sábado, 19 de septiembre de 2009

LA RED BLANCA Y ROJA














Saludos.

Ayer viernes tuve el honor de ser invitado al segundo programa de La Red Blanca y Roja, en nuestra Radio, como autor de éste blog.

Antes de trasladaros mis impresiones de la experiencia, dejadme agradecer a Agustín Rodríguez y Carlos Romero el trato magnífico que recibí, su complacencia y paciencia para con un no habituado a hablar ante los micrófonos.

Porque hay que hacer un grandísimo esfuerzo para ocultar los nervios que te atenazan y que el oyente no los perciba. El oyente, el destinatario de todo el tinglado radiofónico y único motivo de la existencia del ingenio, se merece escuchar la emisión sin tener que andar distrayéndose con los fallos, inevitables, de los que hablan.

No es la primera vez que intervengo en un programa de radio -incluso lo he hecho en televisión en otras dos ocasiones-, pero mis apariciones en los medios son tan esporádicas y alejadas en el tiempo que cada vez es como si fuese la primera.

Cada vez son los mismos nervios y siempre debes "prepararte" previamente, "comerte el coco" para que parezca que haces esto cada día.

Ya sabéis como es un estudio de radio: una sala insonorizada en paredes y suelo, una puerta parecida a la de una cámara frigorífica, hermética, por la que no se podrá circular cuando se está emitiendo y un piloto rojo que avisa de "en antena".

Una de las paredes es un amplio ventanal desde el que el ingeniero de sonido, al otro lado -el verdadero cerebro de todo esto-, controla la música, los volúmenes, los niveles, los tiempos, el guión...

En la sala, ocupando casi todo el espacio, una mesa con una pantalla de ordenador para el conductor del programa, un artilugio con tres luces -que avisan cuando se está emitiendo-, varias sillas con reposabrazos, auriculares y los micrófonos.

Los micros, sobre unos pequeños trípodes, son unas pelotas amarillas que se ubican justo delante de tu boca y a muy corta distancia. Debes hablar ahí, a ellos, y te dirán, por señas, "acércate" o "aléjate" para que la señal sea la correcta.

Dan miedo porque a pesar de ser algo inerte, material, no se mueven, no hablan, no dicen nada... sabes que por ahí sale todo. Tus nervios, tus aciertos y tus fracasos. Y tu mente los asocia a todo lo malo que puede pasar. Y los observas con cierto pavor.

Solo cuando terminas y expulsas todo el aire que has ido conteniendo durante la entrevista, los miras como si esperaras que te dijeran "bien hecho", "fatal" o "la has cagado, amigo". Pero no dicen nada. Por suerte.

Mi primera sorpresa me la propina Carlos -que nos había engañado previamente porque nos advirtió de que iba a recitar un poema-, cuando, sin embargo, lee parte de un artículo mio en el que daba algunos consejos para tratar con la inspiración.

El muy canalla me deja desorientado y a punto está de hacerme fracasar del todo. Pero hay que recuperarse rápido y atacamos la entrevista. Lógicamente, debo explicar el significado de Algarivo -extraño, del árabe-, cómo configuro mi blog y algunas otras cuestiones técnica. Pocas porque como podréis ver, no me mareo mucho con la estética ni introduzco demasiados elementos.

Hablamos luego de otras varias cuestiones, todas relacionadas con los blogs, el sevillismo en internet, la Red de Blogueros -la "blogosfera", Agustín-, el papel del sevillismo en el espacio...

Capeé como pude, expresé mis opiniones -siempre escasas, siempre contenidas- y terminamos.

Parece increíble que a pesar del mal trago que estás pasando, media hora se disipa de momento. De pronto te dicen "treinta segundos". Y se ha acabado.

Me pidieron que señalara algunos blogs que me parecieran recomendables y a pesar de que dije tres o cuatro, debo pedir disculpas a todo el mundo bloguero porque me fue imposible nombrar a todos los que admiro. Mi lista de "favoritos" es tan larga que hubiera necesitada un buen rato enumerarlos todos.

Quiero, para terminar, agradecer los comentarios recibidos de

Jose Enrique
Antonio
Carlos
Juan Antonio
Ramón...

Y un beso grande para Laura. Un abrazo para Chorly y Mapla -que me lo dijo en persona- y para todos los palanganas de Sevillistas por el Mundo a los que pido perdón por no haberlos recordado en la entrevista. Los nervios.

Mi Peña. Nuestra Peña.

La Red, nuestra Red Blanca y Roja.

La Blanca y Red.

Cuidaros.

5 comentarios:

psilcapomaresca dijo...

Enhorabuena por tu presencia en el programa la red de nuestro colores, es decir, ROJIBLANCO, BLANQUIROJO.
Vamos creciendo.

http://www.psilcapomaresca.blogspot.com/

Talibán Sevillista dijo...

Felicidades, fue un programa muy ameno y no se te notaron nada los nervios.
Un abrazo

Carlos Romero dijo...

Pues no se te noto nada el nerviosismo y salió un excelente programa. Las críticas son muy buenas y se reflejó tu blog a la perfección.

A ver si vas a asustar a los que vengan después de tí :D

Es un programa muy corto para extenderse. Debería ser un pelín más largo para profundizar un poco.

Pero te salió muy bien, en serio.

Felicidades

Administrador dijo...

AMIGO BUENAS NOCHES, PRIMERO POR SABER DE TI,Y DESPUES QUE TE NOTE MUY INTEGRADO Y SIN NEVIOS, ENHORABUENA, PUES NADA FELICIDADES.

ayer y hoy sevillista dijo...

Mi enhorabuena y un saludo al maestro de las letras sevillistas.
Gran programa, con su pizquita de bohemia y misterio, como requiere este gran blog.