lunes, 13 de octubre de 2008

INDESEABLES

Saludos.

Dice el DRAE:

indeseable

1. adj. Dicho de una persona: Cuya permanencia en un país consideran peligrosa las autoridades de este. U. t. c. s.

2. adj. Dicho de una persona: Cuyo trato no es recomendable. U. t. c. s.

3. adj. Indigno de ser deseado.

Veréis, pues, que hay personas cuya presencia no se desea y cuyo trato no es recomendable.

Personas que vayan donde vayan y hagan lo que hagan, nadie los quiere. Personas que estorban en todos lados; que son expulsados de cualquier sitio y aunque no sean peligrosos, son eso, indeseables.

Son también personas con una larguísima lista de expulsiones por indeseables, es decir, que no despiertan deseos ni literarios, deportivos o presenciales. La lista es muy extensa.

Son los que estorban y molestan; insufribles, insoportables, pedantes y falaces.

Son todo un regalo... envenenado.

Por supuesto, plagados de sí mismos. Muy plagados. Tan plagados que no se soportan ellos mismos y deben castigar a otros con su indeseable presencia.

Son faros luminosos en la oscuridad que les rodea, en el mar de ignoracia por donde navegan. Luces a las que acuden las polillas y se queman las alas.

Arañas, también, que tejen sus hilos pegajosos con los que atrapar a los insectos que luego devoran.

Y expertos decoradores que crean fabulosos escenarios de papel y carton, porque no son capaces de vivir una vida real y deben fabricarse ilusiones que les hagan soportarse. Escenarios donde son reyes, actores principales, protagonistas.

Hasta que acaba la función. Luego vuelven a sus insoportables existencias miserables.

¿Conocéis muchos indeseables?

Yo si.

Cuidaros.