viernes, 5 de noviembre de 2010

GANAR A CUALQUIER PRECIO

Saludos.

Ese del título es el deseo íntimo, profundo y superficial de todo aficionado al fútbol: queremos que nuestro Equipo lo gane todo.

Todo significa todo, es decir, todo. Siempre, en todos los partidos y contra todos los rivales. Títulos. Todos los títulos.

Pongámonos por un momento en el pellejo de un aficionado de, digamos por ejemplo, el Real de Madrí. Un aficionado con cierta edad, que ha visto mucho fútbol en el Bernabeu, a muchos artistas, a las estrellas más grandes del deporte del balón con los pies, que ha podido tocar copas y copas en todas las competiciones…

Quiere más. Quiere que cada año, al modo Barça de hace dos, se lo lleve todo y jamás se cansará de ganar.

Como quisiéramos todos los demás para los nuestros. Igual.

De ésa forma, el Real de Madrí, sus aficionados y sus dirigentes –y debemos incluir en ésta última categoría a toda una pléyade de políticos ocasionales, artistas y empresarios dispuestos  a sentarse en el palco aunque maldita la gracia que les haga el fútbol, excepto el impresentable que rige en Andalucía-, harán todo lo que sea necesario para que siga la estela triunfal de acumular galardones.

Harán lo que sea necesario.

La iniciativa de Del Nido para un reparto más justo de los dineros de los derechos televisivos –que no “justo” porque lo ideal es que el botín se distribuyera de manera equitativa en tanto que todos contribuyen por igual al sostenimiento de la LFP y acepto cualquier debate en éste sentido- tal cual recoge la web Liga Justa, tiene, seguramente, el beneplácito de los aficionados de, por lo menos, dieciocho equipos de primera y veintidós de segunda –casi todos potencialmente beneficiarios futuros-.

Debería, igualmente y por pura cuestión economicista, tenerlo también de los dirigentes de ésos equipos.

Pero hay disensiones.

Sorprendentemente, dos de los conjuntos denominados “fuertes”, se descuelgan de una idea que por mucho que pretendan matizar, camuflar, justificar o escamotear, es buena. Sencillamente buena… menos para dos.

Y esos dos juegan siempre al billar a tres bandas.

Del Nido sabe que acaba solo de comenzar una guerra que tendrá muchas batallas antes del final. Lo sabe y por eso empieza pronto ya que aún faltan dos años para que venza la situación actual. Será una lucha desigual aunque de una parte se consiguieran los soportes de dieciséis o dieciocho equipos porque los dos ogros y el apoyo del gañote de Villar son un enemigo formidable.

Y no será fácil ni sencillo decirle a ésos ogros que ya no podrán comprarlo todo, sin límites y sin mirar las etiquetas; que los presupuestos de los otros, cuando el reparto mas justo se materialice, crecerán de manera que los precios de las estrellas –y eso incluye primas y salarios- harán mucho más complicado llevarse a las joyas de cualquier forma y manera; que los niveles de los demás subirán –más recursos es igual a mejores jugadores- por lo que la Liga ya no será un paseo militar para dos…

comparativaw

Escocia debería quedar más lejos aún de lo que está ahora en un sano ejercicio de profilaxis deportiva.

Dudo mucho que tanto el Real de Madrí como el Barça, el Barça como el Real de Madrí, permitan que los demás les dejen en evidencia cuando las distancias se acorten porque eso supondría que los títulos se encarecerán una barbaridad.

Y son tan egoístamente torpes que no consideran –porque no quieren- que el valor de las victorias contra  adversarios de igual o similar nivel es más importante y la revaloriza enormemente.

De todas formas, los “enemigos” de ésos dos, los de verdad –porque los ingresos son brutales-, serán los ogros de Italia, Inglaterra, Alemania…

Al final, todos persiguen la Super Liga Europea y solo con dieciocho “pagaches” por país se puede mantener el status UEFA y LFP: Platiní, Villar, Pérez, Rosell, Galliani, Moratti, Abramovich, Gardner… ¡mamma mía!

Hay demasiado dinero en juego y ellos controlan el negocio, Don Vito.

Es la Familia.

Y con las cosas de comer no se juega.

Cuidaros.

3 comentarios:

Alexis Correa dijo...

Cuentas con el Barça en la cruzada de Florentino y te puedo decir que no es así. Es más, tendremos noticias en diez días. Se están moviendo a una velocidad de vértigo. Al final, y como casi siempre, en el término medio estará el acuerdo. Un abrazo.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos, Alexis.

Puede que tengas razón. No obstante, recuerda que hablamos de negocios, de dineros y las supuestas "diferencias" entre ésos dos, no existen cuando suena la caja.

El dinero no tiene colores, amigo mio, y nunca lo ha tenido.

Gracias.

Cuídate.

cornelio dijo...

Y mientras, los demás a jugar los lunes para hacer caja para ellos.

Los mismos que dicen que el lunes no es día para jugar al fútbol