miércoles, 17 de diciembre de 2008

CARTA A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos:

Si es cierto que sois magos, ya deberíais saber que yo no creo en vosotros. Ni en papá Noel ni en Santa Claus porque viajan solos y eso es sospechoso.

Además, tampoco soy monárquico, por lo que nuestras relaciones no parece que vayan a tener un futuro prometedor.

Sin embargo, en estas fechas es necesario enviaros algo, lo que sea, porque lo hace todo el mundo y por pedir que no quede.

Puestos a pedir… sería conveniente saber hasta dónde podemos llegar en nuestros deseos porque es preferible quedarse un poco corto que no pasarse, que luego llegan las decepciones.

Y antes de comenzar con mi lista, ¿podéis aclararme porqué el último siempre es el negro? ¿Es por el color? ¿Acaso su corona no es tan sólida como la de los otros? ¿Es de un país pequeño y los blancos de otros grandes? ¿Porqué no salió en la prensa que hay otro negro, además de Obama, que manda en algún sitio?

Además, ¿porqué el más blanco, el Melchor, llevaba oro y los otros, el moreno y el negro, aroma y bálsamo? ¿No es discriminatorio? Podían haber llevado diamantes, rubíes, zafiros, esmeraldas…? ¿Y un poco de turrón? ¿Quizás un forro polar puesto que la noche estaba tela fría?

Por cierto, ¿aún no tenéis GPS? ¿No os dá para un Tom Tom? ¿Tenéis que seguir persiguiendo una estrella por los siglos de los siglos? ¿Qué pasará el año que esté nublado o que la contaminación no deje ver las noches claras?

A ver si os vais a equivocar de portal y os encalomáis en Belem, Portugal.

Os informo que hay vuelos baratos que hacen trayectos largos en pocas horas y así podríais evitaros la paliza de los camellos porque, sospecho, deben dejar las posaderas hechas unos zorros.

Imagino que el viaje sería atroz teniendo en cuenta el talibanismo que asolaba la región en aquellas fechas. No debió ser fácil saltarse los controles romanos de carreteras a menos que llevárais pasaporte diplomático.

¿Y qué hicisteis después de entregar los regalos? ¿Volvísteis a vuestras casas u os quedásteis por allí, a curiosear, a hacer algunas compras? ¿Estaba barata la vida por Palestina?

Por si no lo sabéis y porque puede que no tengáis televisión por satélite, ahora está la cosa chunga: los judíos (los mismos de la clase del niño aquel), se están tapiñando a montones de nativos, los palestinos, de mala manera. Espero que no se os ocurra volver este año porque es muy peligroso y puede que no respeten ni los pasaportes ni las coronas. Incluso pueden decomisaros los regalos pensando que pudieran ser armas químicas o contrabando. Mucho ojo.

Tampoco entendí jamás que llegárais los tres a la vez. ¿Os encontrásteis por el camino? ¿Cerca ya o lejos aún? ¿Cuál era la contraseña para saber que no había impostores haciéndose pasar por rey mago? Había mucho pillo entonces ¿verdad?

¿Y los séquitos? ¿Ni siquiera un par de pajes para hacer las comidas, ayudaros a desvestiros a la hora de ir a la cama, echarles algo de forraje a los camellos…? ¿Los pajes de los reyes blancos eran blancos o negros? Me preocupa.

Pero se me está yendo la olla. Estábamos en que había que pediros algo, lo que sea. Sin embargo, visto lo visto, dudo bastante de vuestros poderes. ¿Ni un triste GPS? ¿Ni siquiera la guía Campsa?

Bueeeno, vaaale… Deseo que me traigáis un remedio urgente para la crisis y un título para el Sevilla.

¿Qué? ¿No admitís bromas?

Cuidaros.

1 comentario:

MAGASE dijo...

sencillamente genial como siempre hermano,yo solo le pido a los reyes una cosa y es que tenga siempre la suerte de tener un comentario tuyo que poder leer,para seguir aprendiendo de esa sabiduria que dios te ha otorgado y de tu saber expresarla,cuanto me has enseñado hermano y cuanto bien me haces sin tú quererlo,solo con ser como eres eres todo un ejemplo a seguir,te quiero tio,feliz navidad para ti y para carmen y que sigas siendo asi por muchos años,hasta el infinito y más alla.

si con esto te pones colorado,te jodes,jajajajajaja,es culpa tuya el que yo te diga estas cosas.