sábado, 27 de febrero de 2010

INFANTILISMO PREOCUPANTE

Saludos.

Como habréis podido leer en dos entradas en éste blog y en varias otras de mis amigos Carlos, y Antonio, el pasado día 20 nos reunimos un buen grupo de investigadores de la Historia del fútbol sevillano para, de la manera más amistosa que imaginarse pueda, debatir sobre los orígenes de ése deporte en nuestra ciudad.

La Historia de ambos clubes, en más de cien años, va unida casi desde el principio y eso no puede ser motivo más que para alegrarse de tan larga trayectoria. Las diferencias solo pueden ser deportivas porque como parece lógico, un Club atesora más méritos deportivos, insisto, que el otro.

Pero como indagar un pasado donde es complicadísimo encontrar referencias suficientes -recordemos que en Andalucía, lamentablemente, aún padecemos muchas carencias en aspectos culturales-, convenía que ambas partes, en la mejor representación posible, llegáramos a determinar que algunos datos y evidencias establecen principios indiscutibles y desde ésas evidencias, se acepta que los dos equipos más importantes sevillanos, el Sevilla FC y el Real Betis, nacieron, respectivamente, en 1905 y 1907.


Se acepta también, universalmente, que el Recreativo de Huelva es el decano del fútbol español y de la misma forma, los años consignados anteriormente constan, a todos los efectos y en todos los organismos competentes, como los de nacimiento de nuestros dos clubes.


Hay, sin embargo, algunas teorías curiosas: una persona afirma que el Real Betis es más antiguo que el Sevilla.


Este señor, en contra de las tésis reconocidas por los demás investigadores béticos, sevillanos, españoles y mundiales, insiste en pretender demostrar un hecho insostenible porque, para su desgracia, los datos señalan lo contrario. No le bastan las pruebas presentadas y que desde su propio bando no crean en ello, él machaca a una parte de su hinchada "vendiendo" una idea anti Sevilla mejor que pro Betis.


Desde hace muchos años y mostrando actitudes incomprensibles, el trabajo insistente y perseverante de éste señor ha sido "demostrar" todo lo que pudiera quitar méritos al Sevilla sin que, aparentemente, eso beneficie a su equipo. Y muchas veces en  la Historia de su Club, para desgracia de los muchísimos seguidores ecuánimes que el Real Betis tiene, han reaccionado de la misma forma, es decir, pretendiendo dañar al otro por el mero hecho de hacerlo.


Cualquiera que se entretenga un rato en leer la intepretación de la Historia que hace éste señor, observará, estadísticamente, que más de la mitad de su exposición es atacar al otro. En términos futbolísticos, la posesión del balón, en su Historia y según él, la tiene el Sevilla ¡en su propia Historia!. Resulta incomprensible una vez más.

Ésas actitudes más propias de niños que de adultos -porque como sabemos, los niños no detectan matices y todo será blanco o negro-, llegan a extremos que más que provocar risas, que lo hace, dejan perplejo porque resulta complicado explicar la testarudez insolente y pueril de los argumentos, las formas, el lenguaje y las vísceras que muestra debajo de todo su trabajo aunque no cese de autoadjudicarse rigor investigativo.


Hace bien poco y a modo de "respuestas", en su portal -resultará también curioso leer cómo logra ejercer el control de ésa página web porque, increíblemente, no se corta un pelo en exponer a su público las maniobras realizadas al efecto, creyendo erróneamente que eso supone un mérito-, llega a extremos delirantes cuando afirma, ufano él, "que no lee al palanganero y sus corifeos" y que "sus amigos le dicen lo que allí se publica o no..."


Se puede ser más infantil todavía, amigo.


Y se puede llegar haciendo como usted, amigo: investigador, historiador y poseedor de verdades incontestables... ¡que no lee unos documentos porque se publican en páginas sevillistas!


Creo que decirle infantilesco es poco, pero me lo guardo. ¿Es un demérito para usted leer los portales de los palanganas donde y desde hace tiempo, se han venido vertiendo informaciones más que evidentes de hechos históricos irrebatibles?


Pues parece que sí y eso muestra, palpablemente, la "calidad" de sus investigaciones. Perfila, también, los métodos de sus estudios históricos y dá muestras del valor científico de los mismos.


Además, eso no se lo cree nadie. Y me atrevo a decir que ni sus más acérrimos seguidores porque me resisto a creer que sean tan  obtusos. Y si usted tiene una claque que le admite éstos despropósitos... imagine el concepto que podamos crearnos desde "esta orilla" y sobre todo, desde la suya.


Permítanos que le demos el valor real que tiene, amigo.


Convendría, para beneficio de su propio Club -ése que adora hasta el extremo de inventar todo un entramado historico-, que prestara mayor interés a las nuevas hornadas de investigadores béticos, más ecuánimes, mejor preparados y menos viscerales que en el mejor modelo de Ciencia posible, se atienen a los hechos demostrados y a la evidencia científicas.

También sería de agradecer que dejara de buscar enemigos externos porque su Equipo, para desgracia de buena parte de nuestra ciudad, no pasa por sus mejores horas y buscar distracciones para no hablar de los problemas internos, no deja de ser arma conocida, antigua y fácilmente detectable.


Después de más de cien años de caminar juntos, en paralelo, quizás sea tiempo de mirarnos a la cara, estrecharnos las manos -COMO YA HEMOS COMENZADO A HACER CON CORAZON Y RAZON- y contar al mundo que en Sevilla jugamos al foot-ball desde hace décadas y que lo hacemos con magia.


Magia Blanca y Roja y Magia Verde y Blanca.


Los colores de Sevilla.


Los colores de la Escuela Sevillana.


Cuídese.


P.D. Ruego a los amigos del señor en cuestión que le trasnmitan lo aquí expresado por si tiene a bien interpretar algo sobre éste modesto ecribidor. Pero no es obligatorio, por supuesto.

7 comentarios:

Carlos Romero dijo...

Blanco y en botella.

Un abrazo.

Tántalo dijo...

Infantil hasta en su web. ¡Que fea madre!

MAGASE dijo...

plas,plas,plas,plas,plas con esto queda todo dicho hermano,sigues siendo un gran referente para mi en la blogosfera sevillista,te admiro desde que te conocí por algo será.

ayer y hoy sevillista dijo...

Algún día necesitaré que Vd. me explique cómo logra esta profundidad en la exposición de ideas. Nuevo análisis agudo y real, con una crudeza que a algunos puede doler demasiado, pero a la larga agradecerán. Felicidades.

Miguel Ramos dijo...

Jose M.que se va a esperar de una persona que habla de si mismo en tercera persona, como si fuese un semidiós.

La historia pone a cada uno en su sitio y por que vengan nuevos predicadores de pacotilla no la van a cambiar.

Un saludo.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

D. Carlos, no más cera que la que arde.

D. Tántalo, ya sabe: sobre gustos...

D. Magase... ¿te he dicho alguna vez que yo también te quiero?

D. Ayer y Hoy... no hay truco, no hay técnica, no hay nada. Me pongo y lo hago. Punto.

D. Miguel, nos tampoco somos nobles pero tenemos nobleza en la sangre.

Gracias a todos.

cornelio dijo...

No ofende quien quiere...

Y se pueden dar "guantás sin manos", y algunos hasta tapan teclas de un postazo.

Siga, sr. Algarivo, siga, que usted es de los útlimos.