domingo, 17 de enero de 2010

LAS URGENCIAS DE MANOLO

Saludos.

Planificar las estrategias es todo un ejercicio de futurismo porque por mucho que supongas que lo tienes todo calculado, las circunstancias, el destino y la suerte te pueden hacer diabluras o regalarte éxitos imprevistos.
Cuando comienza la Liga 2009/2010, se optó, decididamente y viendo las inversiones de los dos monstruos, que había que luchar por la tercera plaza, por entrar en Champions de manera directa.
Además de un error, los hechos nos están demostrando que la falta de ambición puede ser fatal.
Puede que sea precipitado mi juicio, que aún falte mucha Liga y que los meses importantes son los dos o tres últimos, lo sé. Pero es imposible alcanzar los mejores resultados si no partes desde posiciones de privilegio. Imposible.
Cuando hacia la mitad de la competición, en el tercer año, el currículo de Manolo aún no contempla medalla alguna -éxitos relativos, solamente, por mucho que queramos "vender" lo del año anterior, el tercer lugar-, el disponer de una plantilla de primerísimo nivel y no haber obtenido un logro de primera página, se está convirtiendo en una psicopatía.
También consiento que seguimos vivos en las tres competiciones y que hemos dejado en la estacada al mejor equipo del mundo del momento. Es cierto. Pero veamos en qué situación estamos en cada una de ellas:
Liga.- Partimos de la forma de ver el fútbol de Manolo (!), seguimos con los hurtos de la FIFA para Copas africanas en mitad de una competición oficial -jamás se hubieran atrevido a planificar algo así en Europa-, con lo que los equipos con plantillas más débiles se quedan en cuadro y terminamos con las lesiones. En éste apartado, que debería haber estado muy presente -porque las hubo, las hay y las habrá en un deporte donde el físico está en juego siempre-, las suplencias deben estar al nivel del equipo. No es comprensible que tengamos once titulares y poco más. No es comprensible. Eso solo dá idea de equipo pequeño, de los que subsisten con lo puesto.
Estamos los últimos de UEFA y hoy, esta tarde, podemos quedar fuera. La Liga se nos ha puesto muy cuesta arriba y ésa tercera plaza está cada vez más lejos.
Quiero equivocarme, pero veo muy complicado repetir lo del año anterior. Y no es pesimismo "per se", es que la actitud del Equipo me produce muy malas vibraciones porque de la misma forma que alabé el juego de entrega en el primer partido contra el Barça, todo apunta a que fue una ilusión pasajera.
Quiero equivocarme.
Champions.- La competición Europea está, todavía, a mucha distancia de nosotros. Competir con ésos gorilas del fútbol europeo es una quimera. Esa copa está diseñada para clubes de muchísmo presupuesto, de grandísimos jugadores y de intereses astronómicos porque hay televisión para todo el mundo. Eso son miles de milones de euros y no es posible pensar en otros equipos que los de siempre. Nosotros no hemos llegado aún ahí. Todavía no.
Vamos a seguir luchando aunque sepamos, estemos convencidos, que solo pasar la siguiente eliminatoria ya será un éxito absoluto.
Y a medida que avance la competición -como en la Liga-, el riesgo de perder jugadores en el camino es cada vez más alto. Y enfrentarse a ésos animales con los reservas...
Copa del Rey.- Última apuesta. La más asequible. Dada la configuración que queda tras el último partido, todos nos señalan como principales aspirantes. Somos, seguramente, los mejor dotados para llegar a la final y traerla a Nervión.
No es un sueño imposible, es muy real y es tangible.
Así pues, la urgencia de Manolo, un título, se centra en la Copa del Rey.
Sabe que puede tener los días contados, que superó el año anterior porque quedar terceros es un saco de millones para el Sevilla y que si este año no iguala, por lo menos, ésa tercera plaza, lo jubilan.
Es así y no es crueldad. El fútbol son resultados económicos -que traen los deportivos- y si no cumple, fuera.
Es así, lo ha sido siempre y lo será en el futuro. Los clubes se mueven con triunfos y si no los consigues, deja paso a otro.
Hará lo que sea por vencer al Depor -ayer, frente al Barça, ya hizo todo un discurso de intenciones con su alineación-, porque se le acaban las opciones y ésa es la más cercana.
Manolo necesita un título para sobrevivir.
Lo sabe él, lo sabe la Directiva y lo sabemos todos.
Y ésa es su urgencia.
Termino con un mensaje alto y claro: soy del Sevilla, sevillista, blanquillo y palangana. Cualquiera sea mi opinión, espero que, por lo menos, se respete de la misma forma que yo respeto las de los demás.
Ni soy derrotista ni optimista empedernido.
En cualquier caso, todas mis opiniones van dirigidas en una sola y única dirección: lo mejor para MI EQUIPO, el SEVILLA FOOT-BALL CLUB.


Cuidaros.

2 comentarios:

Carlos Romero dijo...

No quitaría ni una sola coma.
Totalmente de acuerdo.

RABIOSO dijo...

PARTIDO DE COPA. DEPOR 0 - SEVILLA FC 3.
=====================================

"La desconfianza se crea a partir de una pequeña dosis de mentiras".

Jiménez nos vuelve a demostrar que no es de locos confiar en él.

Soberano partidazo y soberana paliza de juego y resultado ante el Depor, un gran equipo que en liga está que se sale pero al que el Sevilla FC le ha dado un repaso táctico y técnico, presionando arriba, buscando en todo momento el balón, basculando perfectamente, pasando el balón cuando había que pasarlo y no poniéndose nervioso y esperando los huecos y las ocasiones.

Tres golazos con jugadas incluídas, sobre todo especialmente de belleza plástica el segundo gol tras jugada increíble con cambio de ritmo de Perotti y cabezazo impecable del gran Renato Dirnei Florencio.

Enhorabuena a Jiménez y a todo el equipo. Y por supuesto a todo el Sevilla FC y todo el Sevillismo que confía en Jiménez.

UN ABRAZO RABIOSO a los sevillistas que dan la cara.