a todas.

Un beso, Carlos, para la family y para tí.

Gracias a todos.

Cuidaros.