domingo, 4 de octubre de 2009

CAOS EN LA GALAXIA


Saludos.

Se suele decir, vulgarmente, "pasar por la piedra".

Y esta noche, en Nervión, la galaxia entera ha tenido su horca caudina.

De nada han servido los cientos de millones que dios le entregó al Madrí para que fichara a Kaká. De nada que el criminal de Iturralde juegue siempre contra nosotros. De nada que los medios -que son enteros hacia un lado-, lleven toda la semana vendiendo una piel de oso que no habían cazado...

De nada.

Porque ésta noche, Don Manuel, me rindo a sus pies y me como todo lo que le he venido diciendo en casi dos años. No todo, Don Manuel porque lo que está haciendo desde después de Valencia, es lo que le pedía. Lo que sabía que podía hacer: salir a ganar.

Y ganarle a quien sea, se llame como se llame.

Y cuando he visto la disposición en el campo del Madrí, supe, Don Manuel, que como yo decía, los otros deben comerse el coco para pararnos.

Ellos a nosotros.

Le pido disculpas, Don Manuel, si en éstos dos años he cogido mosqueos profundos; si me he rebotado con los ladrillos de partidos que nos hemos tragado; si le pedía eso y usted hacía lo otro...

Le pido disculpas.

Y le ruego que siga creciendo para mayor gloria de nuestro Club.

Y aunque me pueda costar caro, lo seguiré mirando por la pantalla. Y seguiré saltando de emoción, de alegría y de miedo.

Pero seguiré ahí, Don Manuel.

Y seguiré porque usted me ha convencido de que quiere y de que puede; de que me ayuda a seguir soñando a lo grande.

No deje de crecer, Don Manuel, para que un día, pronto, nos vuelva a hacer llorar de emoción.

Cuídese mucho, Don Manuel.

7 comentarios:

Talibán Sevillista dijo...

Vaya pedazo de fin de semana, vaya maravilla de equipo, vaya manera de pasar por la piedra al madrí
Ahora que digan lo que quieran, que vuelvan a olvidarse de nosotros, que volvamos a ser el equipo invisible.
Cuidate
Un abrazo
Vamos mi Sevilla, Vamos campeón

MAGASE dijo...

Sin duda hermano otra noche mágica de las que se te quedan en la retina durante toda una temporada,vaya jesusito como se las ha gastado hoy y vaya pedazo de partido se han marcado los chavales que hoy han pisado la alfombra nervionense,una noche para recordar y disfrutar y ahora como dice taliban,nos volvemos a hacer invisibles y a continuar con lo nuestro,un abrazo hermano pequeño.

Mayte Carrera dijo...

Gran, gran noche, pero que nervios al final, que partidazo de Zokora, Drago, y no podía faltar un clásico en los partidos contra el Madrid, el gol de cabeza de Renato.
Un abrazo

Joan Moran dijo...

Todavía recuerdo las charlas en aquella bodeguita el 4-J hablando mal de los planteamientos de Jiménez, y lo recuerdo contentísimo por que Jiménez nos ha demostrado que se puede y que debemos confiar.
Rectificar es de sabios y si él lo ha hecho nosotros también.
Bravo por la afición, bravo por el equipo y bravo por Jiménez.

guilmar dijo...

Así es. Ya hace tres partidos, cuando el Sevilla F.C. obsequió a los asistentes de la Catedral con un soberbio partido, reconocí que estaba equivocado con M. Jiménez, porque no era fruto de la casualidad. Se estaban haciendo las cosas muy bien y el partido de ayer lo ha refrendado.
Un saludo.

RaMonStones dijo...

El taliban tiene razon..vaya pedazo de fin de semana!!!

Hoy lunes,con la resaca de la celebracion ,que se prolongo hasta altas horas de la madrugada,veo las cosas mejor..primero ir al kiosko a ver las portadas del marca y as y descojonarme un poco :)

Como disfrutamos ayer,que grande,que afición,ese gol norte y todo el campo!!

Adriano dijo ayer en la radio,al preguntarle por Zokora "" es un animal,despues de no parar en todo el partido,lleva 15 minutos cantando y bailando en el vesturario jajaja...

Un abrazo,Ariza!
y cuidate!

Gol Sur, Tribuna Alta dijo...

¡Uf, vaya partido!

Desapasionadamente, de los mejores que he visto nunca.

Anda que no disfrutaría nada aquel al que le diera igual el resultado...

Ocasión para el Madrid en el último segundo, casi me muero.

Enhorabuena por ser Sevillista.

La galaxia (segunda parte) ha vuelto a caer en el mismo sitio que la otra vez.

Y es que tropezar dos veces con la misma piedra, por más que les duela, no es de dioses, sino de humanos.

Un abrazo.