martes, 1 de junio de 2010

UN AÑO SIN BETI

Saludos.

Terminó la Liga, la grande, la buena, y nos quedamos solo cuartos, con lo que nos obligarán desprendernos de algún obstáculo para recuperar nuestro lugar entre los de la élite y volveremos a recorrer Europa por los principales escenarios del fútbol continental.

También nos trajimos el Campeonato de España, Copa del Rey, y sumamos ya cinco entorchados. Dos desde que pintarrajeamos la sábana y otros varios que me resisto a nombrar.

Pero ha sido un año “raro” porque nos ha faltado er Beti.

Un año en el que hemos vuelto a poner otro hito en nuestra Historia sin tener que ganar derbis, sin distracciones, midiéndonos con nuestros rivales naturales, los de nuestro nivel.

Un año en que apenas hemos escuchado a los palizas de turno –parece que se hubieran puesto todos de acuerdo para colocar sordinas en sus acostumbrados vozarrones- y por ello y durante muchos meses, hemos vivido una paz desacostumbrada, un remanso de tranquilidad solo rota por nuestras propias historias interiores.

Pero fueron momentos de debate en torno a un solo Equipo y eso no es lo habitual. Faltaban elementos.

La “guerra” de chascarrillos y la guasa propia apenas ha durado dos minutos porque una parte, la otra, no soportaba las miradas irónicas, las medias sonrisas y la categoría de no cebarse con el caído. Pero sobre todo, la olla a presión de no poder soportar que nuestra atención pasara rozando sobre sus cuitas, sin detenerse, como sin darles importancia, sabedores de que hablábamos idiomas diferentes.

Hubo, no obstante –y hay-, algún empecinado coleccionador que ejerce su afición en modo virtual -donde los sueños todos son posibles aunque sean solo eso, sueños-, y de vez en cuando, aburrido de lamerse las heridas, lanza algún que otro improperio –con tanta torpeza que asusta-, para proyectar sus carencias en nosotros.

Pero el año, nuestro año, otro de los mejores y van… solo ha carecido de alimento ecológico, de verduras, para completar la dieta de los campeones.

En realidad, muy pocos de los míos han hablado de ello y aún sigo intentado descubrir qué me ha motivado para escribir esta entrada. Debe ser, como cada año, que la caló y la falta de furbo me motivan para disparatar, para acordarme de que no me acordé der Beti en todo el año y de que puede que el que viene tampoco.

Un año sin er Beti y una entrada sobre ello. El empecinado de las colecciones llegará a decir que si tan poco me importa porqué escribo sobre ello. Y él solo se responderá: si yo no te doy algún valor… ¿quién lo hará?.

También puede que tengas razón y que no soportemos vivir sin hablar de vosotros. Pero mírate, léeme y luego clama por tu importancia, por la que hace que un palangana se harte de llenar de letras su blog hablando sobre ti.

Deberías estarme agradecido.

Y como coleccionas tanta pasión y tanto ardor, lograremos entender que te tengamos envidia; que hablemos de tu Beti porque la Liga de primera ya se ha acabado, la de Segunda aún no –sin que hasta la fecha sepamos si habrá derbi el próximo año- y el campeonato del mundo comenzará dentro de unos días… otra temporada en que jugamos Champions y nos traemos el quinto título de Campeones de España.

Más arriba decía que Dos títulos desde la sábana y otros varios que no te digo pero que tú sí recuerdas.

Yo, en tu lugar, también tendría que acusarnos de envidia porque puestos a buscar, hallaríamos muchas y serias razones para ello.

Sin duda alguna, te tenemos envidia.

Una envidia que nos enrarece el aire de la cumbre y nos produce vértigo de mirar para abajo y no ver el suelo.

Cuídate, campeón.

9 comentarios:

Julián Ruiz dijo...

Lo mismo puede alargarse a 2 años el período de no comer verduras. ¡Quién sabe......!

Por cierto te dejo dirección de mi blog por si quieres enlazarme

http://sevillismodesdelacuna.blogspot.com/

Un saludo y ánimo con ese deseo fluvial para el mes de Octubre que comentastéis el domingo pasado..

Jose M. Ariza dijo...

Saludos, Julián.

Te sigo desde hace algún tiempo y te tengo enlazado. Solo que se me había olvidado añadirte a la lista de blogs.
Ya estás.
Disculpa.
Seguiremos pensando en clave de rio, no te quepa duda.
Cuídate.

coleccionistas de miniaturas dijo...

Mi querido escritor de artículos sobre mi (ya van tres). Tan sólo unas palabras sobre tu artículo:

Tú mismo.

Tú mismo te retratas con tu artículo.

Pero bueno,

VOLVEREMOS, VOLVEREMOS, VOLVEREMOS A PRIMERA

Jose M. Ariza dijo...

Saludos, coleccionador.

En fecto, yo mismo escribo en mi blog.

Bienvenido.

Gracias por pasar por aquí.

Ocurre que MI EQUIPO ya ha hecho los deberes y me distraigo escribiendo de cualquier cosa.

Recordaré su despedida por si se diera el caso y aunque no tengamos claro cuando será eso.

Cuídese.

Sagan dijo...

Pues la verdad es que el coleccionista como mascota de los foros de historia no está mal.

Echaba yo de menos estos años a alguien así para que nos divirtiera un poco, pero tarde o temprano los bufones aparecen.

Me encanta. Cuando le pinchas un poco los witos con un tenedor se pone a cantar eso de:

VOLVEREMOS, VOLVEREMOS, VOLVEREMOS A PRIMERA...

Estos son automáticos, van de verde y los venden en los chinos.

Si los conoceré yo.

Lo malo es que se lleve unos pocos de años cantándolo, algo que deberemos usar como una de las "perlas ensangrentadas" que más nos puedan hacer reír y pasarlo bien, sobre todo en estos tiempos aburridos que transcurren donde otros juegan una final tras otra todos los findes con taquicardia.

Coleccionista, quédate y diviértenos, há er favó.

Spencer10 dijo...

Me ha encantado el post. Quizás, porque me he visto retratados en él, mi infancia, mis ilusiones sevillistas, y ahora, mis realidades. Entro diariamente en este blog para aprender de historia, y lo consigo, de forma documentada, tajante, exposiciones sin fisuras, debates ganados por goleadas... Claro está que hay quien el fanatismo no le permitirá nunca aceptar esta realidad. A ver, amigo bético, o amigo coleccionista, por mi parte respeto muchísimo vuestro club, y eso es así porque amo la historia de mi ciudad, de los inicios de este deporte, de sus primeros practicantes. Si en este blog se habla de su equipo es NORMAL. Eso no es lo que les hace grandes, se habla de su equipo porque sois nuestro rival, lo que pasa es que en estos momentos no sois un rival deportivo, sino sentimental. Imagina que estamos jugando un partido eterno...pues bien, en el 95% de las estadísticas vamos ganando por goleada, como 10 a 3, más o menos... por eso, ahora mismo, no sois nuestros rivales deportivos, pero vivimos en la misma ciudad, ¿no te has dado cuenta? Pues por eso hablamos de vosotros, nada más, y porque nuestra temporada ha terminado con los deberes muy bien hechos. Además, y más que te pese, estos comentarios sólo los encontrarás a nivel de aficionados, no a nivel institucional, otro aspecto en el que comprenderás que también os goleamos...Esto es el fútbol, el deporte, la competición, debate, sentimiento... ¿No te gustaría estar en nuestro lugar? Conozco a muchos amigos béticos que sí, que reconocen su envidia "insana" a nuestro club, ¿conoces algún sevillista que os envidie?... Venga, por favor, algún año, por circunstancias del destino, puede que metais un golito y podreis hablar y magnificar vuestra historia, ahora mismo, lo que os queda es reconocer nuestra grandeza, la grandeza del mejor club de Andalucía.

Les Corts dijo...

¡Genial!, lo del alimento ecológico es genial.

Un abrazo

CARLOS GARCIA dijo...

Como ya bien deje por escrito un dia , si hay que envidiar se envidiara y ya esta, pero lo primero sera buscar algo que poder envidiar.
Don Maestro Ariza , como siempre sus escritos son literatura palangana aunque a mi parecer presta y le da una atencion totalmente imnecesaria a una simple criaturita que solo pretente crearse una fama de vengador justiciero criaturitico a costa de meterse con los grandes palanganas internauticos.

RaMonStones dijo...

la verdad q se hecha de menos los derbys,y los piques con los colegas en el bar,pero bueno,la verdad,me da igual que suba o que no...a lo mejor es mas de un año,Ariza.
genial el post!
saludos!

surcaremos nuestro río....