domingo, 15 de mayo de 2011

VAYAN PREPARANDO EL VERANO

 

Saludos.

Me van a decir que me anticipo dos semanas y será verdad y me dirán que aún es pronto y tendrán razón, pero esto se acaba “ya que ná”.

Dos partidos y visto para sentencia. ¿Otra vez jugaremos en Europa? Seguro. Yo apuesto por ello. De momento, iremos hoy a Nervión, todos, para meterles sevillismo en las venas a los del calzón corto. Luego veremos lo que hacemos en Barcelona porque puede ser un partido vital.

Pero se acaba. Dos partidos y el verano.

La Blogosfera sevillista (probablemente la más potente, activa y poderosa de la península patria), se tomará un descanso y podremos leer otras cosas.

Hay quien se deprime sin fútbol, quien se lee todo lo leíble y lo comenta, quien se dedica a ver cine, quien inventa historias, quien cuenta cosas personales, quien busca muñecos a los que pegarles palos, quien aporrea el teclado sin sentido (caso presente), quien cierra, quien cae en la apatía, quien muerde, quien reencuentra a los amigos, quien se corta las venas (solo un rasguño), quien…

Aburridos1

Un poco de desorientación si que hay, ciertamente, porque son ocho o diez meses con un referente semanal que se evapora de pronto. Llega el estío y un sentimiento de orfandad tangible nos invade.

En unos días, el trasiego de nombres de salida y de entradas, con los voceros zapadores del norte (y del sur), haciendo su trabajo y con las defensas altas, como siempre, de los cancerberos del sevillismo.

Luego, el verano. Las vacaciones.

refrescandose-en-verano

Y enseguida, la pretemporada. Apenas un mes sin droga para contar otras cosas… quien las cuente.

Vayamos, por tanto, preparando las ideas para ocupar ése tiempo que le hemos estado dando al Sevilla.

Podemos dedicarles unas entradas al terremoto de Japón y a los efectos nucleares posteriores; o quizás a la crisis que nos devora, que pagamos nosotros a precios desorbitados; o puede que a la guerrita del Gadafi; o a las migraciones de gente de países pobres que quiere seguir siendo pobre en países ricos; podemos, incluso y aunque nos dé dentera, hablar de política; hasta seremos capaces, si nos ponemos a ello, de hablar de filosofía (no la de cola de supermercado si no la otra, la buena, la grande)…

Por pretender que no quede y se aceptan sugerencias.

Porque llega el verano y hay que seguir viviendo.

verano-sol-maleta

 

Cuidaros.

No hay comentarios: