lunes, 13 de julio de 2009

ALGUNAS CLAVES

Saludos.

Me preguntaba un amigo, extrañado, que de dónde saco tantos temas para escribir, que cómo me inspiraba, sobre las visitas de las musas... Prometí darle algunas claves aquí:

No es tan difícil y solo hay que tener siempre cerca un papel y un bolígrado porque las musas, ésas mariposillas de ojos negros y grandes que revolotean sobre tu cabeza en todo momento, nunca tienen hora fija para acercarse a tu oreja y sisearte unas palabras, una idea, un argumento.

Bien es cierto que hay días, semanas y hasta meses que no están, no las ves y te desesperas buscándolas por todos lados. Son volubles y caprichosas y tienen unos horarios laborales que ya quisera yo para mí.

Pero otros días, de pronto, comienzan el conocido baile sobre tu calva, girando vertiginosamente, hablando y gritando todas a la vez y luego una, en picado, baja veloz, apenas un instante y suelta la palabra junto a tu oido, la deja y se vuelve a juguetear con sus hermanas.

Hay algunos días que recibes varios soplos.

Y es ése el momento crucial porque si no te has provisto de las herramientas necesarias para la memoria -el papel y boli que decía-, tienen la volatilidad exacta para que luego, cuando te sientas a escribir, no recuerdes qué te dijeron. Y te desesperas porque sabes que eran un gran argumento pero no sobre qué.

Trabajando, en casa, leyendo, viajando, en Metro... llevar la libretita de los tesoros es fundamental para capturar la inspiración, para reirte un poco de ellas y decirles "me acuerdo, pequeñina". Y lo atrapas.

Hay, por otra parte, algunas otras acciones que también son importantes. Conviene ser curioso. Pero no curioso, sino CURIOSO, es decir, interesarte por todo y que todo te interese; no quedarte en lo superficial y mirar, siempre, qué hay detrás de eso que ves, qué significa, qué esconde.

Preguntarte contínuamente los porqués de las cosas, de los actos, de los procesos que desfilan ante tí durante toda tu vida, tomar nota y archivarlos. Hay un montón, la mayoría, que pasan directamente al disco duro del coco, apartados de "por si acaso", "poco importante", "usar solo en caso de necesidad..." Los dejas ahí, sin un fin concreto, sabiendo que quizás no llegues a necesitarlos jamás. Pero el simple hecho de saber que están almacenados, los hace más susceptibles de ser utilizados en algún momento. A veces para cuestiones que nada tienen que ver con lo que estés escribiendo pero que sabiamente encastradas, resuelven puzles de inspiración.

La persona más inteligente que he conocido, mi padre, me decía aquello tan manido pero no por ello menos cierto de que "el saber no ocupa lugar". Y descubres que si te pones a pensar un rato en cualquier cosa, o a escribir, recuperas datos de ése almacén de los "por si acaso" que no recordabas que tenías. Y ayuda un montón. Os lo garantizo.

También es cierto que hay que tener unas ciertas condiciones naturales y que te guste, pero doy fe de que es posible incitar, empujar, provocar y seducir a alguien para lo intente, para que pruebe. Y cuando ves que tus "alumnos" se inician tímidamente, progresan y luego se lanzan orgullosos a soltar todo lo que llevan dentro, te sientes bien. Muy bien.

A veces, ni siquiera hay que decirles nada. Solo le pones delante de las narices un par de modelos, de ejemplos. Ellos solos -y esto es lo importante-, se preguntan ¿y porqué yo no?. Y ya están ganados para la causa y para siempre.

Es fundamental, igualmente, la imaginación. Debes ser capaz de volver un argumento para sacarle punta por el otro extremo; no quedarte en un chiste que te cuenten, una chorrada, y llevarlo más allá, forzarlo, adornarlo y enriquecerlo con tus propios aportes.

Nunca temas decir tonterías y solo ten tacto para saber dónde hay que soltarlas.

Las palabras pueden ser modificadas y obligarlas a decir otra cosa. Las frases también. Hacer juegos de palabras es obligado porque te ejercita la mente para tareas más complejas y eso, para escribir, es básico. Además, te facilita construir frases de más de una forma y luego elegir la mejor.

Por fin, ayúdate de todos los medios que quieras: diccionario -para escribir lo más correctamente posible y saber qué significan las palabras-, diccionario de sinónimos y antónimos -para evitar que aparezcan los mismos términos repetidos en una o dos frases- y ya que estamos, Internet.

Internet, con todo lo bueno y malo que tiene, es, por encima de todo lo demás, INFORMACION. Seguramente la fuente de información más poderosa jamás ideada por el ser humano.

Si tienes una duda, la que sea y como me ocurre a mí cada día montones de veces, solo teclea en la barra de búsqueda y verás que aparecerán docenas, cientos, miles de entradas en las que alguien ha escrito sobre ello.

La Wikypedia, por ejemplo -la más impresionante obra colectiva mundial-, raramente te dirá que no contiene datos sobre alguna cuestión. Y no solo te informará con precisión de lo que te interese, si no que te ampliará ésa información -con referencias y links-, de manera que si acudes por algo concreto, será normal que salgas con muchísimo más datos que no pedías pero que te ayudarán a estructurar mejor y hacer más rico tu discurso.

Son, amigo, algunas claves. Comprenderás que no puedo precisar cómo funcionan mis neuronas -en el supuesto de que tenga más de una-, pero con éstos truquillos que te digo puedes llegar a ser, como yo, un magnífico aprendiz de todo y maestro de nada.

Cuídate. Y escribe, tío.

5 comentarios:

MAGASE dijo...

Si es lo que yo digo,se me van las musas voladoras de paseo y me encuentro la fuente de inspiración aqui en mi hermano,en mi profesor,mañana espero licenciarme en carpinteria de muebles,empiezo y ya te contaré,es lo que ahora me tiene mi neurona o mi media neurona ocupadisima,un abrazo hermano y cuando tenga perdida la inspiración,recordaré este post y sera para mi como la guia campsa o el mismo GPS que me lleve hasta la misma puerta de esas joiaporculos musitas,te quiero un webo hermano,eres la hostia.

Puerta 15 dijo...

Ahora me explico por qué ha sido escogido blog del mes.
Siento no haberlo descubierto antes.

Anónimo dijo...

Digo lo mismo que "Puerta 15". Aunque había leído comentarios suyos en la blogosfera Sevillista, no había descubierto su blog hasta que le concedieron el premio de "blog del mes".

Da gusto la cuidada ortografía, sintaxis, variedad expresiva, etc., que tanto se echa de menos hoy día en cualquiera que escribe.

Finalmente, sólo decirle que Wikipedia es magnífico como bien dice, pero tengo noticias más que fiables de que tampoco "es oro todo lo que reluce". Y si no, pregúntele a Carlos Romero o Antonio Ramírez (no recuerdo cuál de los dos) acerca de la página de R.C.R. de Huelva en Wikipedia, donde los administradores (o mederadores, no recuerdo el término), no dejan "meter baza" a nadie.

En fin, lo dicho: enhorabuena (...Y "cuidate"... ¿no?).

Manolo Galán.

jose antonio dijo...

lástima de no haber descubierto este blog antes, pero mas vale tarde que nunca!
un saludo!

Gol Sur, Tribuna Alta dijo...

Me gusta mucho escribir, así que me guardo estos truquillos.

Lo del lápiz y papel a mano es muy importante, ya dijo Pablo Picasso que la inspiración es fundamental, pero te tiene que coger trabajando.

Un saludo.