lunes, 23 de agosto de 2010

LA NARIZOTA DE VALENZUELA

Saludos.

El pasado 2 de julio varios blogs palanganas, socios de la ASR Pepe Brand,  publicamos coordinadamente un artículo que denominamos “Valenzuela, te crece la nariz”, en el que salíamos a responder por unas declaraciones del responsable de la cantera bética, Sr. Valenzuela, en la que entre otras lindezas, decía:

"La actitud del otro equipo de la ciudad es lo más bajo que he visto en años. Estamos hundidos. No pueden con nosotros y la única manera que encuentran es robarnos a jugadores con las peores artimañas. Vienen a convencer a chavales de diez u once años con dinero. Vamos a defender a nuestros jugadores de esos carroñeros..."

Ya pusimos al interfecto en su lugar recordándole algunas nociones sobre chavales, canteras, organización, medios, frutos…

También sobre las aspiraciones de los niños y los anhelos de los padres.

Inmediatamente, portales béticos se hicieron eco de la noticia y le dieron, creo, el tratamiento adecuado.

Otros, por el contrario, se lanzaron a una desenfrenada avalancha de insultos –habitual en ése sitio- sin que, sospecho, supieran nada del trasfondo que suponía ése supuesto “hurto”.

Y lo que es peor, pocos se dignaron hacer un mínimo análisis del suceso que, insisto, esconde un trasfondo peculiar, para desgracia de muchos, y es sintomático de las muy diferentes situaciones de los dos clubes.

Los dos chavales por los que el narizotas de Valenzuela nos acusa de “carroñeros” –Pedro y Antonio Miguel-, fueron ofrecidos al Sevilla FC por sus padres quienes, curiosamente, son sevillistas. Repito: fueron ofrecidos al Sevilla por sus padres, ambos sevillistas.

Si no han leído bien, puedo repetirlo.

El Sevilla FC les dijo que serían admitidos sin traían la carta de libertad.

Es falso que la FAF haya dictaminado nada en contra del Sevilla por la sencilla razón de que el Club de Nervión está al margen de ésta circunstancia.

Lo que sucede es que el Comité Jurisdiccional no concede a los chavales la carta de libertad en tanto que los juristas del Betis, nuevos de ésta temporada, interpretan el Reglamento como se les antoja.

Dice el artículo 80 que un niño de 10 años puede elegir libremente y reclamar su carta de libertad al Club que pertenezca y siempre bajo la tutela de sus padres –como el caso que nos ocupa- y que por tanto, nadie puede negarle su derecho a irse cuando lo desee. Entre las causas que pueden justificar la petición de carta de libertad, figuran que no juegue o que se sienta a disgusto en el club.

Con dicho Reglamento en la mano, la FAF tendrá que admitir que pueden marcharse a donde se les antoje.

Los padres de Pedro y Antonio Miguel se presentaron ante Valenzuela para reclamar ésa carta de libertad y además de ser recibidos de muy mala manera, tuvieron que escuchar insultos de boca del directivo bético. Muy a su estilo.

La reclamación de los padres está en la FAF y a la espera del fallo oportuno mientras uno de los padres está considerando la posibilidad de denunciar al Betis ante el Defensor del Menor.

Hasta ahí los hechos.

Vamos a otra cosa.

Un sencillo y ni siquiera riguroso análisis de las canteras de Sevilla y Betis nos situará en dos mundos opuestos, a un rato luz una de otra. Una existe, es real, grande, importante –entre las dos o tres mejores de España, sin discusión- y produce cada año un buen número de jugadores de primer nivel.

Es la Utrera Road Factory.

La otra… sobrevive de mala manera y en las condiciones que el máximo mandatario de los últimos años quiso otorgarles.

¿Culpar a los padres y chavales de querer pertenecer a un Club que los mima, cuida y protege y en el que pueden llegar a la élite?

No, amigos, no. Miren hacia dentro, vean lo que tienen y luego luchen por mejorarlo. Hay modelos que imitar. Pero dejen tranquilo al Sevilla que sabe con certeza como hacer éstas cosas.

Valenzuela mintió con alevosía y es justo recordárselo.

Y la FAF no ha fallado nada contra el Sevilla. Eso es falso y quienes lo difunden, también mienten.

En cualquier caso hay una solución sencilla: pregunten a los padres de Pedro y Antonio Miguel.

Los verdaderos “carroñeros” son mentales y llevan años inventado cadáveres donde meter los picos.

Cuidaros.

P.D. A mi amigo anónimo –mejor Antónimo- dos cositas: tendrás que mejorar muy mucho para elevarte a alturas morales porque en el momento en que te escondes en el anonimato, has perdido la razón. Además, dos mensajes en dos minutos y cuando en el segundo pretendes hacerte pasar por sevillista… dice bastante muy poco de tu capacidad intelectual.

Y por supuesto, hay que se obtuso –o gilipollas- para pensar que me subvierten tus estupideces o que voy a pedir perdón por decirle al impresentable de Valenzuela –justo a tu misma altura- que es un impresentable.

¿Es esto lo que esperabas?

Cuídate, Antónimo.

7 comentarios:

El Hablador dijo...

Cualquier padre, con dos dedos de frente, prefiere tragarse su orgullo y llevar a su hijo hacia un futuro más prometedor, a un futuro más seguro.

Personalmente tengo un caso cercano. Un amigo que en su infancia estuvo varios años en las categorías inferiores del Betis, llegó hasta el juvenil. No hay día que no se arrepienta de no haberse enrolado en la disciplina del Sevilla FC, alguna ocasión se le presentó. Hoy por hoy reconoce abiertamente el error, sigue siendo bético (lógicamente) pero en un futuro no dudará si tiene descendencia.

Esto es una realidad indiscutible, pero también la es la de los anónimos. Yo mismo estoy “sufriendo” a alguno en mis propias carnes ahora mismo. Sin embargo soy partidario de darles su sitio incluso a estos tipos. Pero comprendo que hay casos y opiniones diferentes a las mías. Cada cual debe hacer lo que considere oportuno con ellos, a mí particularmente me divierten.

Un Saludo maestro.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos, Sr. Hablador.

Un placer leerle por aquí. No obstante, llamarme "maestro" es un exceso sin fundamento alguno y fruto, sin duda alguna, se su desconocimiento sobre mi persona.

Son muchos, amigo, lo casos similares. Y sería una ruindad pretender que ésos chavales y sus padres no quieran lo mejor para los críos y para ellos mismos.

Desgraciadamente y desde la óptica contraria, las comparaciones parecerán odiosas.

Los anónimos me permiten, además de divertirme como tú, emperejilar entradas en mi blog.

Por cierto, sigo sin llegar a entender porqué pierden sus tiempos en leerme y en escribirme.

Pero ya se sabe lo que contiene el libro de los gustos.

Gracias por tu visita.

Cuídate.

Yovi dijo...

No nos deje usted en ascuas ¿cómo ha reaccionado su anónimo visitante?
¿Ha aportado algún documento?
¿Alguna otra prueba?
¿Calla?
¿Le tilda de falsificador?

Pd. Felicite de mi parte a su anónimo, le lei hace tiempo "el Cantar de Mio Cid" y me gustó mucho. :P

Tántalo dijo...

La bofetá sin manos tenías que darla tu Jose Manuel y bien merecida se la tienen ambos narizotas por meter sus largas, infames y victimistas narices donde no deben.

Yo también he recibido al antónimo en mi casa y se llevó un portazo en la narizota.

Nos vemos mañana.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

D. Yovi -muá osí- le recuerdo que yo fuí compañero de clase del Conde Lucanor y que éramos fanáticos del Mester de Juglaría. Teníamos todos los vinilos.

De momento calla el canalla.

D. Tántalo, no hay más cera que el carril bici.

Además, lo que no es, no puede ser y además es imposible.

Un respeto por los animales, por favor.

Nos vemos mañana.

Cuidaros.

Talibán Sevillista dijo...

Este personaje tiene tal obsesión con nuestro club que se pega mas tiempo dejando comentarios en los distintos blogs sevillistas que enterándose de las cosas de su equipo.
Este anónimo no tiene ni idea de la cruda realidad de su cantera. Yo tengo la suerte de conocer a padres de niños de la cantera vecina y se llevan las manos a la cabeza con las declaraciones del... es que no se ni como definirlo.
En fin, buen post. Dejando otra vez al pobre anónimo en su lugar
Un abrazo

Carlos Romero dijo...

La misma historia de siempre: los fascistas sevillistas quieren ver hundido a mi betin y nos quitan los jugadores.

Cuando se los quita el Madrid, (cosa rara, la verdad, por cómo cuidan la cantera, pero ha ocurrido), no son fascistas ni nada por el estilo, ni el Ath. de Madrid, ni otro.

¿Cuántos le habrán quitado ellos a otros equipos?

Vergüenza.