miércoles, 8 de septiembre de 2010

CORAZON GRANDE

Saludos.

"El tiempo y la tecnología juegan a nuestro favor"...

Afortunadamente, esta fantástica frase certifica lo que muchos sevillistas estamos disfrutando con el trabajo de los "guardianes de la memoria".

Cierto es que hemos tenido una deuda histórica con nuestro pasado, desde pequeño he tenido que escuchar como desde el otro bando justificaban todas sus desgracias achacándolas a nuestra culpa, he tenido que vivir la "impopularidad" de ser sevillista por parte de muchos sectores, he tenido que aguantar como se manchaba nuestra historia continuamente.

Sevillista de sentimiento, de sangre, herencia familiar, que maravillosa herencia que tuve que defender sin conciencia respondiendo con escepticismo a tanta crítica a mi condición, como si ser sevillista me dotaba de unos pensamientos políticos y una "maldad histórica" que no me correspondía.

Lo "guay", lo "políticamente correcto", la moda, era ser de los otros, porque así lo habían decidido no sé quiénes (bueno, lo suponemos, no?). Pero resistimos, los sevillistas hemos resistido a toda esta "campaña" de desprestigio montadas para hacer simpáticos a los que nacieron para ir en contra, a los que nacieron para odiarnos, a los que nacieron para menospreciar nuestros logros, a los que nacieron para envidiarnos...

No sabéis, amigos investigadores, lo que personalmente os agradezco este trabajo que estáis haciendo, poniendo a cada uno en su lugar con datos, escribiendo nuestra historia tal y como es, con nuestros errores y nuestros aciertos.

En la actualidad, que nadie me discuta de historia, que sé que estoy bien arropado con vosotros. Éste que os escribe, hace 20 años, siendo apenas un niño, recuerda haber discutido sobre historia de nuestro club con el único dato de "no creer lo que me decían, nada más que por la ideología de mi familia, de mis abuelos, de mi bisabuelo, todos sevillistas, todos humildes trabajadores, e incluso por la memoria de uno de ellos, mi tío abuelo Antonio, sevillista y poeta, muerto en la guerra defendiendo los ideales contrarios a los que nos han querido identificar".

Nada más que por ello, por dignificar nuestra historia y a nuestros familiares que se nos fueron y que, independientemente de su ideología, sentían como nosotros. Por todos ellos, por el sevillismo, por nuestra historia, por la verdad, GRACIAS. GRACIAS. GRACIAS.

Esto resaltado en nuestro color es un comentario que podéis leer en mi entrada anterior, firmado por Rubén Márquez.

Hay veces en que se te hace un nudo en la garganta…

Siempre hemos dicho que la vida de un blog son sus comentarios y hoy, mi blog, rebosa vida.

No te conozco, Rubén, pero si alguien debe dar GRACIAS soy yo por tener el privilegio de leerte.

GRACIAS.

Cuidaros.

6 comentarios:

A. Ramírez dijo...

Caramba.
Qué se puede decir en estos casos.
Gracias, gracias y mil gracias.

Alexis Correa dijo...

Me sumo a vuestro agradecimiento a estos guardianes de nuestra historia. ¿De cuantas cosas nos estamos enterando, eh? Saludos.

EL PAPI MAGASE dijo...

Sin duda este es el mejoir regalo que podais recibir a vuestra labor altruista de buscar la verdad de la historia del fútbol sevillano,un abrazo a todos los que componeis ese gran equipo de investigadores de la historia y a Rubén Marquez uno por partida doble.

Rubén Márquez dijo...

Gran sorpresa para mí ver mi humilde comentario publicado en este magnífico blog. Si mi admiración ya era inmensa hacia José M. Ariza por todo lo que podeis ver en el comentario, esta admiración ha aumentado hasta cotas inalcanzables, no todo el mundo que conocemos es capaz de demostrar tanta humildad en su trabajo y devolver las gracias de una manera tan emotiva y sincera. Por ello, cual partido de tenis, le tengo que devolver las gracias, nuevamente, por leerme, saber emocionarse y compartir estos sentimientos sevillistas con tantos amigos. Un abrazo, amigo.

Tántalo dijo...

Me sumo a los agradecimientos de Ruben.

Sin duda gracias al trabajo de los guardianes de la memoria cada día es más dificil escupir un tópico a un sevillista sin que este le conteste con argumentos. Levantando la cabeza con la frente bien alta. Orgulloso de su historia y su condición.

Uno ama al sevilla de forma innata y cuando escuchaba esas mentiras pensaba: "no puede ser verdad". Mis abuelos nunca hubieran amado a un club así. Hoy no solo sabe que son falsas sino que la historia, la de verdad, es aún más bonita de lo que la imaginaba.

Gracias a tod@s, a unos por el trabajo y a otros por el apoyo y la difusión. Importantes por igual.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

Antonio, Alexis, Papi, Tántalo... Gracias.

Rubén, gracias de nuevo. Un abrazo blanco y rojo.

Cuidaros.