martes, 1 de julio de 2008

LOS LIMITES DE LA ESTUPIDEZ

Saludos.

Siempre había pensado que los seres estúpidos eran eso, estúpidos, y que llegados al nivel de estupidez suficiente, se estabilizaban y quedaban en ése limbo donde se reúnen los idiotas, los imbéciles, los cretinos y los lelos.

Pero aún tengo capacidad de sorpresa cuando pensaba que ya no: Se puede ser más estúpido de lo que se aparenta y se puede acceder a estratos superiores.

Parece inconcebible que seamos incapaces de leer correctamente (incluso de "saber leer", a secas) y no detectar las ironías, los mensajes ocultos, las burlas, la sorna, el insulto... y buscar argumentos inauditos que oculten la idiotez propia.

Es perverso.

Y parace más aluciante todavía que se presuma de nivel, de status, de capacidades y de inteligencia.

Un creyente diría que es blasfemo.

Como también es increíble la capacidad de imaginar un mundo dirigido en una sola dirección: el propio ombligo.

Es nauseabunda tanta estupidez.

Casi duele.

Cuidaros.

1 comentario:

mangrande dijo...

chapo mi hermano,lo que yo estoy aprendiendo en este blog,no sé si te lo podré pagar algun dia,me enseñas a diario cosas que están ahi y no veia,felicitaciones como siempre,sigue asi maestro,todo un lujo poder leer esta obra maestra a diario,no quiero seguir que parece adulador tanto piropo,pero en honor a la verdad tengo que hacerlo,es superior a mi.un abrazo.