sábado, 18 de diciembre de 2010

EL MUNDO FELIZ, SOMA

Saludos.

El pasado día 13, lunes, el Real Betis Balompié inauguró su Museo. Desde aquí felicito a la afición verde porque todo lo que contribuya a conservar la historia de los clubes sevillanos, es iniciativa digna de alabar.

Sin embargo, puede que la precipitación o las especiales circunstancias por las que atraviesa el equipo de La Palmera, hayan propiciado que lo que se anunciaba como un hecho de especial significado para TODOS los sevillanos, se puede haber convertido en otro lamentable episodio de deformación y desinformación.

MUNDOFELIZ-2

Como bien señala Carlos Romero en su Palangana Mecánica (aquí y aquí), el hecho de que hayan puesto al frente del mismo a un alumno aventajado del ínclito Carmona, hace más que dudosa la credibilidad del mismo.

MUNDOFELIZ-1

En el Museo del Betis se pueden seguir leyendo los viejos tópicos maniqueos en anclan sus éxitos en lo propio y las derrotas en las interferencias del vecino.

Hoy, cuando ya quedan pocos obtusos capaces de cuestionar la ingente avalancha de documentos y pruebas que desvirtúan, sin paliativos ni concesiones, toda una trama producto de una impotencia mal digerida, el Museo del Betis pretende prolongar un proyecto que amenaza con rematarlo como el hazmerreir del fútbol nacional.

Por unos instantes, la imaginación me llevó a aquel estupendo libro de ficción futurista de Aldous Huxley (1932) que tituló “Un mundo feliz”, en el que una suerte de pequeños animalillos pseudo humanos eran explotados para goce y disfrute de una minoría dominante.

A aquellos tipos, los “beta”, eran anestesiados con una droga llamada “soma”. Eran felices en sus miserias y en sus trabajos agotadores, inmersos en el mundo ficticio, artificial, creado desde aquella sustancia.

Y eso me recordaba la noticia cuando se ha ido desgranando y conociendo el contenido de lo que, en las manos apropiadas, hubiera debido ser la otra parte, el complemento de Historia de una ciudad dual.

Es, posiblemente, el último estertor de una escuela obsoleta y denostada, incluso desde dentro, que pretende mantener a machamartillo un rosario de mentiras y falsedades sin fin, para conquistar méritos que no se tienen o tratar de justificar fracasos.

Otra vez se equivoca el Betis. Otra vez pone al frente de una iniciativa prometedora a la persona equivocada y partiendo de unos presupuestos erróneos, como sucediera en 2007 con Manuel Carmona -cuando fue elevado al rango de “Historiador Oficial del Centenario”-, porque de nuevo se deja seducir por los cantos de sirenas del corazón y no de la razón.

Parece una dosis de soma para betas porque no era complicado entregarle el proyecto a los que mejor saben hacerlo. Que los hay y son muchos.

MUNDOFELIZ-3

Cuidaros.

2 comentarios:

ayer y hoy sevillista dijo...

Magníficamente traída la cita de Huxley. Una vez más, delicioso, maestro.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos, D. Enrique.

Gracias, es usted muy amable.

Cuídese, maestro.