domingo, 23 de mayo de 2010

COLECCIONISTAS DE TOPICOS

Saludos.

Hace unos días y a través de ése impenitente investigador de sevillismo que se llama Carlos Romero, descubrí un portal que se denomina http://colecciondeminiaturasymaquetas.blogspot.com

Aunque en principio y por el nombre uno se piense que se trata de un amigo que colecciona miniaturas y maquetas –que lo es-, lo cierto es que dedica el mayor porcentaje de espacio en el blog en hablar de su equipo: el Betis.

La llamada de Carlos se centraba en una entrada que apareció allí, dedicada al portal La Palangana Mecánica, “puntualizando” algunas cuestiones.

El Sr. que escribe ahí dice que es Licenciado en Historia y no hay razón para dudar de ello. Sin embargo, se aventura a calificarnos –a Carlos y por extensión, al resto de colaboradores en la ardua tarea de desentrañar el pasado del fútbol sevillano-, de “historiadores”.

Falso.

El único “historiador” autodenominado así es Manuel Carmona, del Betis. Fue nombrado Historiador del Centenario, elegido contra otros con muchísimo más caché, solvencia y capacidad, porque babeaba adecuadamente al amo del Betis y de muy diversas maneras.

Desde la filas sevillistas nadie había reparado en el personaje hasta que en 2005, año de nuestro Centenario, el esperpento ése salió en una televisión local de Sevilla afirmando, con “pruebas en tiempo real”, que el Betis es más antiguo que el Sevilla.

El año de NUESTRO Centenario.

El año en que Sevilla entera hubiera debido estar contenta de poseer un club tan antiguo, de la misma forma que yo estoy contento de que en mi ciudad haya DOS equipos con tanta solera.

En 2007, nos quedamos esperando que apareciera en la misma televisión y mostrara los documentos de la fundación de su equipo. A día de hoy, sigue sin aparecer y sin mostrarlos.

Tamaño despropósito, impensable estupidez solo puede ser producto de los anhelos particulares, de los deseos no cumplidos y de la profunda y doliente insatisfacción de lo propio. No puede haber otra explicación.

Así pues, un “historiador” frente a un grupo de investigadores, Sr. Coleccionista.

Insisto: in-ves-ti-ga-do-res. Título que no necesita doctorados de ningún tipo y al alcance de cualquiera con interés, tiempo y ganas.

Pero nos “enfrentamos” ahora a un historiador de verdad, a un Licenciado en Historia. Además del respeto que eso me produce, tiendo a sentirme en inferioridad de condiciones porque yo solo hice el primer año de ésa especialidad, con lo que admito que no podré estar a su altura nunca.

Aún así, no me resisto a leer el comentario y a atreverme a sacar algunas conclusiones.

Y haré especial hincapié es éste párrafo porque desde mi punto de vista, no tiene desperdicio:

“Estos señores se han encargado incluso de cambiar la Historia del Betis en la Wikipedia. Pero la verdad es que el Betis es el club más querido de Sevilla capital, y en la provincia no hay color. Siempre se ha dicho que era el equipo del pueblo, sea a no verdad su escisión del Sevilla, ayudado esa idea por el 22-0 y por permanecer en Tercera durante la dictadura y ganar la primera Copa del Rey tras una Dictadura de 40 años (mientras que el Sevilla en esos años estaba en Primera y ganando Títulos). Es un club que huye de anglicismo. Es de la realeza y del pueblo. Por su nombre es sevillano y universal. Es un club que se siente muy español pero además muy andaluz. Además, es el club de Triana ya que no se sienten identificados con un club llamado Sevilla (aunque el Betis es se villanía pura) y el filial verdiblanco se llamó Triana Balompié. Y, sobre todo, el Real Betis Balompié tiene un misticismo más allá de lo puramente futbolístico que no se puede comparar con el Sevilla y que, debido a su filosofía de vida basado en el 'Manque Pierda', convierte en bético incluso a quien no le gusta el fútbol.

Este club está en una lucha interna en la que los valores béticos parece que se han perdido, auspiciado todo por los actuales maldirigentes del club. Se encuentra en una situación histórica de mucha transcendencia. Por ello los béticos debemos luchar por mantener viva la llama bética y porque nuestros eternos rivales no nos quiten el orgullo de ser béticos porque ellos no son el equipo de la ciudad, es uno de los dos equipos de la ciudad, son los segundos por afición.

¡Qué no te cuenten cuentos!”

Veamos:

“Estos señores se han encargado incluso de cambiar la Historia del Betis en la Wikipedia”

Lo siento, Sr. Coleccionista, pero no lo entiendo. ¿Haría el favor de explicármelo? Gracias.

“Pero la verdad es que el Betis es el club más querido de Sevilla capital, y en la provincia no hay color.”

Debo suponer y supongo que esto está sostenido por las oportunas encuestas, datos y estadísticas oficiales. Viniendo de un Historiador no quiero ni pensar que sea una afirmación gratuita y que posea los argumentos suficientes para apoyar tal hipótesis.

“Siempre se ha dicho que era el equipo del pueblo, sea a no verdad su escisión del Sevilla, ayudado esa idea por el 22-0 y por permanecer en Tercera durante la dictadura y ganar la primera Copa del Rey tras una Dictadura de 40 años (mientras que el Sevilla en esos años estaba en Primera y ganando Títulos).”

Sobre el  22 a 0 le recomiendo que lea esto. Pero hágalo con amplitud de miras, con la curiosidad inherente de los que pretende descifrar el pasado y no se deje cegar por la pasión. Vea los documentos, revíselos, contraste datos y luego  saque conclusiones. Si le es posible, ejerza su título con objetividad.

“Es un club que huye de anglicismo. Es de la realeza y del pueblo. Por su nombre es sevillano y universal. Es un club que se siente muy español pero además muy andaluz.”

Sigamos con su título: quizás se le haya ocurrido investigar algo sobre eso que afirma y pueda justificar adecuadamente porqué su Equipo “españoliza” el término y las connotaciones que ello implica. Diga, también, qué pensaba el autor del término “balompié” unos años antes y sobre el sport foot-ball. ¿Algo que ver con los melocotones? Mírelo, se sorprenderá.

¿Muy español y muy andaluz? Llevan el nombre del rio que pasa por la ciudad. Tanto monta, monta tanto. Nosotros portamos un nombre universal y ustedes un nombre igualmente universal.

Solo que al nombre de su Equipo, cuando las circunstancias cambien y vuelvan a representarnos por el mundo, deberá añadir “…de Sevilla”.

Nosotros no. Ya lo llevamos impreso y eso ni es mejor ni es peor. Es así.

No use fórceps: realeza y pueblo, juntos, suena discordante. No reclame uniones artificiales difícilmente aceptables. Hay un mundo de distancias. O dos. Incluso siendo monárquico, es complicado de justificar.

“Además, es el club de Triana ya que no se sienten identificados con un club llamado Sevilla (aunque el Betis es se villanía pura) y el filial verdiblanco se llamó Triana Balompié. Y, sobre todo, el Real Betis Balompié tiene un misticismo más allá de lo puramente futbolístico que no se puede comparar con el Sevilla y que, debido a su filosofía de vida basado en el 'Manque Pierda', convierte en bético incluso a quien no le gusta el fútbol.”

Curioso que al Sevilla trate de hurtarle la “sevillanía”. Muy curioso que se apropie del sentimiento cuando, puestos a comparar, yo no entendería que uno fuera más sevillano que el otro. Parece que usted si.

Chocante.

También confío en que sus datos, científicamente comprobados, le permitan afirmar sin tapujos que el misticismo del Betis no se pueda comprar con el del Sevilla. Incluso que sea superior. ¿Quizás debido a que mi Equipo no es natural de ésta ciudad y los sevillistas, desde siempre, venimos de otro mundo?

Me está usted dejando de piedra con el despliegue de argumentos contrastados, el respeto al rigor científico y su capacidad de refrendar sus afirmaciones documentalmente.

Yo no terminé los estudios.

Y el “manque pierda”, desgraciadamente, no es el grito deseado por los béticos. Muchos de los que conozco reniegan de él porque prefieren el “musho Beti”. Puede que como promesa de futuro, el segundo sea más conveniente.

Acabo ya:

“Este club está en una lucha interna en la que los valores béticos parece que se han perdido, auspiciado todo por los actuales maldirigentes del club. Se encuentra en una situación histórica de mucha transcendencia. Por ello los béticos debemos luchar por mantener viva la llama bética y porque nuestros eternos rivales no nos quiten el orgullo de ser béticos porque ellos no son el equipo de la ciudad, es uno de los dos equipos de la ciudad, son los segundos por afición.

¡Qué no te cuenten cuentos!”

De acuerdo. El Betis pasa por momentos muy malos y deberían ser los béticos los encargados de sacar al Equipo del pozo. Y eso apartando a los dirigentes nefastos que desde hace más de una década expolian al club.

Esto otro:

“Incluso llegan a decir la repetida teoría sevillista de que el Estadio Heliopolitano no es propiedad del Betis ya que no se llegó a pagar la compra, consentido todo ello por el Ayuntamiento.”

Debo entender que es usted conocedor de toda la documentación pertinente con la que pueda demostrar que sea una afirmación sin bases.

Lamento informarle, no obstante, que nosotros somos el Equipo de la Ciudad –el nombre así lo indica-, y que el segundo, para su íntimo dolor, es el Real Betis Balompié.

Uno debe estar delante y otro detrás. Nos toca a nosotros encabezar la lista. Lo siento.

Los es ahora, lo será en mucho tiempo –sin visos de que nos alcancen- y lo ha sido siempre.

Aún así y para bien de la ciudad de Sevilla, vuelvan a su sitio natural cuanto antes.

Abrumado me quedo con el apabullante artículo que nos dedica a los sevillistas. Y más porque vienen de una mente formada, académica y entrenada para la objetividad, el rigor y la investigación.

¡Lástima que los investigadores sevillistas carezcamos de la preparación necesaria!

Y coincido con usted en algo: ¡que no te cuenten cuentos!

Cuídese, Sr. Coleccionista.

P.D. Nadie, en el grupo en el que tengo el honor de colaborar, afirma que el Sevilla Foot-Ball Club de 1890 sea el mismo que el Sevilla Foot-Ball Club legalizado en 1905. No tenemos las pruebas necesarias. Todavía. Denos tiempo.

P.P.D. Convendría que sus diferencias con Manuel Carmona se las dijera a él mismo. Y de insultos, Sr. Coleccionista, el Sr. Carmona es el que más sabe. Quizás de lo único que sabe.

3 comentarios:

Tántalo dijo...

Se de mucha gente que se ha licenciado y no tiene ni repajolera idea de la materia en la que se ha licenciado. Lo que es peor, ni siquiera respeta la que debería ser su profesión. Simplemente han aprobado exámenes sin haber aprendido nada.

A lo mejor alguno también ha coleccionado chuletas, no lo sé, lo que está claro es que alimentando falsos mitos y barbaridades chovinistas maniqueas, se le fata completamente al respeto a la historia en si misma y las personas que con más o menos conocimientos, con más o menos medios, con más o menos tiempo, pretenden acercarse a ella e intentar esclarecerla.

Lamentable.

También hay quien desde 2005 no para de colecccionar úlceras de estómago.

ayer y hoy sevillista dijo...

Este individuo tiene el mismo rigor que el que le escribe los discursos al cuchara. Le viene como anillo al dedo aquello que una vez me dijo un bético: yo sé que la historia del Betis que contamos los béticos es falsa, pero me gusta más que la verdadera, así que seguiremos contándola per secula seculorum.
Ahí queda.

coleccionistas de miniaturas dijo...

Creo que tiene una idea bastante equivocada tanto de mi como del blog que represento. Creo que si usted se quiere dedicar a la investigación debería de haber indagado más a fondo en mi blog y haber leido artículos como el de la Presentación antes de dar conjeturas subjetivistas algo de lo que los investigadores sevillistas estáis muy acostumbrados. Mi blog habla tanto del Betis sencillamente porque promueve mucha actualidad, además de ser mi blog un fruto de aquel glorioso 15-J.
Manuel Carmona ya tendrá su reprimenda en su debido momento pero no podéis negar que ustedes tampoco sois corderitos.
Desde mi blog quiero expresar que una cosa es la Historia de un club y otra muy distinta son los sentimientos de éste. Y lo que he expresado es lo que siente la gran mayoría de familia verdiblanca. Además de defender la idea de que en lo que historicamente no encontramos pruebas de peso para una teoría histórica simplemente mantener la duda sobre ella, ni darla por verdad ni por mentira, nos interese o no. Y mantener viva todas las teorías que aparezcan sobre un hecho sin dar veracidad a ninguna de ellas. Y eso no es precisamente lo que ustedes hacéis. Os dejáis llevar por el sentimiento de vuestros colores.
De todas manera estaros atento a mi blog porque pensamos publicar próximamente un artículo contestando tanto al impenitente investigador Carlos Romero como a todos los investigadores sevillistas.

Un cordial saludo

Viva er Betis Manquepierda. MUSHO BETIS.