domingo, 11 de enero de 2009

KANOUTE

Saludos.

Quería escribir algo sobre la actitud de Kanouté en el partido de Copa frente al Depor.

Estaba dándole vueltas para enfocarlo de la mejor manera posible. Pero me encuentro al admirable A. Ramírez, en su blog voladizodegolsur.blogspot.com, que dice lo que sigue y que me parece que cumple, de todas todas, con mis intenciones.

Gracias, amigo.

3000 euros.

No es demagogia.
Las guerras, todas las guerras matan cada año a miles de criaturas. Las guerras matan a soldados, a la población civil y sobre todo a ancianos y a niños. Muchos niños mueren a diario por la violencia engendrada en despachos y oficinas, donde el frió cálculo de los tecnócratas aprueba grandes presupuestos bélicos y miran para otro lado ante el hambre del mundo.
Las grandes potencias amparan los capitales de las industrias armamentísticas...y no pasa nada, los niños siguen sufriendo y no pasa nada. Nadie multa a nadie. Todos se culpan unos a otros.
¿Porqué no multamos a los que guardan silencio?
Nadie es responsable de nada. Muchas reuniones, muchas cumbres, muchas buenas intenciones pero nunca se arregla nada.
Palestinos e israelitas llevan muchos años a la gresca. Unas veces es el terrorismo islámico y otras el ejercito judio. La Tierra Santa es una tierra de sangre y muerte, de horror y frió de cadáveres.
Tanque frente a piedra, bomba frente a misil. Miseria contra miseria y los niños siguen muriendo.
Y nunca se multa a nadie.
Y siempre se mira para otro lado.
Y nadie soluciona nada.
De vez en cuando, muy de vez en cuando, aparece un ángel protestón, una persona que desde su atalaya privilegiada y notoria alza la voz... o su camiseta. Y nos muestra la tela negra teñida de luto por la muerte de tantos inocentes.
Pero los jerifaltes de los altos comités dicen que eso no está bien, porque no es políticamente correcto, porque un deportista sólo debe dedicarse a su deporte.
Pues vale.
3000 euros de multa a Kanoute. 3000 euros para las arcas del comité que seguramente no serán empleadas para dar de comer a nadie necesitado.
La ley es la ley.
Ojalá saliesen en la próxima jornada 3000 Kanoutes con otras tantas camisetas negras de luto por los oprimidos y por sus muertos.

1 comentario:

A. Ramírez dijo...

Amigo Ariza;
Mi casa es su casa. La llave está bajo el felpudo de la puerta. Entre cuando quiera y abra el frigorífico cuanto desee.
Un abrazo